FORO ASTURIAS · 01/02/2020
Pelayo Barcia: “Pedir la subida del IPREM no es agradable, pero Asturias se ha convertido en una región que depende absolutamente del dinero público y de los subsidios para sobrevivir”

El concejal de FORO en el Ayuntamiento de Gijón, Pelayo Barcia, ha anunciado que en el próximo Pleno presentará una proposición para instar al Gobierno central a incrementar el IPREM (Indicador Público de Rentas de efectos múltiples) que se usa como referencia para el pago de ayudas sociales y subsidios.

Esta proposición, afirmó, es “respetuosa con la actual estrategia del Gobierno del Principado, de no alzar la voz de Asturias en Madrid, ya que no se pide nada en exclusividad para Asturias (Inversiones, Financiaciones, etc.) que pudiesen crear recelo entre los socios del actual Gobierno de la Nación y tensar la gobernabilidad de España, pero es una forma velada de conseguir recursos para Asturias, ya que en nuestra región hay miles de personas percibiendo Ayudas y subsidios que dependen de este indicador, porque Asturias tiene uno de los mayores índices de parados de muy larga duración de España”.

 

El concejal forista explicó que “la reciente subida del SMI apenas tendrá repercusión en Asturias porque, en general, este no es un salario altamente frecuente en nuestra región, ya que aunque el mercado laboral asturiano es escaso, solamente trabajan en el sector privado por cuenta ajena unas 230.000 personas, estas lo hacen en unas condiciones aceptables con el quinto salario medio más alto de España”. “Esta escasez de trabajo en el sector privado, junto con las 260.000 personas mayores de 65 años que hay en Asturias, demuestra que Asturias es ya una comunidad autónoma totalmente dependiente de los Salarios de la Administración Pública, de las Jubilaciones y prejubilaciones y de los subsidios”, añadió.

 

Barcia señaló que “por eso ya es más importante, en términos económicos, la subida de los salarios a los Empleados Públicos, la subida de las Pensiones (Asturias tiene la segunda pensión media más alta de España) y la subida de los indicadores que determinan las Ayudas Sociales, que la negociación de los Convenios Colectivos de los sectores laborales tradicionales de Asturias, que cuando se negociaban, en décadas pasadas, tenían una gran repercusión mediática por su impacto económico en la región”.

 

Por ello, explicó el concejal de FORO, “respecto de las pensiones y el salario de los Empleados Públicos parece que el Gobierno ya ha tomado medidas, pero sigue olvidándose de la parte más débil, los perceptores de subsidios y Ayudas Sociales”. Barcia remarcó que “en este apartado se aprecia un desfase y el indicador que regula los subsidios, el IPREM, lleva diez años sin actualizare sustancialmente encontrándose en 537,84€. A esto se suma que el SEPE solo paga el 80% de esta cantidad en el pago de sus subsidios, quedando la cuantía más frecuente que se percibe en 430€ al mes. Esta situación nos parece ridícula, porque no tiene sentido crear un indicador público y que luego la propia Administración le aplique un porcentaje reductor, con lo que también pediremos que se pague el 100% y no el 80% en estos casos”, valoró.

 

Barcia explicó también que “indirectamente, que otras administraciones concedan más dinero a las personas con carencia de rentas de Gijón, puede suponer un desahogo para las arcas municipales y por ello, propondremos que el dinero municipal que iba dirigido al pago de ayudas, pueda, en parte, ser utilizado para otros programas dirigidos a programas de inserción laboral”. El concejal precisó que “según nuestras estimaciones, de subirse el IPREM a 670€ (60% del SMI) Gijón podría recibir anualmente unos 20 millones de euros adicionales de otras Administraciones”.

 

“Esta subida clarificaría el mapa competencial en el ámbito de los Servicios Sociales, haciendo que la Fundación Municipal de Servicios Sociales se centre en programas sociales y no en la concesión ayudas, lo que ha sido una queja continuada por parte de casi todos los grupos políticos y por parte de los trabajadores de la propia Fundación Municipal”, afirmó.

 

“Como gijonés y asturiano no me siento nada orgulloso de esta proposición ya me gustaría que Asturias fuese un lugar donde sus habitantes viviesen principalmente del fruto de su iniciativa y trabajo y no un territorio que depende de las jubilaciones, las prejubilaciones y los subsidios que pagan otros. Por lo tanto, pedir la subida del IPREM no es agradable, pero a Asturias, tras 40 años de socialismo depende de las ayudas del Estado para subsistir, por lo que somos pragmáticos y pedimos lo que Asturias necesita, aunque no nos guste hacerlo. Hemos pasado de la Asturias de los minifundios, donde cada agricultor y ganadero vivía de su trabajo, de la Asturias de los emigrantes que se iban fuera y traían riqueza o de la Asturias de los pescadores y marineros que pasaban meses fuera de casa a la Asturias de los subsidios, y todo en solamente 40 años”, concluyó Pelayo Barcia.