Foro Asturias en Facebook Foro Asturias en Twitter Foro Asturias en Instagram Foro Asturias en Youtube Foro Asturias en Flickr

04/06/2020

Adrián Pumares: “El rebrote de coronavirus en la residencia El Carmen de Gijón requiere explicaciones ya, hay situaciones que no se pueden tolerar”

  • “Lo que ha pasado en las residencias públicas y privadas del Principado ha sido pavoroso, y la fragilidad que se percibe ahora, cuando se supone que la pandemia está controlada, es alarmante”

  • “Es un hecho incontestable que no hemos estado a la altura que se merecen nuestros mayores, pero lo más triste es que, ante la posibilidad de un rebrote, los lugares más sensibles, como son nuestras residencias, sufran de nuevo los estragos de la pandemia”

  • “La crisis del COVID-19 nos ha superado a todos, pero hay extremos que no se pueden consentir, como el baile de cifras de fallecidos entre Gobierno y Comunidades Autónomas”

  • “Esta crisis nos deja imágenes de la vergüenza como la colecta que profesionales sanitarios tuvieron que realizar para fabricar mascarillas con las que poder realizar su labor en condiciones de seguridad”

  • “Ahora le toca a su Gobierno empezar a asumir responsabilidades: reconocer los fallos detectados, ofrecer información clara y directa sobre lo que está pasando en las residencias, pedir perdón por todo lo que se pudo evitar y empezar a tratar a la sociedad asturiana como lo adulta que es, sin azúcar”

El portavoz parlamentario de FORO en la Junta General, Adrián Pumares, ha aseverado hoy al presidente del Principado en el turno de Preguntas al Presidente del Pleno autonómico y le ha exigido que “el rebrote de coronavirus en la residencia El Carmen de Gijón requiere explicaciones ya, porque hay situaciones que no se pueden tolerar”. “A la vista de los diecinueve casos de coronavirus detectados en el Instituto Gerontológico Astur, comúnmente conocido como Residencia El Carmen, en Gijón, ¿considera el Consejo de Gobierno que nuestros profesionales sociosanitarios cuentan con los medios de protección y con los protocolos de prevención necesarios para garantizar tanto su seguridad como la de los pacientes y residentes?”, interpeló el portavoz forista.

 

Adrián Pumares consideró que “lo que ha pasado en las residencias públicas y privadas del Principado ha sido pavoroso y la fragilidad que se percibe ahora, cuando se supone que la pandemia está controlada, es alarmante” y manifestó que “es una obviedad que no hemos estado a la altura que se merecen nuestros mayores, a los que les debemos el estado del bienestar, el poder vivir hoy en una democracia, a los que les debemos tanto… Pero lo más triste es que, ante la posibilidad de un rebrote, los lugares más sensibles, como son nuestras residencias, sufran de nuevo los estragos de la pandemia”. Y añadió que “no parece que hayamos aprendido de los errores, principalmente porque el Gobierno del Principado es incapaz de hacer autocrítica”.

 

El diputado de FORO también pidió al presidente del Principado que aclarase si “¿disponen nuestros profesionales sociosanitarios de los Equipos de Protección Individual (EPI’s) necesarios para evitar posibles contagios en el desarrollo de su trabajo, o para evitar contagiar a los residentes o pacientes? ¿Con qué frecuencia se realizan los test? ¿Qué protocolo se sigue para, en el caso de que entren nuevos residentes, garantizar que no se produzcan nuevos focos de contagio?”.

 

Otra de las cuestiones planteadas por Pumares fue “¿cuándo van a poder las personas que viven en residencias ver a sus seres queridos? Porque la prohibición de estas visitas no ha surtido el efecto deseado: ahí está en rebrote de Gijón. A la angustia de situaciones como ésta que estamos tratando, se une el drama de no poder ver a sus familiares. Y no solo eso, dijo, “la información que se les da es contradictoria, opaca y escasa”. Al respecto, el portavoz forista afeó a Barbón que “la crisis del COVID-19 nos ha superado a todos, pero hay extremos que no se pueden consentir, como el baile de cifras de fallecidos - van dos días seguidos en los que ocurre algo que toda la ciudadanía entiende claramente: que alguien no dice la verdad- y las imágenes de la vergüenza, como la colecta para hacer mascarillas que no sólo no pueden volver a repetirse sino que merecen una disculpa”.

 

Para el portavoz de FORO, Adrián Pumares, los protocolos en las residencias han sido "cambiantes en función del material disponible que hubo en cada momento, y constituyen el talón de Aquiles de la crisis del coronavirus en Asturias tras pasar”, reiteró, “una situación pavorosa que no se puede analizar desde la complacencia de limitarse a compararla con la de otros sitios donde ha ido peor".

 

El parlamentario forista concluyó su intervención advirtiendo a Barbón de que “deje de ver la situación de Asturias en perspectiva con otras comunidades. Ahora le toca a su Gobierno empezar a asumir responsabilidades: reconocer los fallos detectados, ofrecer información clara y directa sobre lo que está pasando en las residencias, pedir perdón por todo lo que se pudo evitar y empezar a tratar a la sociedad asturiana como lo adulta que es, sin azúcar”.

 

Intervención íntegra del portavoz parlamentario de FORO, Adrián Pumares, en la Pregunta al Presidente realizada hoy en el Pleno de la Junta General: 

 

A la vista de los diecinueve casos de coronavirus detectados en el Instituto Gerontológico Astur, comúnmente conocido como Residencia El Carmen, en Gijón, ¿considera el Consejo de Gobierno que nuestros profesionales sociosanitarios cuentan con los medios de protección y con los protocolos de prevención necesarios para garantizar tanto su seguridad como la de los pacientes y residentes?


“Muchas gracias Presidente,


Gracias por su respuesta, señor Barbón,


Quiero, en primer lugar, celebrar que el Premio Princesa de Asturias de la Concordia haya recaído en nuestros profesionales sanitarios, auténticos héroes de esta batalla contra el coronavirus. Esperemos también que puedan contar con los Equipos de Protección Individual (EPIs) que les permita realizar su trabajo con mayor seguridad.


Desde el inicio de la crisis, o más bien desde que se decretó el Estado de alarma, usted se caracterizó por, fundamentalmente, dos cuestiones: por un lado, seguidismo de las decisiones tomadas por Pedro Sánchez, lo cual no sorprende a nadie; y por otro, cierta iniciativa en cuestiones que no están directamente relacionadas con su gestión, y que no molestasen directamente al Gobierno de España; iniciativas con las que podemos estar de acuerdo, y así se lo he manifestado. Por ejemplo, usted rechazó desde el primer momento los viajes interprovinciales, algo que desde luego podemos compartir desde mi grupo parlamentario; también pidió a los ciudadanos que denuncien posibles negligencias, o a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que actuaran con, y cito, 'contundencia'.


Sin embargo, señor Presidente del Consejo de Gobierno, en todo lo que tiene que ver directamente con su gestión, es decir, con la gestión de su Gobierno y de sus consejeros, hay espacio para el debate. Hay mucho espacio para el debate.


Pero fíjese que, más allá de elementos de su gestión que como le digo resultan discutibles, lo peor de todo es la complacencia mostrada en múltiples ocasiones; sin ir más lejos, en alguna entrevista en prensa de, por ejemplo, su consejera de Derechos Sociales. Independientemente de lo que haya sucedido en otras Comunidades Autónomas, que tienen sus características propias, y que en ocasiones nos ha puesto los pelos de punta, lo que ha pasado en las residencias públicas y privadas del Principado de Asturias ha sido pavoroso. Y la fragilidad que se percibe ahora, cuando se supone que la pandemia está controlada, es alarmante. Es una obviedad que no hemos estado a la altura que se merecen nuestros mayores, a los que les debemos el estado del bienestar, el poder vivir hoy en una democracia, a los que les debemos tanto…


Pero lo más triste es que, ante la posibilidad de un rebrote, los lugares más sensibles, allí donde el coronavirus puede generar un efecto más devastador, más dramático, nuestras residencias, no parecen encontrarse preparadas para hacer frente a la pandemia. No parece que hayamos aprendido de los errores.

Hay que aclarar numerosas cuestiones:

  • ¿Disponen nuestros profesionales sociosanitarios de los Equipos de Protección Individual necesarios para evitar posibles contagios en el desarrollo de u trabajo, o para evitar contagiar a los residentes o pacientes?
  • ¿Con qué frecuencia se realizan los test?
  • ¿Qué protocolo se sigue para, en el caso de que entren nuevos residentes, garantizar que no se produzcan nuevos focos de contagio?

Y otra cuestión relevante, señor Barbón: ¿cuándo van a poder las personas que viven en residencias ver a sus seres queridos? Porque la prohibición de estas visitas no ha surtido el efecto deseado: ahí está en rebrote de Gijón.  A la angustia de situaciones como esta que estamos tratando, se une el drama de no poder ver a sus familiares. Y no solo eso: la información que se les da es contradictoria, opaca y escasa.

Hablando de datos opacos y caóticos, merece la pena pararse en las discrepancias entre los datos ofrecidos por su Consejería y por el Ministerio ¿Por qué la Comunidad Autónoma que usted preside envía a Sanidad datos de fallecidos, y éstos luego no están en la estadística nacional? Van dos días seguidos en los que ocurre algo que toda la ciudadanía entiende claramente: que alguien no dice la verdad. Yo entiendo que el Gobierno del Principado no tiene ningún motivo para inventarse fallecidos; pero se me ocurren tantas razones, ninguna buena, para que el Gobierno de España –el mismo que, por ejemplo, obstruye la Justicia sustituyendo a quienes la sirven– falsee estadísticas, que prefiero ni pensar que eso pueda ser así.


Señor Presidente, esta situación nos ha superado a todos, pero hay extremos que no se pueden tolerar. Este baile de cifras es uno. El rebrote de la residencia de Gijón es otro que requiere explicaciones ya. Quiero recordarle auténticas imágenes de la vergüenza, como esa que nos mostraba una colecta realizada por profesionales sanitarios para poder comprar materiales con los que fabricar mascarillas. Hechos que no sólo no pueden volver a repetirse; merecen una disculpa.


Señor Barbón, es el momento de dejar ya de azucarar la situación de Asturias. La pandemia parece bajo control, si entre unos y otros no la desatamos de nuevo; y ya no caben como excusa los argumentos paternalistas de que la sociedad no merece más malas noticias sino optimismo ciego. Ahora toca, le toca a su Gobierno, empezar a asumir las responsabilidades: empezar a reconocer los fallos que le hemos puesto de manifiesto en las semanas y meses que llevamos trabajando con usted; empezar a ofrecer información clara y directa sobre lo que está pasando en residencias; empezar a pedir perdón por todo aquello que se pudo evitar y no se evitó. Empezar, en definitiva, a tratar a la sociedad asturiana como la sociedad adulta que es. Sin azúcar.


Gracias”.

Etiquetas:

También te puede interesar

Compartir noticia por email
Imprimir noticia

Juntas Locales

Agenda
Agenda Cascos
El Hormiguero. Último número
Búsqueda Avanzada


C/ Uría 17, Entresuelo Izquierda. 33003 Oviedo.
985202745. Fax 985223554.
https://www.foroasturias.es · sederegional@foroasturias.es
Aviso Legal
Contacto
RSS