FORO ASTURIAS · 05/12/2018
Patricia García: “Este presupuesto reduce la prestación para personas dependientes en 1.58 millones de euros”

05-diciembre-2018 (Oviedo).- La diputada de FORO y portavoz en materia de Servicios y Derechos Sociales, Patricia García, ha participado en la comparecencia de Presupuestos 2019 referente a la Consejería de Servicios y Derechos Sociales en la Junta General y ha afeado al Gobierno que “este presupuesto reduce la prestación para personas dependientes en 1.58 millones de euros”.

 

Patricia García ha criticado que “tienen ustedes una lista de espera de 3.600 personas pendientes de que se valoren sus casos y, si cabe, puedan recibir las ayudas correspondientes, ha destacado que “en FORO creemos que es necesario reflejar un esfuerzo de eficiencia en el presupuesto” y ha concluido que “con el Salario Social Básico se dan asignaciones a familias que ya se valen por sí mismas mientras que otros siguen sufriendo y necesitan más esta ayuda. Con este presupuesto, el Gobierno favorece que los usuarios se acomoden en la prestación eterna”.

 

Intervención íntegra de la fijación de posición realizada por la diputada de FORO, Patricia García, en la comparecencia Presupuestos 2019 referida a la Consejería de Servicios y Derechos Sociales:

La Consejería de Sanidad sigue aumentando la partida destinada al Salario Social Básico, pasando de los 120 millones de euros del presupuesto de 2.018 a incrementarlo en cuatro millones más. Es un 4,2 % de aumento y, a mayores, hay un crédito ampliable. Pero llueve sobre mojado. Llevamos viendo una serie de importantes incrementos acumulados a lo largo de los años y parece que esta partida no tenga techo.

Sin embargo, la realidad social es que se han estabilizado las solicitudes de alta, la crisis económica ha pasado y hay un tercio de los expedientes sin revisar. Por todos estos factores parece suponer que muchos de los perceptores serán objeto de baja de esta prestación y podrán reinsertarse en el mercado laboral.


Pero ustedes no creen en esto y lo peor es que con ese presupuesto y esta actitud contagian su apatía a los usuarios, que se acomodan en esta prestación eterna. Sin revisiones y sin eficiencia en el servicio les animan ustedes a trabajar en la economía sumergida para complementar esa asignación del salario social básico y seguir así por tiempo indefinido.


Para la inserción social de las personas en riesgo de exclusión, no todo es una ayuda económica, deben ustedes ahora insistir y poner todo su esfuerzo en animar a los usuarios en la formación, capacitación y acceso al mercado laboral. Deben contagiarles una ilusión de futuro para ellos y sus hijos, valiéndose por sí mismos y dignificando su vida.


En FORO creemos que es necesario reflejar este esfuerzo de eficiencia en el presupuesto.


Su discurso transmite la intención, a lo largo de este año, de revisar los aproximadamente 6.000 casos pendientes, pero esas buenas intenciones no se reflejan en un esfuerzo presupuestario para actualizar estas revisiones. Tienen ustedes un retraso acumulado de varios años pero con los mismos medios, el mismo personal y las mismas herramientas informáticas eso se quedará en un bonito deseo, muy propio de estas fechas navideñas.


Por otro lado, este presupuesto ha reducido la prestación para personas dependientes en 1.580.000 euros desde 33.280.000 euros en 2.018 a 31.700.000 euros para el 2019.


Con respecto a las personas dependientes ocurre lo contrario que con los perceptores del salario social básico, lamentablemente no se contempla su curación ni mejoría y las bajas serían por defunción. Nuestra sociedad asturiana tiene serios problemas de envejecimiento y, sobre todo, tienen ustedes una lista de espera de 3.600 personas esperando valorar sus casos y si cabe, recibir esas ayudas.


Y ocurre que mientras su Consejería no atiende a los asturianos dependientes y se da con el Salario Social Básico esta injusticia de asignaciones a familias que ya se valen por sí mismas, hay gente que sigue sufriendo y necesitan su ayuda más que muchos, como por ejemplo una madre con cinco hijos y víctima de violencia de género que indefectiblemente va a ser desahuciada en los próximos días y no tiene vivienda ni ayudas. Lamentablemente no tiene formación y no sabe manejarse ante la burocracia necesaria y ahí deben estar los servicios sociales para asegurar su atención.


Por tanto, estimamos muy necesaria una reorientación de los criterios del presupuesto alejándole del sentimiento de todos los años de disponer de crédito ilimitado y priorizando la eficiencia en las prestaciones para que lleguen a las personas que realmente más lo necesiten.