FORO ASTURIAS · 13/12/2013
La oveja ‘Dolly’ y los ‘epsilones’

 

Dolly’ fue una oveja que a nadie dejó indiferente. Durante un tiempo, los profanos de la genética seguimos su desarrollo a través de los medios de comunicación hasta que dejó de ser noticia. Pero, ¿qué pasó con ‘Dolly’? En realidad fue sacrificada por padecer una enfermedad progresiva pulmonar e irreversible. Un dato curioso, sólo vivió 6 años, frente a una expectativa de vida media de 12 en estos animales y, aunque no se pudo comprobar si había una relación entre su corta vida y su condición de clon, cuando murió tenía la misma edad que la oveja donante de la célula inicial.

Esta historia de ‘Dolly’ me viene a la mente ahora que se acaba de aprobar una nueva ley de educación, la LOMCE, que realmente no es nueva. Quizás sea una ‘Dolly’ más de nuestro sistema educativo. En 38 años de democracia hemos sufrido siete reformas educativas. La primera, la LOECE, entró en vigor en 1980, durante el Gobierno de UCD. Con el Gobierno socialista de Felipe González se aprobaron, entre 1985 y 1995, la LODE, la LOGSE y la LOPEG. En 2003 se apruebó la primera ley de educación del PP, la LOCE. Casi sin entrar en vigor fue paralizada en 2005 por Zapatero, que la sustituyó por la LOE. Ahora nos encontramos con otra más impulsada por el Gobierno de Rajoy: la LOMCE.

No es objeto de esta reflexión desgranar tanta sigla. Lo importante es preguntarse si un país puede soportar siete leyes educativas en 38 años. Y lo interesante es saber si realmente estas leyes han servido para mejorar nuestro sistema educativo a lo largo de los mismos.

Desde la LODE (primera ley socialista) todas han resultado ser verdaderos clones, con sus correspondientes taras genéticas, que se han ido engendrando a lo largo de los años a partir de células adultas y no de embriones.

Los cromosomas de ‘Dolly’ eran un poco más cortos que los de la oveja donante. Si se hubieran tomado células de ‘Dolly’ para una nueva clonación y así sucesivamente, al final tendríamos verdaderos engendros de ovejas dignas de una película de ciencia-ficción, pues realmente eso es lo que está ocurriendo en España con la educación.

El PP, con su mayoría absoluta y en contra de lo comprometido en su programa electoral, no ha dado el vuelco necesario a la educación en España. Nunca le interesó cambiar las estructuras del PSOE y se puede afirmar que la clonación es su fuerte. Los incumplimientos electorales del PP son tan graves que cabe pensar si existe un pacto oculto. ¿Nos olvidamos ya de la política entreguista con los nacionalistas en asuntos educativos con los gobiernos de Aznar, de tantas consecuencias políticas y educativas ? Hay datos muy preocupantes: 1. Los sucesivos informes PISA colocan a nuestros adolescentes en puestos bajísimos con respecto a otros países y en cada evaluación los resultados son peores.

2. Uno de cada cuatro alumnos de Educación Secundaria arroja la toalla. Esto se traduce en un 25% de nuevos analfabetos.

3. Los profesionales de la enseñanza nunca hemos sido invitados a participar activamente en un estudio serio de la situación educativa, y me atrevo a decir que podemos ser los más oportunos para saber qué es lo que no funciona.

Cabría preguntarse si realmente interesa a los dos grandes partidos una buena ley de educación que cree ciudadanos formados y libres, capaces de pensar y decidir. Me viene a la mente la novela ‘Brave New World’, de Aldous Huxley, publicada en 1932. En ella se describe una sociedad categorizada en castas sociales en un supuesto mundo feliz. Los personajes más impactantes en esta historia son los ‘epsilones’ creados y educados para obedecer sin preguntar, para seguir los mandatos de los ‘alpha’, sin cuestionarse ni por qué, ni para qué, pero felices porque sus pobres necesidades están totalmente cubiertas. Ni se cuestionan la felicidad.

 

Camino Gutiérrez

Vocal Comisión Educación de FORO

 

Publicado en El Comercio, 13 de diciembre de 2013