Foro Asturias en Facebook Foro Asturias en Twitter Foro Asturias en Google Plus
Foro Asturias en Youtube Foro Asturias en Flickr Foro Asturias RSS

16/05/2011
Discurso en Gijón

 

DISCURSO DE FRANCISCO ÁLVAREZ-CASCOS EN GIJÓN


Gijón. 16 de mayo de 2011.

 

Queridas amigas y amigos:

 

Muchas gracias por el cariño que me dispensáis en este reencuentro con todos vosotros después de algunos años de silencio público. Hay momentos en la vida en que uno tiene la obligación de asumir una especial responsabilidad con su país. Desde mi niñez, Asturias fue mi gran referente personal, profesional y político.  Mi asturianía, que hunde sus raíces en Luarca, es profundamente gijonesa. Soy nieto de una familia de la diáspora argentina e hijo de padres emigrantes a Madrid. Gijón, mi tierra materna, es la ciudad de mi juventud, la ciudad que me lo dio casi todo, humana y políticamente. Me siento más que nunca ciudadano de la Asturias cuyo nombre se escribe en plural porque nuestra tierra es diversa y nuestros paisanos, nuestras familias, están desparramados por todo el mundo. Para mí Asturias no es una cancha de enfrentamientos, un Sporting-Oviedo ni un Occidente-Oriente. Sentirse asturiano es asistir con emoción a un hipotético diálogo entre Jovellanos y “Clarín”, entre Alejandro Casona y Teodoro Cuesta, entre Rafael del Riego y Melquíades Álvarez, entre un minero de Langreo y un pescador de Lastres, entre Luis Adaro y Manuel Llaneza. La asturianía es hoy, ante todo, un punto de encuentro en las grandes distancias y una referencia común en nuestra diversidad. Por eso, desde Asturias puedo proclamar que, en estos inicios del siglo XXI, el siglo de las telecomunicaciones, ser local es ser universal.

 

También por eso, la asturianía nos estimula a todos a desarrollar nuestra capacidad de servicio a los demás. Recuerdo una expresión del inolvidable Rafael Fernández, el primer presidente del Principado de Asturias, cuando le presentaban a una persona desconocida. No le decía: “Encantado de conocerle” ni el ritual “¿Cómo está usted?”. Lo que decía siempre, tras estrechar la mano, es: “¿En qué puedo servirle?”. Tardé en entender el origen y el profundo significado de aquella frase, pero acabé comprendiéndola a medida que fui conociendo a aquel asturiano ejemplar, al que todos hoy debemos mucho. Era la quintaesencia de la asturianía solidaria y generosa,  y para mí será siempre una presentación que formará parte del libro de estilo del gobierno de FORO ASTURIAS.

 

Me presento como candidato a la presidencia del Principado por FORO ASTURIAS porque era imposible resistir a vuestro poder de persuasión. No me siento imprescindible, pero tampoco creo en el fatalista “nadie es profeta en su tierra”. Sé muy bien que no tengo una varita mágica ni tengo conejos en la chistera. Me presento por FORO ASTURIAS para hacer lo único que sé hacer: trabajar, trabajar y trabajar en equipo a vuestro lado. Si todos hacemos lo mismo, lo que tengo también, y firmemente, es el convencimiento de que, liderando el apoyo de todos vosotros, este querido y entrañable carro embarrancado que llamamos Asturias, nuestra patria querida, debe salir adelante. Lo digo porque las cuentas del futuro me salen, y porque tengo en mí mismo la confianza que vosotros me dais, y que es recíproca.  Es un pacto de mutua confianza, porque los asturianos de FORO ASTURIAS somos personas de fiar.

 

A quienes me tildan de personalista, creyendo que me insultan, les doy las gracias. Porque soy personalista no de mí mismo sino de todos los asturianos. Sencillamente, porque creo en las personas y me comprometo con ellas. Lo contrario sería ejercer de marciano, o sentarme en una poltrona  (del Poder o de la Oposición), como se viene haciendo en esta tierra, a ver pasar el tiempo como si el paro o la pobreza o la desigualdad o la desesperanza fuesen un cuento chino ajeno a mi conciencia. Menos vago me están llamando de casi todo, aunque lamento que con ese costoso ejercicio intelectual de eliminar la pereza entre mis pecados capitales hayan justificado su sueldo algunos políticos del PSOE o del PP que no dan ni dieron nunca un palo al agua por su país.

 

No vuelvo para ir contra nadie sino para remar a favor de Asturias. No vuelvo para satisfacer ningún deseo personal porque no tengo derrotas electorales que saldar después de las dos victorias de 1996 y 2000. Tampoco vuelvo para recordarles a los demás sus derrotas. En FORO ASTURIAS nos basta con haber conseguido que algunos supieran, por fin, dónde está Asturias y vinieran a visitarnos después de ignorarnos durante tanto tiempo. Estos viajes me recuerdan aquel dicho de que “Dios hizo las guerras para que los norteamericanos aprendiesen geografía”. Alguno vino, se metió conmigo, y se marchó… Y, aunque no lo dijo explícitamente, el subconsciente le traicionó en su discurso: confesó que prefiere que ganen los socialistas a que gane FORO ASTURIAS. Otra vez el “pacto de la Zoreda”, ahora en dimensión nacional, repartiéndose Asturias como si fuese una túnica, una finca particular para negocios particulares, porque ahora ya sabemos que todos ellos, en Oviedo y en Gijón, son clientes de las mismas empresas hasta para comprar sillas, ordenadores y bolígrafos.

 

Cuando planteé mi teoría de la política asturiana encadenada tramposamente en un pacto del PSOE y el PP para repartirse el poder, algunos dijeron, desde la buena fe, que iba demasiado lejos con esa apreciación. Sin embargo, a estas alturas de la campaña las actitudes de los dirigentes socialistas y populares, confabulados para negarle el pan y la sal a FORO ASTURIAS, no hacen más que darme la razón, y casi pienso ahora que me quedé corto en el diagnóstico. Con tal de obstaculizar la pretensión de FORO ASTURIAS de regenerar la vida pública, de levantar las alfombras, de promover una generación de políticos que tengan oficio y beneficio -como Carmen Moriyón o Arturo González de Mesa- y que no estén condenados, para poder sobrevivir, a aferrarse al Poder o a la oposición a cualquier precio… la actual clase dirigente asturiana se ha convertido en una piña, y ya no entienden ni de ideologías ni de programas, sólo entiendes de intereses y de repartos del poder. Se han parapetado en la calumnia, en la maledicencia, en las trampas… porque su desesperación les lleva a ello. Saben que les quedan pocos bailes en la cubierta del “Titanic” en que han convertido Asturias y, en lugar de enderezar el rumbo, de reconocer el fracaso y de enmendar la trayectoria de su navegación, han sacado su desgastada artillería de encuestas de fogueo contra FORO ASTURIAS, sin ahorrarse tampoco las descalificaciones personales sustentadas en la mentira. Sinceramente, contaba con eso. Y contaba hasta tal punto que no les entro al trapo. Que sigan por ese camino, que escenifiquen ante todos los asturianos esa traca final del bipartidismo y de la sucia complicidad. Casi se lo tengo que agradecer, porque sus diatribas y nuestro silencio los está entendiendo muy bien la sociedad asturiana. Algunos amigos me dicen: “Qué generosos son, que os están regalando la campaña”. No creo que sean generosos, pero lo que sí constato es que están nerviosos hasta la desesperación con el cambio que supone el éxito de FORO ASTURIAS el domingo en las urnas.

 

 Os aseguro que, al final, los analistas van a concluir en que su aliado mediático, el periódico que ignora, calumnia y maldice a FORO ASTURIAS es el mayor “forofo” de nuestro partido… Pensar que los lectores son tontos es una injusticia, un pecado de soberbia, algo que se vuelve en contra de los manipuladores. Después del 22 de mayo habrá quien haga una tesis doctoral sobre “Síndrome de Estocolmo y medios de comunicación”…  Desde FORO ASTURIAS les damos las gracias por ignorarnos, por ceder el espacio que nos podría corresponder a las grabaciones del “caso Riopedre” o a los obscenos manejos de “Villa Magdalena”, contados por Voxpópulis. Les está saliendo el tiro por la culata, pero quizá lo hayan hecho por el entusiasmo inconfesable que, en el subconsciente, les produce FORO ASTURIAS. O acaso por miedo, que cada uno juzgue… Tiempo al tiempo. Ya acudirán en auxilio de los ganadores, como siempre han hecho. Lo veremos, y lo pasaremos muy bien.

 

En FORO ASTURIAS somos gente del pueblo para el pueblo. En nuestros principios figura el escuchar antes que hablar, el pisar el suelo antes de proponer soluciones. En estos tiempos de “Internet” y de “la sociedad de la ubicuidad”, seguimos creyendo en el compromiso de calidez, la política de cercanía, el fomento de que cada asturiano se sienta protagonista de su propio futuro. Para nosotros, un político es todo lo contrario a un charlatán, todo lo contrario al sacristán de los versos de León Felipe que recita cansinamente los rezos, o como el cómico que repite con la rutina los versos. Nuestro discurso debe estar escrito a muchas manos. No viene de una inspiración metafísica ni de unas ocurrencias más o menos ingeniosas, sino que es el resumen de lo que Asturias propone porque Asturias lo necesita. Ofrecemos a todos los asturianos prestarles atención, escuchar sus sugerencias, hacer nuestras sus aspiraciones, y establecer entre todos el marco de una rebelión colectiva para salir del pozo. No estamos lastrados por el pesimismo, pero nos negamos a vivir en la ficción de “Alicia en el País de las Maravillas”, una ficción anestésica por la que han optado quienes viajan a gusto en primera clase, mientras la sociedad está condenada a los vagones de tercera o a quedarse, esperando un milagro, en los bancos de la estación…

 

Seremos los paladines de las políticas sociales que necesita Asturias porque pensamos en ese 52 % de parados que son jóvenes menores de 34 años, y les ofrecemos la posibilidad de acogerse al “salario joven” para disfrutar de su primera oportunidad de trabajar. Pensamos en las mujeres relegadas en el acceso al mercado laboral y les ofrecemos un Plan contra la Desigualdad Salarial para que Asturias deje de encabezar el ranking nacional en materia de discriminación  de la mujer. Necesitamos promover condiciones para la aparición de nuevos empleos a través de nuevas empresas y para ello incentivaremos la creación de puestos de trabajo mediante la exención fiscal del 100% el primer año y del 50% el segundo año a empresas de nueva creación de todos los impuestos y tasas autonómicas y municipales. Promoveremos desgravaciones fiscales a empresarios que contraten a personas con todos los miembros de la familia en paro.

 

También queremos ser los paladines de la nueva política de Infraestructuras. Por desgracia, Asturias vive el doble escándalo de sus grandes infraestructuras inacabadas, y el de cientos de millones de euros despilfarrándose en unas obras paralizadas. Por eso Asturias no puede renunciar a seguir invirtiendo en infraestructuras, pues el abandono por parte del Gobierno socialista español de los últimos años nos está dejando en muy malas condiciones, que lastran nuestro desarrollo económico y nos colocan en inferioridad de condiciones con otros territorios.

 

A pesar de la crisis económica y de los problemas para sostener el gasto público resulta indispensable que busquemos fórmulas para seguir dotándonos de las infraestructuras que necesitamos, pues en caso contrario la salida de la crisis se retrasará indefinidamente respecto al resto de Europa, esa Europa con la que y en la que debemos competir.

 

Sin inversiones en nuevas infraestructuras no es posible el desarrollo económico, la accesibilidad del territorio, la apertura a nuevos mercados, la atracción de inversores  y la prestación de servicios de calidad a los ciudadanos. Además, en una región con las carencias estructurales de Asturias, relanzar la creación de empleo no será posible sin un impulso a la inversión desde la Administración dado que la inversión en infraestructuras incrementa la renta, el empleo y la productividad.

 

Es evidente que las posibilidades de invertir en infraestructuras directamente desde el Presupuesto del Principado van a verse muy limitadas en los próximos años por el desastre de la política económica de los últimos años basada en endeudamientos excesivos que está obligando a todas las CC.AA. a recortes del gasto público. Debemos plantearnos, por tanto, un diseño de política inversora ambiciosa en un contexto de escasos recursos públicos disponibles acudiendo a los sistemas de colaboración público-privada que aconseja la UE, que han utilizado otras CCAA en los últimos años, que introdujo en España el Gobierno de Aznar en los años 1996-2004 y ahora están regulados en la ley 30/2007 de Contratos del Sector Público.

 

Otras CCAA con gobiernos de todo signo ideológico han acudido con éxito a este tipo de proyectos PPP para hacer infraestructuras. En el periodo 2000-2007 en España se hicieron infraestructuras por estos sistemas de colaboración pública-privada por importe de 30.000 M. euros, correspondiendo a la administración central un 37 % de esa cifra, a las comunidades autónomas un 48 % y a las administraciones locales un 15 %. Por estos procedimientos se han hecho infraestructuras de todo tipo:

 

- portuarias

- carreteras

- ferroviarias

- aeroportuarias

- abastecimientos urbanos

- regadíos

- desalación

- movilidad urbana

- aparcamientos

- sanitarias

- servicios sociales

- urbanización

- edificios públicos

- viviendas

 

Por estos sistemas  la C. A. de Madrid ha logrado expandir la red de metro, Barcelona ampliar su red ferroviaria y Sevilla y Málaga financiar su metro. Las Comunidades Valenciana y Madrid por estos sistemas han mejorado sensiblemente en estos años su red hospitalaria y Cataluña ha construido la nueva ciudad de la Justicia de Barcelona. Como se ve, el sistema PPP no conoce de ideologías.

 

Como señal de su compromiso con la reactivación urgente de Asturias, apostamos por modernizar las infraestructuras de nuestra región, a pesar de la situación presupuestaria que vamos a heredar. Y para ello: 

  • Suprimiremos todo el gasto público innecesario e ineficaz actualmente existente y reorientaremos esos recursos a las infraestructuras y a las políticas sociales.
  • Pondremos en marcha la licitación y contratación de nuevas infraestructuras por los mecanismos PPP previstos en nuestra legislación tanto de tipo presupuestario como no presupuestario (peaje en sombra, abono total del precio, entidades instrumentales con transferencias de capital desde el presupuesto, concesiones de obra, concesiones demaniales y contratos de colaboración entre el sector público y el privado)
  • Propondremos al Gobierno español que, vía Convenio, permita al Principado licitar y contratar obras de titularidad estatal, adelantando la financiación que será devuelta más adelante por el Estado.

Con este elenco de medidas, modernizaremos las infraestructuras de Asturias, crearemos empleo durante su construcción, ayudaremos a nuestra región a salir de la crisis más aceleradamente, haremos nuestro territorio más atractivo para los inversores creadores de empleo permanente y mejoraremos los servicios públicos que el Principado presta a los asturianos.

 

No hay ninguna razón para que no se pueda plantear en Asturias lo que ha funcionado en otros territorios de España y en otros países. Hay que salir del conformismo, de lo ya visto, de lo de siempre y ser tan creativos como las Administraciones más eficaces del mundo; en caso contrario no saldremos del pozo en que nos han hundido los socialistas a los asturianos. En materia de infraestructuras también.

 

Otro capítulo fundamental de nuestro programa para hacer la Asturias nueva, abierta al mundo, que apuesta por la innovación y por el progreso, es el dedicado a la Universidad. La innovación y el progreso de Asturias nos exigen ampliar y enriquecer lo que ya tenemos de bueno. Por eso tenemos, en primer lugar, como prioridad máxima, consolidar y reforzar los logros de la Universidad de Oviedo. En los últimos años, la Universidad de Oviedo ha conseguido logros importantes: el Campus de Excelencia, la adaptación de sus titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior (“Plan Bolonia”), el aprovechamiento de sus recursos, titulados con alto nivel de aceptación,  y una buena Formación Permanente. A todo ello ha respondido el gobierno del Principado con un aporte cicatero de fondos, detrayéndole a la Universidad de Oviedo hasta los fondos procedentes del Campus de Excelencia, con lo cual puede estar en el aire hasta su propia continuidad. Me comprometo en los cien primeros días de gobierno a dotar con urgencia a la Universidad de Oviedo de los recursos imprescindibles para implantar el Plan Bolonia, mediante la contratación de nuevos profesores para cumplir sus exigencias. Asimismo, otra medida de apoyo será una Ley de Universidades propia del Principado de Asturias.

 

El próximo mes de noviembre se cumple el 200 aniversario del fallecimiento de Jovellanos. Hace más de doce años, invité públicamente a conmemorar esta efeméride con algo más que eventos efímeros, y propuse la creación en Gijón de la nueva Universidad Politécnica que llevara su nombre. Jovellanos creía en la instrucción como motor del progreso y deseaba adecuar las enseñanzas de la época a los nuevos tiempos. La historia de su Real Instituto Asturiano es conocida, lo mismo que la historia de las enseñanzas universitarias en Gijón. Pero con el transcurso de los años y a las puertas de un nuevo siglo, la importancia de la instrucción y del conocimiento de las ciencias útiles que defendía Jovellanos no sólo no ha disminuido en Gijón, sino que se ha incrementado.

 

Hoy, las materias primas que en su día fueron un factor básico para la instalación de importantes industrias -en el caso de Gijón, el carbón y el mineral de hierro-, lo mismo que la existencia de redes de comunicaciones razonablemente suficientes, apenas influyen en  las  grandes decisiones, porque como factores de localización han perdido peso, a consecuencia de los cambios derivados de las nuevas tecnologías.

 

Por eso, podemos concluir hoy que la falta de materias primas o la distancia, en la moderna aldea global de las comunicaciones y los intercambios, tienen mucho menos peso que los conocimientos y el uso de las nuevas tecnologías. No tengo ninguna duda de que Jovellanos, en las actuales circunstancias seguiría insistiendo en el conocimiento profundo de las humanidades y la gramática, para perfeccionar el lenguaje común de los españoles, y situaría las tecnologías más avanzadas a la vanguardia de las modernas ciencias útiles, como dignas herederas de la náutica y la mineralogía en los albores del siglo XIX.

 

Considero extraordinariamente ventajoso para Asturias la implantación de la nueva Universidad Politécnica de Gijón que llevaría el nombre de Jovellanos. Toda Universidad nueva, y la Universidad Politécnica Jovellanos no puede ser una excepción, tiene que tener un espíritu y un programa adecuado para las exigencias que se abren con el siglo XXI. Esta Universidad Politécnica debería tener un doble lema. Por una parte, está la apertura hacia nuevas fronteras, esto es, la respuesta al ensimismamiento: “Sapere aude”, “Atrévete a saber”, la divisa que propuso Kant para la ilustración en la que militaba Jovellanos. El segundo lema marca la finalidad concreta del centro.

 

Recuperando el viejo lema del Real Instituto que apareció por primera vez el 6 de enero de 1794 en Cimadevilla: “A la verdad y a la utilidad pública”, porque así es como adquiere, con la búsqueda de la verdad, pero para el beneficio general, todas sus dimensiones este proyecto.

 

La Universidad Politécnica Jovellanos, que incluirá centros universitarios de nueva planta, tendrá un tamaño pequeño, y seguirá el modelo MIT, uno de los más prestigiosos del mundo, y podría consolidarse rápidamente instituyendo la figura de profesores invitados, habitual en otras universidades del mundo entero. Desde un principio la filosofía del MIT se basó en enfatizar la aplicación de la tecnología por parte de todos sus estudiantes de cualquier nivel, en estrecha colaboración con la industria y las instituciones. El MIT estimula la cultura emprendedora y los beneficios, lo que le ha generado importantes avances agregados, por ejemplo empresas fundadas por alumnos del MIT se encuentran entre las 17 mayores empresas del mundo. Desde su apertura en 1865, por sus aulas han pasado 76 Premios Nobel y, debido a su éxito, el modelo se ha exportado a otros muchos países.

 

Allí en Cambridge (Massachussets) la Universidad de Harvard fundada a principios del XVII es la universidad clásica, como aquí la Universidad de Oviedo, cada vez más abierta a todo. El MIT sería aquí la Universidad Politécnica Jovellanos, orientada como su nombre indica (Massachusetts Institute of Technology) a la tecnología, la industria, el tejido empresarial, la economía, la proyección global, para atraer a Nueva Inglaterra, en nuestro caso a Asturias, el talento de todas partes, incluido el resto de EE. UU. y del mundo, y para influir ese terreno. También para proyectar ese talento (en nuestro caso el de Asturias o el formado en Asturias) al resto del mundo y para ayudar a la transformación misma de Nueva Inglaterra, por ejemplo con el desarrollo relativamente reciente de la ruta 128 (el equivalente a Silicon Valley), lo que aquí se traducirá en el triángulo Oviedo, Avilés, Gijón, por ejemplo.

El resultado será disponer en Asturias de dos Universidades, del mismo modo que ocurre en Cambridge (Massachussets). La Universidad de  Oviedo sería Harvard y la Politécnica Jovellanos sería el MIT. La Universidad de Harvard y MIT están en la misma ciudad, coexisten, triunfan por separado y tienen unas relaciones excelentes, se ayudan y se facilitan las cosas, sin problema alguno. Salen ganando los dos, y “por goleada”, como diría la afición. Aquí en Asturias haremos lo mismo para innovar y abrir al mundo nuestro modelo universitario clásico.

A medida que la vida pasa por mí  --y es algo que percibí muy especialmente en estos últimos días--  me siento cada vez más profundamente asturiano. No de una Asturias angustiosa y claustrofóbica, sino de una Asturias orgullosa y consciente de su fuerza. Orgullosa y humilde, que la humildad también es grandeza.

 

Amigas y amigos: tenemos ideas y proyectos para enderezar el rumbo de Asturias. No caigamos en la trampa de pensar que, por ser una comunidad autónoma con un millón de habitantes somos un pueblo pequeño, condenado a ser comparsa de otros lugares o de otros intereses en que se cuece nuestro destino. Podemos recuperar la grandeza de lo pequeño, y la excelencia que tiene su sede en el trabajo a tres turnos, en la ilusión sin fronteras, en el rigor más exigente. Venimos, pues, a acabar tanto con el pesimismo como con las trampas. Si los jóvenes revolucionarios del mayo francés del 68 decían que “debajo de los adoquines está el mar”, os invito a otra reflexión: más allá del tiempo del fracaso y de la corrupción bipartidista está el futuro. Y para ello no vamos a levantar los adoquines de las calles sino las alfombras de algunos despachos, de muchos chanchullos, de todas las corruptelas… Ya está bien de que Asturias sólo sea noticia nacional por el paro y por los chiringuitos en que unos pocos desvergonzados juegan a la ruleta con el dinero de todos.

 

¡Asturias tiene que superar los fracasos del pasado, y  resurgir  mirando al futuro, y puede resurgir! ¡Los asturianos quieren el cambio, el país necesita el cambio y FORO ASTURIAS ofrece la alternativa que convoque y agrupe a la mayoría más amplia que lo haga posible! Necesitamos el apoyo de todos los que apuesten por el cambio para recuperar la senda del empleo y del progreso de Asturias.

 

Por nosotros no va a quedar gracias al impulso y a la motivación que nos trasmitís, y a la alianza con el espíritu cívico de los asturianos trabajadores y emprendedores, que quieren recuperar la Asturias orgullosa de si misma, motor de la España ilustrada y democrática, motor de la España dinámica y moderna, una Asturias abierta a Europa y al mundo.

 

El cambio para Gijón y el cambio para Asturias tienen una cita con nosotros el próximo domingo porque la recuperación de nuestro orgullo y el resurgimiento de nuestro país está en FORO ASTURIAS.

¡Llenemos las urnas con las papeletas de FORO ASTURIAS el próximo domingo!

 

¡A ganar! ¡Por Gijón! ¡Por Asturias!

 

Muchas gracias.

 

Juntas Locales

Agenda
 
Agenda Cascos
Más Asturias 2014 Más Asturias 2014 Más Asturias 2013 Más Asturias 2012 Gobernanza a Tres Turnos Rebeldes con Causa Salir a Flote
El Hormiguero. Último número
Búsqueda Avanzada


C/ Pepe Cosmen Nº 1. 33001 Oviedo.
985202745. Fax 985223554.
http://www.foroasturias.es · sederegional@foroasturias.es
Aviso Legal
Contacto