FORO ASTURIAS · 26/12/2018
Pedro Leal: “El establecimiento de un arancel ambiental es imprescindible para proteger la industria básica de Asturias y de España y el empleo que genera, evitando las deslocalizaciones que desertizan”

26-diciembre-2018 (Oviedo).- El Vicesecretario de Coordinación Institucional y diputado de FORO, Pedro Leal, resaltó hoy la importancia de adoptar medidas de protección en defensa de sectores económicos clave como la metalurgia y manifestó que “el establecimiento de un arancel ambiental es imprescindible para proteger nuestra industria básica, el empleo que genera y evitar deslocalizaciones que desertizan” y añadió que “FORO comparte el objetivo de los Acuerdos de París de 2015 cuya finalidad es la descarbonización total del sistema productivo, sin embargo estamos radicalmente en contra de cómo pretende alcanzarlo Pedro Sánchez y Teresa Ribera, con el apoyo de Pablo Iglesias, a base de medidas improvisadas, fruto de su frivolidad, preocupados solo de lucir una etiqueta verde en la solapa, augurando unos resultados que conducen a la desertización de regiones enteras como Asturias en las que la actividad industrial es la base de su economía, por tanto, urge cambiar el rumbo de una política de destrucción a la de protección”.

 

El diputado de FORO explicó que “no se pueden cerrar minas de carbón y centrales térmicas de modo acelerado, cuando no hay alternativas nacionales para sustituir sus capacidades de generación, ni para reducir los costes de la electricidad en España, uno de los tres países europeos con el coste de la electricidad más alto; por el camino que vamos, las deslocalizaciones industriales van a continuar: ARCELOR y AZSA ya han advertido de las amenazas inminentes para sus hornos altos y sus sistemas productivos de acero y zinc, de ahí la importancia de establecer medidas urgentes que protejan esta industria como es el arancel ambiental propuesto para amparar sectores en riesgo”.

 

“Es incomprensible exigir a nuestra industria la implantación de medidas ambientales que lastran su competitividad, y a su vez dejar el camino libre a productos fabricados en países que no cumplen los Acuerdos de París de hace tres años, es decir, de nada sirve iniciar una carrera para ser campeón de la ecología y no tomar medidas para evitar el dumping social y ambiental, que proteja nuestra industria, porque las medidas de Sánchez y Ribera no resuelven el problema de la descarbonización global”, advirtió Leal.

 

“Ejemplo de las improvisaciones del Gobierno son los ataques al sector del automóvil. España tiene 25.000.000 de turismos. Teresa Ribera no habló ni consultó al sector del automóvil, una actitud irresponsable a todas luces para una ministra, sin embargo, independientemente de la fabricación y venta de los coches eléctricos que sustituyan a los de gasolina o diésel. Un profesor de la Universidad Libre de Bruselas recientemente ha hecho un estudio según el cual la recarga rápida del 10% del parque español de turismos si son eléctricos requiere doblar la capacidad del parque de generación de electricidad, lo que es imposible lograrlo únicamente con las renovables, cerrando al mismo tiempo las centrales térmicas”, manifestó el diputado de FORO.

 

“Finalmente -señaló Pedro Leal- la demagogia del discurso de Ribera-Sánchez se pone en evidencia recordando que si se cierran altos hornos en Europa, el acero se producirá en otros continentes, y la descarbonización que pretenden solo servirá para hacer ricos a otros países, y hacer más pobre y dependiente a España, y en concreto a Asturias”.

 

En conclusión, Pedro Leal defendió que “en FORO no queremos volver a los tiempos de los Picapiedra y los troncomóviles, de la mano de Pedro (Sánchez) y Pablo (Iglesias), y que Asturias se convierta en Rocadura. Por este camino, la revolución de los chalecos amarillos de Francia será una broma al lado de lo que puede suceder en Asturias. Alcoa es solo un primer aviso dramático de las consecuencias del camino de la irresponsabilidad”.

 

PNL registrada en el Junta General del PPAA:


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Una reciente advertencia de los responsables internacionales de las multinacionales de la industria electrointensiva, unido a la crisis de Alcoa y su aviso de cierre de plantas en La Coruña (Galicia) y Avilés (Asturias), pone de manifiesto la urgente necesidad de acometer medidas que garanticen la competitividad y la producción de un sector clave para la economía y del que dependen en España, particular en Asturias, decenas de miles de puestos de trabajo y grandes comarcas de población.


Desde 2011 FORO ya viene advirtiendo sobre la urgente necesidad de que España ofrezca unas condiciones energéticas homologables a las de los países de nuestro entorno que permitan a la industria competir en igualdad. Tras la Moción de Censura del pasado mes de mayo de 2018 en la que se invistió como presidente a Pedro Sánchez y se produjo el correspondiente cambio de gobierno, la creación de un nuevo Ministerio para la Transición Ecológica ha dado al traste con las propuestas elaboradas por un Comité de Expertos para afrontar los retos energéticos del futuro. Al revés, las medidas energéticas adoptadas por el Gobierno han incrementado la incertidumbre en diferentes sectores y, de hecho, el de la industria electrointensiva lo está haciendo sentir de forma tan elocuente como preocupante para aquellas Comunidades Autónomas que, caso singular de Asturias, son sede de las principales empresas mundiales en sectores como el acero, aluminio y zinc.


En la vigente Ley de Presupuestos Generales del Estado 2018 se incorporaron medidas para proporcionar recursos a la industria electrointensiva, favorecer su competitividad, mantener sus puestos de trabajo estables, remunerados y cualificados, y generar nuevo empleo, la gran prioridad de España. A punto de finalizar el ejercicio económico, no se han ejecutado las dotaciones presupuestarias de los que dispone el Gobierno lo que supone el desperdicio de importantes recursos que han sido incorporados en la Ley de Presupuestos y que son clave para la industria, así como para avanzar en la innovación tecnológica para limitar las emisiones medioambientales.


La propia industria electrointensiva, comprometida con el proceso de descarbonización pero necesitada de garantías para mantener su actividad y realizar importantes inversiones para atender la creciente demanda tanto actual como futura, ha lanzado la propuesta de aplicar en Europa un ajuste ambiental en las fronteras para que cualquier déficit de derechos de emisión de CO2 sea compensado por el importador de los productos evitando la actual desventaja para nuestras exportaciones.


Por lo expuesto, el Grupo Parlamentario FORO ASTURIAS presenta la siguiente Proposición no de Ley para su debate y votación en el Pleno.


La Junta General insta al Gobierno de Asturias a dirigirse al Gobierno de España y que le solicite expresamente:


1.- Apostar decididamente por la gran industria metalúrgica nacional con medidas que les permitan afrontar a medio y largo plazo con certidumbre sus planes de inversión para atender la creciente demanda de producción y garantizando con ello sus miles de empleos estables y cualificados.


2.- Promover y aprobar la aplicación inmediata de un “arancel ambiental” para equiparar los altos costes asumidos por los productores españoles, singularmente los derivados de las emisiones de CO2, con los productos metalúrgicos elaborados e importados de otros países que arruinan la industria española y europea al practicar una competencia desleal basada en el incumplimiento absoluto de los objetivos del Acuerdo de París de 2015.


3.- Impulsar ante la Unión Europea medidas que favorezcan la competitividad de nuestra industria y eviten los obstáculos para igualar las condiciones y las tasas fronterizas de los productos importados con objeto de equiparar las normativas medioambientales internacionales y las equilibren con el esfuerzo que tienen que realizar nuestras empresas para atender las exigencias comunitarias, las derivadas de la transición ecológica y la descarbonización.