Foro Asturias en Facebook Foro Asturias en Twitter Foro Asturias en Instagram
Foro Asturias en Youtube Foro Asturias en Flickr Foro Asturias WhatsApp

17/10/2012
No quiero que Cataluña se marche
  • Por Inaciu Iglesias

Efectivamente, no quiero que Cataluña se marche de España. No me gusta nada la idea. Puedo llegar a entenderla y, por supuesto, soy capaz de comprender muchas de las razones que la motivan. Pero, sinceramente, no me gusta nada la conclusión: no me gusta nada de nada; para qué les voy a engañar. Creo que España, sin Cataluña, perdería mucho; demasiado. Perdería riqueza material, eso seguro. Pero, sobre todo, perdería riqueza histórica, cultural y moral. Y, en definitiva, perdería pluralidad. O, dicho de otra manera: la España que nos quedaría sin Cataluña -y sin el País Vasco, que iría detrás, eso lo sabemos todos- sería una España un poco más pobre, algo más uniforme, bastante más aburrida y mucho más castellanizada. Y a mí, la verdad, ninguna de estas cuatro cosas me gustan nada. Pero nada de nada.

 

Por eso mismo tampoco me gusta que Cataluña, para ser española, tenga que dejar de ser “tan” catalana. No lo entiendo. No creo en absoluto que para “ser parte de” España -o para “estar en” España- algunos catalanes tengan la obligación de olvidar no sé muy bien qué excesos identitarios y no sé muy bien qué invenciones históricas. Y por eso mismo no estoy para nada de acuerdo en que haya que “españolizar” a los alumnos catalanes. Ni mucho menos; aunque lo diga un señor ministro. (Que, por cierto, es el mismo ministro, el señor Wert, que permitió hace muy pocos meses que los archivos asturianos de la época del Consejo Soberano se trasladaran desde Salamanca hasta Barcelona y, ahora, si te vi no me acuerdo). O, vamos; que no creo en absoluto que haya que españolizar a los catalanes porque –precisamente por ser catalanes- ya son tan españoles como cualquiera. O más.

 

Y es que, en mi periférica opinión, ser muy pero que muy catalán es una manera, tan buena como cualquier otra, de ser muy pero que muy español; y de ser muy, pero que muy, europeo. Y, por lo tanto, yo sigo sin ver incompatibilidad ninguna entre las tres categorías. Igual que no veo incompatibilidad ninguna entre ser muy, pero que muy, asturiano; y ser muy, pero que muy, español; y ser muy, pero que muy, europeo. Y, por eso mismo, también me parecería una barbaridad que alguien pensara que había que “españolizar” a los asturianos, o europeizar a los españoles o asturianizar a los europeos o qué sé yo. Salvo, claro, que estemos hablando de otra cosa y empecemos a sospechar -como usted y yo ya estamos sospechando- que, en realidad, lo que quiso decir el ministro Wert es que había que castellanizar a los españoles; a los españoles todos; empezando, por ejemplo, por los bablistas: que son muy pocos y se dejan.

 

- Como soy muy español, ya no compro cava catalán; ahora compro champán francés.

 

- ¿Y por qué no sidra asturiana? Ya que eres tan español.

 

- No, no, quita, quita: champán francés; para que se j… esos separatistas.

 

Y, en fin: ése es el patriotismo que yo no comparto en absoluto. Como tampoco comparto el patriotismo ventajista de los que siempre se consideran los maltratados de los demás y van comprobando cómo, al hacerse las víctimas –o los gorriones, vamos- consiguen más y más transferencias de trigo mientras les llaman de todo. Y es que, unos y otros, después de tanto jugar a eso del reparto asimétrico a cambio de votos y de apoyos parlamentarios, ya no pueden echar las culpas solo al de enfrente. No. Si hay un reparto asimétrico de los recursos y las cargas (y en España lo hay, vaya que si lo hay) la responsabilidad es tanto del que pide y recibe como del que acepta y da. Y por eso me da mucho miedo que toda esta grandilocuencia altisonante y todas esas respuestas diciendo que todo es una barbaridad y una quimera y que los catalanes son malos malísimos y unos anticonstitucionales tremendos y que nos vamos a chivar a Europa y que fuera de España solo existe la nada y el vacío absolutos y qué sé yo cuantas cosas más… todo eso, insisto, me da mucho miedo que acabe transformándose en un nuevo pacto fiscal a contrapelo: en más dinero para el que más grita. Porque de ser así, yo ya empezaría a pensar que en esa España tan cutre sería muy difícil estar a gusto.

 

Y, si Cataluña se marcha, todavía peor.

 

Publicado en El Comercio

 

Compartir noticia por email
Imprimir noticia

Juntas Locales

Agenda
 
Agenda Cascos
El Hormiguero. Último número
Búsqueda Avanzada


C/ Pepe Cosmen Nº 1. 33001 Oviedo.
985202745. Fax 985223554.
http://www.foroasturias.es · sederegional@foroasturias.es
Aviso Legal
Contacto
RSS