Foro Asturias en Facebook Foro Asturias en Twitter Foro Asturias en Instagram Foro Asturias en Youtube Foro Asturias en Flickr

13/04/2020

Adrián Pumares: “La mano de FORO está y estará siempre tendida para ayudar, para dialogar, para proponer y para sumar, aunque en demasiadas ocasiones el Gobierno del Principado ha ido muy por detrás de los acontecimientos"

  • “El Gobierno de Asturias, en lugar de garantizar que los profesionales sociosanitarios contaran con el material necesario, ajustó los protocolos de actuación al material disponible en cada momento”

  • “Resulta fundamental para frenar la pandemia, tal y como lleva tiempo avisando la Organización Mundial de la Salud, la realización de test masivos a toda la población, y no están realizando los suficientes”

  • “Vemos con tremenda preocupación que se estén posponiendo numerosas actuaciones médicas, muchas de ellas urgentes, como se están haciendo en esta crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus”

  • “Ni uno solo de los Reales Decretos-Leyes que ha aprobado el Gobierno de España ha venido acompañado de una explicación integral, clara, rigurosa y completa de sus objetivos, su alcance y las personas afectadas”

  • “Como consecuencia de esta forma chapucera de legislar aparecen numerosas dudas que generan una enorme inseguridad jurídica cuando lo que necesitamos es claridad y concreción”

El secretario general y portavoz de FORO en la Junta General, Adrián Pumares, participó esta tarde en la reunión telemática del Grupo de Trabajo constituido en el Parlamento asturiano para el seguimiento de la pandemia del coronavirus, ante la que compareció el Presidente del Principado. Durante su intervención, Pumares afirmó que “la mano de FORO está y estará siempre tendida para ayudar, para dialogar, para proponer y para sumar. Es lo que se nos exige desde fuera de esta Cámara. Es lo que la historia recordará de estos momentos”.

 

El portavoz de FORO, no obstante, reprochó al presidente del Principado que “hay demasiadas ocasiones en las que han ido muy por detrás de los acontecimientos, señor Barbón”. Pumares hizo así un repaso a la situación de la pandemia en Asturias comenzando por las circunstancias de los profesionales sociosanitarios. Su labor, afirmó, “ha sido heroica, pero ha exigido una exposición y un riesgo que no entran dentro de lo aceptable. La carencia de Equipos de Protección Individual es un asunto de extrema gravedad que la declaración del estado de alarma y la instauración de un mando único debía haber solucionado, y no solucionó. La primera responsabilidad de los Gobiernos de España y de Asturias era asegurar que los profesionales sanitarios, primera línea de batalla, contaran con el material necesario para afrontar su labor. No ha sido así”. Pumares preguntó a Barbón si “¿cree de verdad que nuestros profesionales sociosanitarios han dispuesto de todo el material necesario para realizar su trabajo con el mínimo riesgo?”, “no con ánimo de hacer ver sus errores con interés político, sino porque creo sinceramente que si no reconocemos los problemas y los errores estos seguirán produciéndose, y nuestros profesionales seguirán sin contar con el material que realmente necesitan. El Gobierno de Asturias, en lugar de garantizar que los profesionales sociosanitarios contaran con el material necesario, ajustó los protocolos de actuación al material disponible en cada momento”.

 

 “Resulta fundamental para frenar la pandemia, tal y como lleva tiempo avisando la Organización Mundial de la Salud, la realización de test masivos a toda la población; y en esto son imprescindibles los test rápidos, pero no han hecho, no están haciendo, los suficientes”, añadió el portavoz forista, quien expresó también que “vemos con preocupación todas las operaciones quirúrgicas, como por ejemplo casos de cáncer, que no se están realizando, que se están posponiendo como consecuencia de esta crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus”.

 

En lo que respecta a las consecuencias económicas de la pandemia, el dirigente forista apuntó que “esta crisis económica está liquidando la capacidad productiva de España y de Asturias, y ha bajado la persiana, literalmente, de uno de los motores de nuestro sistema económico, el turismo. Por ello, las medidas económicas para hacer frente a esta nueva recesión que asoma han de ocupar, y de hecho han ocupado y siguen ocupando, una parte importante de nuestra tarea como representantes políticos”. En esta línea, Pumares apuntó que “las medidas económicas, laborales y sociales que se han venido adoptando han tenido dos notas características: han sido confusas, y han sido insuficientes”. “Ni uno solo de los Reales Decretos-Leyes que ha aprobado el Gobierno de España ha venido acompañado de una explicación integral, clara, rigurosa y completa de sus objetivos, su alcance y las personas afectadas. Podría poner muchos ejemplos, pero el fatídico RDL 10/2020 que ‘hibernó’ la economía española, publicado 35 minutos antes de su entrada en vigor, habla por sí solo; usted mismo reconoce que tuvo que recurrir a su ambigüedad para impedir el cierre de nuestra industria”, afirmó. Pumares, además, manifestó que “como consecuencia de esta forma chapucera de legislar, surgió la duda acerca de si el Gobierno podrá expropiar viviendas privadas”.

 

Además, añadió el portavoz forista, “las medidas han venido siempre acompañadas de rectificaciones y ampliaciones, lo que demuestra que son insuficientes. La moratoria del pago de la cuota de autónomos, aprobada el día que se cobró la cuota a dos millones de trabajadores por cuenta propia, constituye una de las mayores injusticias que han tenido lugar en este país”, ejemplificó, para afirmar que “el Gobierno de Asturias debería haber tomado la iniciativa y haberse comprometido, como han hecho varias CCAA, en la compensación de esa cuota que, insisto, fue una injusticia brutal”. Pumares incidió en que “si no hay actividad económica, no hay dinero con qué pagarlos. Las políticas de restricción presupuestaria, de amortización y reducción de la deuda pública, de eficiencia en el gasto público, sirven para que, en momentos como este, el Estado se endeude sin ahogar a sus ciudadanos y a sus empresas. Este era el margen de endeudamiento que no había que agotar en períodos de crecimiento, sino que había que guardar para momentos como este; la fábula de la cigarra y la hormiga, Presidente. Ésta era la razón, ahora evidente, por la que deberían haber sido responsables durante tanto tiempo”.

 

Sobre la invitación del Presidente del Principado a un gran acuerdo político, Adrián Pumares afirmó que “en la fase de desescalada que se abrirá pronto, FORO va a seguir en el mismo sitio en el que ha estado siempre: el del diálogo y el consenso, como la mejor manera de adoptar decisiones que afectan a todos y que por todos, o por los más posibles, deben compartirse. El Gobierno tiene la responsabilidad de guiarnos en ese camino, pues para ello lo han elegido los asturianos. Pero no lo han elegido para que lo haga solo. Con una invitación a la humildad y al espíritu de colaboración, que nosotros hacemos nuestros, mantenemos la mano tendida a los Gobiernos de España y Asturias para salir de esta juntos”.

 

Pumares concluyó su intervención con “un recuerdo para nuestros mayores; es a ellos a quién este virus ha afectado de manera más cruel. Desgraciadamente, no hemos estado a la altura de lo que ellos se merecen. Es gracias a su trabajo y a su esfuerzo por lo que nuestra generación ha podido estudiar, trabajar, disfrutar de nuestro Estado del Bienestar… Es gracias a su generosidad por lo que hoy podemos disfrutar de nuestra democracia, de nuestro Estado de Derecho. Y, lamentablemente, no hemos estado a la altura de lo que ellos se merecen”.

 

Intervención íntegra de Adrián Pumares en la comparecencia del Presidente del Principado ante el Grupo de Trabajo de la Junta General del Principado:


“Gracias Presidente,

Buenas tardes señor Barbón,


Gracias por comparecer hoy ante este grupo de trabajo formado para realizar un seguimiento de esta dramática situación que estamos viviendo como consecuencia del coronavirus.


Como no puede ser de otra forma, mis primeras palabras quiero que vayan destinadas a trasladar todo mi apoyo y todo mi ánimo a todos los afectados por el COVID-19, especialmente a aquellos afectados en nuestro Principado de Asturias. Mensaje de ánimo destinado tanto a los que están luchando contra el virus, como a todos los que han sufrido alguna pérdida como consecuencia del coronavirus. También celebrar, naturalmente, la cifra de personas que han superado con éxito la batalla contra el virus; agradecer de manera sincera a todo el personal sanitario que, en muchas ocasiones sin los medios necesarios, han hecho posible que estas personas se hayan recuperado y han logrado minimizar los efectos de esta pandemia.


Quiero también mencionar el trabajo que tanto desde el Gobierno del Principado de Asturias como de todas las administraciones, como los Ayuntamientos, se ha venido realizando para evitar que la pandemia tenga un efecto todavía más devastador para la envejecida sociedad asturiana. Quiero reconocerles el esfuerzo, pero eso no significa un cheque en blanco ni que no debamos seguir denunciando numerosas carencias, como la falta de material de nuestro personal sociosanitario, o que en numerosas ocasiones el Gobierno haya ido por detrás de los acontecimientos, o detrás de otras Comunidades Autónomas en diversas cuestiones como, por ejemplo, la realización de test. Naturalmente, es una buena noticia que la incidencia del virus no haya sido tan negativa como muchos esperaban en nuestra región, si bien no tenemos claro que la causa sean las políticas llevadas a cabo por su Gobierno. Eso sí, le exigimos que se aleje de triunfalismos que son absolutamente precipitados, y que no hagan gala de un optimismo excesivo, porque queda muchísimo por hacer y nadie, y mucho menos usted y su Gobierno, pueden bajar la guardia.


Señor Barbón, tenemos claro que nuestra obligación como oposición parlamentaria es ayudar cuanto podamos en este crucial momento; arrimar el hombro en una difícil circunstancia para la que, reconozcámoslo, ningún gobierno, ninguna institución, está nunca lo suficientemente preparada. Pero no es menos cierto que el Gobierno, a quién la ciudadanía ha elegido para gestionar momentos duros como este, debe ir siempre un paso por delante de los acontecimientos; algunos Gobiernos lo han logrado, otros han cometido bastantes errores, y en su caso hay demasiadas ocasiones en las que han ido muy por detrás de los acontecimientos, señor Barbón. Es innegable que luchamos una guerra que no hemos elegido, contra un enemigo al que no entendemos aún del todo. Por eso, nuestro deber no solo político, sino también moral, como oposición es ayudar, sugerir, ponerse a disposición. Es la crítica constructiva, siempre legítima, si ayuda a que las cosas se hagan mejor. Siempre sin dogmatismos y sin mezquindades electorales. Todo lo demás será hiperventilación política inútil, que solo contribuye a empeorar el ya de por sí deteriorado debate político y a hastiar a una ciudadanía que pide soluciones, y no que le generemos nuevos problemas. Por ello, la mano de FORO está y estará siempre tendida para ayudar, para dialogar, para proponer y para sumar. Es lo que se nos exige desde fuera de esta Cámara. Es lo que la historia recordará de estos momentos.


La labor de nuestro personal sanitario, como ya he manifestado antes, ha sido heroica, pero ha exigido una exposición y un riesgo que no entran dentro de lo aceptable. La carencia de Equipos de Protección Individual es un asunto de extrema gravedad que la declaración del estado de alarma y la instauración de un mando único debía haber solucionado, y no solucionó. La primera responsabilidad de los Gobiernos de España y de Asturias era asegurar que los profesionales sanitarios, primera línea de batalla, contaran con el material necesario para afrontar su labor. No ha sido así. Usted manifestó en una entrevista en la televisión pública que, según los protocolos, no hay ningún profesional que no hay dispuesto de un material que necesitase.


Le niego la mayor: ha habido muchos profesionales que no han dispuesto de ese material, tanto en nuestros hospitales como en nuestras residencias. En lugar de ajustar el material necesario, los equipos de protección, a los protocolos correspondientes, lo que se hizo fue ajustar los protocolos al material disponible en cada momento. Todo ello sin un liderazgo claro, y sin una forma de actuar común entre distintos hospitales o incluso entre las distintas áreas de un mismo hospital. Por ello, le pregunto: ¿cree de verdad que nuestros profesionales sociosanitarios han dispuesto de todo el material necesario para realizar su trabajo con el mínimo riesgo? Se lo pregunto, no con ánimo de hacer ver sus errores con interés político, sino porque creo sinceramente que si no reconocemos los problemas y los errores estos seguirán produciéndose, y nuestros profesionales seguirán sin contar con el material que realmente necesitan.

En relación a la complacencia respecto a la realización de test. Aun reconociendo la importancia de nuestro laboratorio del HUCA para realizar PCR, que son los más fiables: resulta fundamental para frenar la pandemia, tal y como lleva tiempo avisando la Organización Mundial de la Salud, la realización de test masivos en toda la población; y en esto son imprescindibles los test rápidos. No han hecho, no están haciendo, los suficientes.


En relación con el confinamiento, señor Barbón. Resulta obvio que el confinamiento es una medida exitosa en frenar la expansión del virus, pero a un coste enorme: el empobrecimiento y la depauperación de nuestro país. Nos preocupa enormemente los efectos que puede tener sobre determinados colectivos. Personas que sufren de enfermedades cardiovasculares, o de diabetes, y que necesitan hacer actividad física moderada (la única que pueden hacer es caminar), deberían poder salir a la calle y poder dar un paseo. Prohibirlo va a generar problemas a estas personas y, por tanto, también a nuestro sistema sanitario, que va a estar muy débil. Esta reflexión sirve también para otros colectivos como niños o personas con algún tipo de enfermedad mental. ¿Tiene pensado algo al respecto?


También vemos con preocupación todas las operaciones quirúrgicas, como por ejemplo casos de cáncer, que no se están realizando, que se están posponiendo como consecuencia de esta crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus. ¿Tienen algo previsto? ¿Son conscientes del problema sanitario de posponer operaciones importantes, y del impacto que esto va a tener en numerosas personas y en nuestro sistema sanitario?


Somos plenamente conscientes de que la prioridad de todos es, y debe ser, solucionar cuanto antes la crisis sanitaria. Esta crisis sanitaria está provocando pérdidas en momentos muy duros, muy difíciles, llevándose a nuestros seres queridos sin poder despedirse de ellos. Pero no debemos perder de vista que ya estamos sufriendo también una crisis económica desconocida hasta ahora, tanto en su origen como en el número de países y sectores a los que afecta. Esta crisis económica está liquidando la capacidad productiva de España y de Asturias, y ha bajado la persiana, literalmente, de uno de los motores de nuestro sistema económico, el turismo. Por ello, las medidas económicas para hacer frente a esta nueva recesión que asoma han de ocupar, y de hecho han ocupado y siguen ocupando, una parte importante de nuestra tarea como representantes políticos.


En este aspecto, las medidas económicas, laborales y sociales que se han venido adoptando han tenido dos notas características: han sido confusas, y han sido insuficientes.


En medio de un escenario donde afloran los bulos y las “fake news”, también por parte del grupo parlamentario que sustenta al Gobierno, lo que necesitamos es concreción y seguridad jurídica. Sin embargo, las medidas del Gobierno nos han sumido en la confusión. Ni uno solo de los Reales Decretos-Leyes que ha aprobado el Gobierno de España ha venido acompañado de una explicación integral, clara, rigurosa y completa de sus objetivos, su alcance y las personas afectadas. Podría poner muchos ejemplos, pero el fatídico RDL 10/2020 que “hibernó” la economía española, publicado 35 minutos antes de su entrada en vigor, habla por sí solo; usted mismo reconoce que tuvo que recurrir a su ambigüedad para impedir el cierre de nuestra industria. La confusión ha seguido a cada una de las medidas adoptadas, y por ello le pedimos que ayude a clarificar y a concretar las medidas que vienen del Gobierno de España, porque este no ayuda a hacerlas sencillas de entender y, por tanto, de aplicar. No es una crítica política vacía; es una realidad que ha supuesto muchos problemas, y que debe corregirse por el bien de todos. Si no logramos que la ciudadanía, los trabajadores, los sectores productivos, las empresas o los autónomos entiendan las medidas que se tomen, sepan si les afectan o no, no vamos a avanzar tanto ni tan rápido como la situación requiere. Como consecuencia de esta forma chapucera de legislar, surgió la duda acerca de si el Gobierno podrá expropiar viviendas privadas. La inmensa mayoría de juristas niegan que eso diga la orden ministerial, pero que asome esa duda demuestra que algo se está haciendo mal. ¿Cómo interpreta usted esa orden ministerial, teniendo en cuenta que es el Principado quien tiene las competencias en materia de vivienda?


Las medidas han venido siempre acompañadas de rectificaciones y ampliaciones, lo que demuestra que son insuficientes. La moratoria del pago de la cuota de autónomos, aprobada el día que se cobró la cuota a dos millones de trabajadores por cuenta propia, constituye una de las mayores injusticias que han tenido lugar en este país. El Gobierno de España debió actuar para proteger del impacto de esta pandemia a quienes primero vieron mermada su actividad, cerrados sus locales, paralizados sus negocios y cesada su facturación. Y a falta de esa protección, el Gobierno de Asturias debería haber tomado la iniciativa y haberse comprometido, como han hecho varias CCAA, en la compensación de esa cuota que, insisto, fue una injusticia brutal. Insuficiente es también la ayuda de 400€ anunciada por la Consejería de Industria para que los autónomos hagan frente a los costes fijos. Esta ayuda debería incluir a autónomos que, aun no habiéndose visto obligados a cerrar, han sufrido disminuciones drásticas en la producción, las ventas, o la facturación. También se deja fuera a los autónomos societarios, a las cooperativas, a aquellos que no tienen un establecimiento abierto al público o a los familiares colaboradores. En definitiva, no incluye a todos aquellos que debería incluir. Además, trata a los autónomos como presuntos defraudadores, obligándoles a devolver la ayuda con intereses si cesan su actividad en un período de seis meses una vez finalizado el estado de alarma; si a algún autónomo le va mal en el escenario de incertidumbre que se abre, estará obligado a devolver la ayuda con intereses. Por todo lo anterior, le exijo mayor esfuerzo en las medidas económicas, señor Barbón.


Somos perfectamente conscientes de que los servicios públicos se costean con impuestos. Pero no podemos olvidar la otra cara de la moneda: si no hay actividad económica, no hay dinero con qué pagarlos. Las políticas de restricción presupuestaria, de amortización y reducción de la deuda pública, de eficiencia en el gasto público, sirven para que, en momentos como este, el Estado se endeude sin ahogar a sus ciudadanos y a sus empresas. Este era el margen de endeudamiento que no había que agotar en períodos de crecimiento, sino que había que guardar para momentos como este; la fábula de la cigarra y la hormiga, Presidente.  Esta era la razón, ahora evidente, por la que deberían haber sido responsables durante tanto tiempo.


Pero ahora toca bajar impuestos, señor Barbón. Además de una moratoria fiscal, muchos sectores especialmente afectados por esta crisis requieren una rebaja temporal de impuestos. Le pedimos que dé pasos en este sentido.


En la fase de desescalada que se abrirá pronto, FORO va a seguir en el mismo sitio en el que ha estado siempre: el del diálogo y el consenso, como la mejor manera de adoptar decisiones que afectan a todos y que por todos, o por los más posibles, deben compartirse. El Gobierno tiene la responsabilidad de guiarnos en ese camino, pues para ello lo han elegido los asturianos. Pero no lo han elegido para que lo haga solo. Con una invitación a la humildad y al espíritu de colaboración, que nosotros hacemos nuestros, mantenemos la mano tendida a los Gobiernos de España y Asturias para salir de esta juntos.


En relación a los pactos que nos ha ofrecido: sobra decir que recogemos el guante. Consideramos que la única forma de afrontar crisis tan tremendas como esta es con robusta unidad política. Más le digo: desde FORO intentaremos llevar también la voz de la sociedad asturiana, la voz del Principado de Asturias, a los pactos ofrecidos por el Gobierno de España; si bien mucho nos tememos que no sea más que un intento de lavarse la cara, y estos pactos no sean más que un escondite para resguardarse de una pésima gestión.

Quiero terminar mi intervención teniendo un recuerdo para nuestros mayores; es a ellos a quién este virus ha afectado de manera más cruel. Desgraciadamente, no hemos estado a la altura de lo que ellos se merecen. Es gracias a su trabajo y a su esfuerzo por lo que nuestra generación ha podido estudiar, trabajar, disfrutar de nuestro Estado del Bienestar… Es gracias a su generosidad por lo que hoy podemos disfrutar de nuestra democracia, de nuestro Estado de Derecho. Y, lamentablemente, no hemos estado a la altura de lo que ellos se merecen. Deben habilitarse mecanismos que permitan que nuestros mayores no se vayan solos, sin una mano a la que aferrarse. Gracias también aquí, una vez más, a los profesionales sanitarios: ellos han acompañado a todos los fallecidos cuando sus seres queridos no podían, de una manera inhumana, estar con ellos”.

 

Etiquetas:

También te puede interesar

Compartir noticia por email
Imprimir noticia

Juntas Locales

Agenda
Agenda Cascos
El Hormiguero. Último número
Búsqueda Avanzada


C/ Uría 17, Entresuelo Izquierda. 33003 Oviedo.
985202745. Fax 985223554.
https://www.foroasturias.es · sederegional@foroasturias.es
Aviso Legal
Contacto
RSS