Foro Asturias en Facebook Foro Asturias en Twitter Foro Asturias en Instagram
Foro Asturias en Youtube Foro Asturias en Flickr Foro Asturias WhatsApp

19/03/2012
"Asturias no puede estar con los partidos que nos marginaron"
  • Discurso de Carmen Moriyón en el mitin de Gijón

Buenas tardes, amigos y amigas de FORO Asturias.

 

Me emociona ponerme delante de este micrófono, aquí en el Pabellón Ceares-Coto-Viesques, porque viene a mi memoria la tarde del 16 de mayo del pasado año, cuando por primera vez Foro hacía una gran convocatoria en Gijón para escuchar a Francisco Alvarez-Cascos. Ese día fue la primera vez que pudimos comprobar que éramos muchos, muchísimos, los que estábamos a favor de este proyecto.Nos habían querido tapar la boca diciendo que éramos cuatro gatos que no teníamos ni idea de política, que éramos un partido de resentidos, y sin embargo, aquel día se celebró el mitin más concurrido de toda la campaña electoral en Gijón. Los gijoneses tenían más interés en escuchar a Cascos que al PSOE y al PP juntos.

 

En aquella ocasión, Francisco Álvarez-Cascos se refirió al Pacto de la Zoreda, que luego adquirió el nombre de Pacto del Duernu. La entente entre PSOE y PP para aprovecharse de Asturias a costa de los asturianos Pues bien, todo lo que vimos después de las elecciones autonómicas no fue otra cosa que la representación del Pacto del Duernu, con los dos partidos formando una coalición contra el Gobierno de FORO. Juntos en la Junta General del Principado lo primero que hicieron PSOE y PP fue subir la asignación económica a los grupos parlamentarios. El mensaje fue muy claro: lo primero comer, lueg gestionar. Ya lo dije antes: el Pacto del Duernu.

 

En los siete meses que duró la legislatura, PSOE y PP no tuvieron otro objetivo que bloquear al Gobierno, hasta votar conjuntamente la enmienda a la totalidad contra los Presupuestos del Principado. Tenían un plan muy claro: bloquear al Gobierno, impedir que tomara decisiones hasta que los problemas se pudrieran. Tenáin una estrategia-trampa: no dejar gobernar a FORO ni ponerse ellos a gobernar hasta lograr su objetivo, que la gente se desilusionara con nuestra gestión.

 

Un plan muy bien urdido, pero con un pequeño defecto: no sabían a quién se enfrentaban. Si el presidente del Principado fuera como sus antecesores, se hubiera aferrado al cargo. Es lo que siempre se hizo en Asturias: no bajarse del coche oficial ni aunque estén las ruedas pinchadas; vivir otros cuatro años a costa de los asturianos sin resolver ni uno solo de sus problemas.

 

No sabían a quien se enfrentaban. Si Francisco Alvarez-Cascos volvió a la política regional es para mejorar la Educación, la Sanidad, los Servicios Sociales, las oportunidades de los jóvenes, la competitividad de nuestra industria, para exigir las inversiones que Madrid aplaza en autovías o en líneas de Alta Velocidad. Para ser útil a la región volvió a la batalla política no para vivir de los impuestos que pagan los asturianos. Por eso, ante la estrategia-trampa del PSOE y PP, convocó nuevas elecciones. Para que decidan los asturianos.

 

El otro día decía Javier Fernández, el candidato del PSOE, que él nunca habría convocado elecciones anticipadas. ¡Claro que no las habría convocado! ¡Pero si este señor nunca tomó una decisión! ¡Si no hace nada! ¡Absolutamente nada! ¡Si vive de estar sentado en dos escaños a la vez, uno en el Senado y otro en la Junta General del Principado! Javier Fernández fue responsable del acuerdo con Gabino de Lorenzo y Ovidio Sánchez para impedir el avance del Gobierno del Principado. Sin ese acuerdo, ahora Asturias tendría presupuestos, habría más dinero para los servicios públicos y la inversión productiva. Nada de eso les interesaba y por eso se aliaron contra el progreso de Asturias.

 

Más increíble fue aún la política del PP que se puso a defender los chiringuitos socialistas, las empresas públicas que había engordado Areces, impidiendo que el Gobierno de Foro recortara gastos superfluos.

El PP defendió el modelo del Niemeyer sustraído del control público por Areces para ponerlo en manos de ls amigos del PSOE. Y mientras Rajoy recorta el presupuesto de TVE, el PP asturiano defendió la costosa programación de la RTPA.

 

No nos engañemos, la alianza parlamentaria del PSOE y del PP contó con poderosos aliados que no tienen escaño en la Junta General del Principado, pero que están acostumbrados a mandar mucho en nuestra región. Lo que más les molesta a todos es que Francisco Álvarez-Cascos sea el primer presidente de Asturias que no acepta la existencia de otros poderes públicos por encima del gobierno democrático.

 

Cuando hubo que defender el modelo tradicional de caja de ahorros, Cascos levantó la voz. Cuando hubo que recuperar el control público de la Fundación Niemeyer, Cascos no aceptó el chantaje del lobby cultural de izquierdas y puso el centro cultural bajo control de mayoría pública. Cuando hubo que recortar dinero a la RTPA, a Cascos no le tembló el pulso. Cuando hizo falta reclamar los 800 millones de fondos mineros que nos quiere quitar el Gobierno de Madrid, Cascos se quedó solo en la Junta General del Principado reclamando la deuda con la minería asturiana.

 

Dicen que Cascos no negocia, porque no se calla. Ya están todos los diputados del PP para actuar como palmeros ante los planes de Rajoy, y ya están todos los diputados socialistas dispuestos a supeditar los intereses asturianos a los planes de Rubalcaba. Es lógico que actúen así, porque ya lo estamos viendo en esta campaña electoral, Javier Fernández o Mercedes Fernández no convocan un acto de campaña sin la presencia de algún jerarca de la dirección de su partido.

 

Vamos a ganar estas elecciones contra el bipartidismo, contra los amigos del bipartidismo, contra los que llevan treinta años recibiendo cestas de Navidad de las empresas beneficiadas por la administración socialistas, contra los que quieran que siga todo oscuro para tenerlo ellos todo claro.

 

En nueve meses en el Ayuntamiento de Gijón hemos aprendido que en vez de competir con otros partidos, nos enfrentamos a un régimen, el régimen socialista, que sigue vivo aunque ya no gobierne el Ayuntamiento.

Habéis visto los pufos de la herencia socialista, eso que Francisco Alvarez-Cascos llama, “campo minado”.

Ahí está el agujero de las cocheras de EMTUSA. En los pliegos de contratación de la obra no se preveía la actualización de precios del arrendamiento, pero luego fue introducida por los socialistas para que el Ayuntamiento tenga que pagar al empresario de turno 31 millones de euros más de los previstos. Un ruina para el Ayuntamiento de Gijón, al tener que pagar un total de 84,6 millones de euros por utilizar durante 30 años las cocheras municipales. ¿Cómo se puden pagar 14.000 millones de pesetas por guargar y limpiar los autobuses y el garaje de EMTUSA? ¿Cómo se puede gestionar de una manera tan burda conotra los intereses patrimoniales del Ayuntamiento de Gijón? Nos rebelamos contra un apaño tan gravoso para los gijoneses que pagamos los 14.000 millones de pesetas con nuestros impuestos. El asunto está en manos de los servicios jurídicos del Ayuntamiento.

 

¿Y qué deciros de El Musel? Los mismos que crearon un sobrecoste de 215 millones de euros le dicen ahora a la Autoridad Portuaria que no eleve las tarifas del puerto porque expulsa los tráficos de graneles. ¿Quién hunde El Musel, los que crearon un sobrecoste inexplicable o los que tenemos que pagar el sobrecoste?

 

Sobrecostes en las cocheras, sobrecostes en El Musel y la nada en Gijón al Norte. Diez años para hacer una estación provisional. Eso es todo lo que hicieron los socialistas. Durante los años de crecimiento económico estuvieron cruzados de brazos y ahora nos encontramos con un proyecto abandonado.

Nosotros vamos a reivindicar ante la ministra de Fomento que Gijón al Norte es un proyecto fundamental para la ciudad y no puede quedar olvidado entre los papeles del Ministerio de Fomento. Si la ministra considera que Gijón al Norte perdió el Norte, como dijo el otro día en el Senado, nosotros vamos a ayudarle a encontrarlo. No aceptaremos que la gran transformación urbana finalice con un gran erial en el centro de la ciudad, porque le venga bien al Gobierno. Para alzarnos contra la desidia de los socialistas y las particulares prioridades del Ministerio de Fomento, estamos nosotros.

 

Podría seguir hablando de muchas cosas, porque desde el Botánico, hasta el Teatro Jovellanos, pasando por los convenios con la Universidad o el plan de fachadas, todo es una herencia desastrosa. Aún con todo soy optimista. Sé que estamos en una crisis económica brutal y que dentro de unos días Rajoy presentará un proyecto de Presupuestos Generales del Estado que dará paso a una economía de guerra, pero soy optimista. Lo soy porque Foro va a ganar las elecciones, y con Cascos en la Presidencia del Principado no podrán ningunear los intereses de Asturias ni de Gijón.

 

Imaginaros por un momento que Mercedes Fernández o Javier Fernández gobernaran en Asturias. Ella firme ante las órdenes de Rajoy y él sin posibilidad de que lo escuchen en Madrid porque a pocos kilómetros de su casa nadie lo conoce. Ese sería un retroceso histórico para Asturias. No os preocupéis, no hemos llegado hasta aquí para perder ahora. No hagáis caso a los malos augurios porque provienen del sindicato de intereses regionales, en el que militan todos los que se aprovecharon hasta ahora de la hacienda asturiana.

 

Vamos a ganar, porque tenemos un líder de talla nacional, porque es el único de los que se presentan que quiere, de verdad, arreglar esta situación. Porque ya ha demostrado este año que no se arruga ante los poderosos de Asturias ni de fuera de Asturias. Porque no tiene jefes en Madrid ni en ningún otro sitio. Porque está respaldado por un partido entusiasta que sabe luchar contra la adversidad. Porque sólo responde a los intereses de los asturianos.

 

Hiciste bien, presidente, en convocar elecciones. En acabar con la trampa que PSOE y PP tendían al Gobierno y a los asturianos. Por darle la oportunidad al electorado de desenmascarar a los tramposos. Por demostrar a esa larga lista de apoltronados que nosotros vinimos a la política a resolver los problemas no a convivir con los problemas. Porque a nosotros no nos mandan cestas de Navidad. Porque tenemos firme voluntad de acabar con la corrupción. Porque no estamos en ninguna agenda rosa. Porque podemos bailar con la mano abierta. Porque queremos adjudicar los contratos con transparencia.

 

Presidente, tu marcas el camino que nos llevará al triunfo. Vamos a gobernar porque Asturias no puede apoyar a los partidos que nos marginaron. Hay que recuperar el tiempo perdido con el bipartidismo.

Quedan seis días. Todos debemos colaborar en convencer a los indecisos. Estar en Foro Asturias implica trabajar para desvelar la realidad que otros tapan o emponzoñan. Hablemos con familiares, amigos, vecinos, conocidos. El domingo tiene que votar todo el mundo, con el hormiguero como emblema, con la papeleta de Foro y con el nombre de Francisco Alvarez-Cascos. A GANAR POR EL BIEN DE ASTURIAS Y DE LOS ASTURIANOS.

 

Compartir noticia por email
Imprimir noticia

Juntas Locales

Agenda
 
Agenda Cascos
El Hormiguero. Último número
Búsqueda Avanzada


C/ Pepe Cosmen Nº 1. 33001 Oviedo.
985202745. Fax 985223554.
http://www.foroasturias.es · sederegional@foroasturias.es
Aviso Legal
Contacto
RSS