FORO ASTURIAS · 15/11/2013
Landa: “Si defendemos verdaderamente la libertad de la mujer, debemos asegurarnos de que tenga todas las opciones para elegir su maternidad con seguridad y responsabilidad”

Intervención de la diputada de FORO Esther Landa en la toma en consideración de la Proposición de ley de iniciativa legislativa por la que se establece y regula una red de apoyo a la mujer embarazada.

 

Buenos días:

En primer lugar, en nombre de mi Grupo Parlamentario me gustaría felicitar a los promotores de esta iniciativa por todos estos años de trabajo, esfuerzo y constancia que esperamos puedan verse recompensados con la aprobación de esta Ley que, gracias a ellos y a todas esas personas que los apoyaron,  hoy debatimos en este Parlamento.

Hoy nuevamente volvemos a discutir sobre cómo articular y potenciar medidas de protección a las madres en situación de desamparo. Y pongo el acento en el nuevamente, porque ya en el 2012 el grupo de FORO sometió a la consideración de todos ustedes una medida cuyo objetivo era dar apoyo a aquellas mujeres que encontrándose embarazadas y deseando ser madres carecen siquiera de la más elemental tranquilidad, porque se encuentran solas o desamparadas. 

Sí, FORO ya trajo al pleno una propuesta con idéntico objetivo a la que hoy debatimos y fue rechazada.  Me referiré a ella a lo largo de mi intervención.

Por lo tanto resulta obvio afirmar que compartimos el contenido de la iniciativa. Tiempo tendremos en la tramitación parlamentaria posterior, en su caso, de concretar nuestras respectivas posiciones a través de enmiendas que puedan mejorar o adaptar el texto a la realidad actual, pero inicialmente creemos que es un iniciativa muy bien planteada y estamos plenamente convencidos de que con ella se pretende algo absolutamente necesario en la sociedad actual, el apoyo a la maternidad.

Esta proposición plantea crear una red de apoyo a la mujer embarazada, para todas aquellas mujeres que se ven forzadas a tomar un decisión exclusivamente por no haber tenido otras opciones, otras alternativas, por no haber tenido apoyo, asesoramiento, información, por encontrarse en situación de desamparo o por cualquier otro tipo de circunstancia que limita en definitiva el derecho de la mujer a ser madre.  

El compromiso de FORO con las familias es indiscutible. Un compromiso real y fácilmente demostrable; porque nosotros lo demostramos con hechos.

Ya en nuestro primer programa electoral, con el que concurrimos a las elecciones del 2011, dentro de las políticas dirigidas a la protección de la Familia, recogíamos nuestro compromiso en materia de conciliación, de servicios sociales y de protección a la maternidad.

Recogemos en nuestro programa la elaboración de una Ley de Protección a la familia, con especial atención a las familias numerosas, y más concretamente en cuanto a mujeres embarazadas, asumimos los compromisos de:

Conceder una ayuda de 2.000 euros, el llamado “cheque-bebé”, a aquellos padres que carecían de recursos para poder llevar a cabo la crianza de sus hijos. Conviene no confundirlo con el cheque bebé de Areces, que era café para todos y se convertía así en un despilfarro desviándose de su finalidad inicial. Por cierto, la de Areces fue aplaudidísima, la nuestra como es obvio cuando el sectarismo rige en algunos partidos politicos, vergonzosamente denostada.

Y en nuestros programas electorales siempre se han incluido medidas en apoyo de las mujeres embarazadas en situación de desamparo. Cito textualmente: “Conscientes de que no es posible hablar de igualdad cuando una mujer embarazada se ve limitada en su derecho a ser madre por cualquier tipo de circunstancia económica, social o cultural ajena a su propia voluntad, se aprobará la Ley Asturiana de Apoyo a las Madres Gestantes en Situación de Desamparo”.

A pesar de los esfuerzos de FORO, durante su etapa de gobierno, por llevar a cabo estas medidas, fue imposible “gracias” a los grupos parlamentarios aliados entonces. 

PP y PSOE, de la mano, se encargaron de tumbar nuestro proyecto de presupuestos donde se recogía su financiación. 

Llama la atención que los que hoy convierten en bandera de sus inquietudes el problema de las madres gestantes en situación de desamparo, hayan perdido la oportunidad de demostrarlo cuando el gobierno de FORO trajo a este parlamento un presupuesto que aseguraba la cobertura de esta necesidad y lo rechazaron de plano.

También durante la etapa de gobierno de FORO se autorizó la apertura de la Casa de Acogida de la Guía de Gijón a petición de una institución dedicada a la ayuda de estas madres en situación de desamparo. Este es el único recurso que tenemos dirigido específicamente a estas mujeres, en los 30 años de democracia en Asturias. Y este recurso lo autorizó FORO. 

 Ya en la oposición, y como decía al principio de mi intervención, nosotros, que sí luchamos y seguimos luchando por todo aquello que recogemos en nuestro programa,  registramos en esta Cámara en octubre del 2012, hace sólo un año, una propuesta de resolución en la que instábamos al Gobierno a desarrollar ayudas que garanticen una adecuada protección de la maternidad así como la atención y acompañamiento de la mujer durante el embarazo. Concretamente, “a poner en marcha acciones de índole económica, social y cultural destinadas a proporcionar apoyo a las madres gestantes que se encuentren en situación de desamparo y no dispongan de otros servicios de apoyo”.

 Esta iniciativa no salió adelante. ¿Y saben por qué? Usted, Sr. Prendes voto en contra, con IU y el Partido Socialista.

¿Por qué hace un año no y ahora sí? ¿Es admisible un cambio de criterio tan brutal en un partido que se considera serio? Parece que sí, pese a que sorprende, porque este tipo de cuestiones forma parte de la ideología, de la estructura de fondo que soporta un partido. 

¿O es que antes, por intereses exclusivamente partidistas, se juntaba a unos de los que ahora, con unas elecciones cada vez más próximas, intenta alejarse?

No quiero pensar que un grupo político se mueva por intereses partidistas en asuntos tan extremadamente sensibles como este que afectan a personas que se encuentran en una situación de vulnerabilidad extrema. Sería absolutamente reprobable y demostraría una falta de sensibilidad y una tremenda hipocresía.

 Unos demostramos con hechos nuestras apuestas y compromisos. Otros votan ayer una cosa y hoy se comprometen con otra. Unos actuamos con coherencia y rigor y otros con incoherencia y, parece, que en función del contexto.

También resulta lamentable el espectáculo o la imagen que han dado varios grupos parlamentarios estos últimos días.

Cuando lo que realmente importa es centrar nuestra atención en el estudio de políticas efectivas de apoyo a estas mujeres, tristemente hemos visto como el afán de protagonismo de algunos grupos parlamentarios ha diluido este objetivo, porque hemos asistido a un lamentable espectáculo de discusión sobre la posible paternidad o maternidad de esta medida.

Señores de PP y UPyD; no conviertan este debate en el juicio de Salomón, y procuren que el niño se quede entero y no partido en dos.

En todo caso a nosotros, en FORO, lo que nos preocupa es que el niño sobreviva. Tal vez si Salomón tuviese que juzgar nuestros comportamientos, no creo que dudase en otorgar la tutela de la criatura a personas ajenas a los supuestos progenitores

En esta cuestión lo de menos es colgarse la medalla de la paternidad de la iniciativa, lo verdaderamente importante es apoyar la maternidad, apoyar el derecho de la mujer a ser madre.

Los derechos de las personas en situación precaria o de desamparo están en el ADN de FORO, como lo demuestra, insisto, nuestro programa desde el minuto UNO; la plasmación de este en el proyecto de presupuestos y las distintas acciones que llevamos a cabo.

Centrándonos en el tema que verdaderamente nos debe ocupar y preocupar a todos, porque la situación de estas mujeres es ajena a espectros políticos: al margen de ideologías, si defendemos verdaderamente la libertad de la mujer, debemos asegurarnos de que tenga todas las opciones para elegir su maternidad con seguridad y responsabilidad.

Los derechos de muchas mujeres y niños pueden depender de que nosotros nos pongamos de acuerdo, y francamente no encuentro ninguna razón de peso para que ello no sea posible.

Y por tanto señorías, y ya finalizo, les pediría que en este asunto dejemos a un lado todo aquello que nos separa y que nos centremos en lo que hoy tantos asturianos nos están pidiendo, porque estamos discutiendo la toma en consideración de una ley que respalda a las mujeres embarazadas cuando su entorno social o económico les impida o dificulte tener a sus hijos, y ya que tenemos el honor de detentar tan importante responsabilidad pública, actuemos con la seriedad y el rigor que tal responsabilidad exige.

Muchas gracias.