FORO ASTURIAS · 06/08/2019
Adrián Pumares: “Adrián Barbón tiene que solicitar de manera urgente una reunión con Lakshmi Mittal para revisar las previsiones de Arcelor y ofrecerle la colaboración del Principado para solucionar ya el problema de los costes energéticos y del CO2”

El secretario general y diputado de FORO, Adrián Pumares, ha declarado hoy a los medios de comunicación que “el presente y el futuro de Arcelor es el problema más grave y urgente que tiene a día de hoy la industria asturiana. Por ello, el presidente del Principado, Adrián Barbón, tiene que solicitar de manera urgente una reunión con el presidente de Arcelor, Lakshmi Mittal, para revisar el programa de cierres de la empresa, y ofrecerle un compromiso de colaboración del gobierno del Principado para plantear una alternativa a los Ministerios de Transición Ecológica y de Industria, y solucionar ya el grave problema de los costes energéticos y del CO2 anunciados en el plan de la transición energética, que afecta al apagado definitivo del horno alto 'B', con un recorte de producción adicional a los 700.000 que ya estaban previstos en Asturias, y que supondrá un paso dramático en el proceso de desertización del Principado”.

 

Adrián Pumares manifestó que “hoy mismo el diario EL COMERCIO informa de que Arcelor ejecutó la mayor parada de los últimos siete años en sus plantas asturianas, con 400 empleados afectados durante una semana. Se trataba del personal de producción a turnos en el tren de bandas en caliente (TBC) y el taller de cilindros. En total, se fueron a casa durante siete días de junio y la medida afectó también al tren semicontinuo, a los parques y a la línea de saneo. Con esta parada, la empresa aspiraba a reducir la producción en unas 80.000 toneladas, el 26% de las 300.000 actuales que expide. Tras los hornos altos y el TBC, llegó el ajuste a la acería de Avilés de 45 a 35 coladas”. “Este último recorte aún no se está notando demasiado por el leve aumento de producción propiciado por los problemas en la planta italiana de Ilva, pero la empresa prevé mantenerlo varios meses. Además, esta misma semana el presidente de ArcelorMittal, Lakshmi Mittal, anunció que el ajuste previsto para Europa, de 3,2 millones, se incrementará en otro millón más en el conjunto del año. A ello se añade que las baterías de cok de Avilés se apagarán el 1 de octubre, tres meses antes de lo previsto. La obra de las nuevas baterías de Gijón no estará lista a tiempo. Se estima, de hecho, que hasta finales de abril de 2020 no podrán estar plenamente productivas. Esto obliga a Arcelor a importar cok para seguir funcionando”, añadió Pumares.

 

El diputado de FORO concluyó que “a la vista de los hechos que están aconteciendo, resulta evidente que hay suficientes elementos de incertidumbre y de preocupación en los cierres y caídas de producción anunciados por Arcelor como para que el presidente del Principado, Adrián Barbón, no pierda ni un minuto para reunirse con el presidente de Arcelor, Lakshmi Mittal, en Londres o donde sea preciso”.