Foro Asturias en Facebook Foro Asturias en Twitter Foro Asturias en Google Plus
Foro Asturias en Youtube Foro Asturias en Flickr Foro Asturias RSS

05/10/2017
Discurso de Álvarez-Cascos en Gijón en la apertura del curso político 2017-2018

Queridas amigas, queridos amigos:

Cuando programamos este acto de apertura del curso político 2017-2018 en Gijón, tras la clausura del curso anterior el mes pasado en Oviedo, no augurábamos que iba a coincidir con unos momentos tan difíciles como los que estamos viviendo esta última semana. Precisamente por ello es aún más importante que hagamos un alto en el camino para revisar nuestra hoja de ruta, examinar el paisaje del mundo que nos rodea, y meditar sobre las decisiones que nos toca adoptar en los meses venideros, para que nuestras energías y nuestras ilusiones se traduzcan en nuevos esfuerzos que nos ayuden a superarnos aún más.

Hoy es más necesario que nunca que miremos hacia afuera, alrededor de nosotros para orientarnos, elegir la dirección y el camino adecuados. Por eso es imprescindible que nos preguntemos ¿dónde nos encontramos? A nuestro alrededor podemos observar un paisaje caracterizado por la profundísima crisis de los partidos socialistas europeos, los hegemónicos en Europa hasta 2009. El pasado 24 de septiembre el SPD alemán, el buque insignia del socialismo europeo cosechó el peor resultado de su historia. En mayo pasado la hecatombe electoral la protagonizó el PS francés, al borde de la desaparición. Hace poco más de un año el PSOE volvió a retroceder a mínimos históricos. Antes habían corrido la misma suerte los socialistas italianos y griegos.

Este hundimiento socialista en Europa ha ido propiciando en casi todos los países el crecimiento de los movimientos y las fuerzas antisistema de diferente signo, nacidas al calor de la grave crisis económica que apareció en 2008: Syriza griego, Cinco Estrellas italiano, Pirata alemán, o Podemos español son ejemplos conocidos.

Es un fenómeno político consecuencia de la globalización se llevó por delante el modelo económico y laboral de la socialdemocracia, que apenas se diferencia de los modelos liberales, y que empujó a los socialistas a intentar la recuperación de su espacio a base de radicalizarse para recuperar voto de sus competidores, con propuestas que se reducen a atacar los valores éticos y morales de la sociedad, porque no tienen ideas nuevas para ofrecer progreso y bienestar a los ciudadanos. Sencillamente, se quedaron sin ideas.

Ya tenemos una referencia para explicar dónde están y hacia donde se dirigen nuestros competidores. Ante nosotros tenemos el ejemplo de Podemos y del PSOE de Pedro Sánchez para intentando darle al otro el abrazo del oso con sus movimientos tácticos y sus acuerdos parlamentarios y de gobierno autonómicos y municipales.

El problema en España es que los socialistas no se han quedado ahí. Como señalamos ayer en la Declaración sobre Cataluña de nuestra Comisión Directiva, el socialismo español, para frenar su caída y buscar aliados, aceptó compartir con los nacionalistas el objetivo político de construir un Estado español plurinacional. El proceso comenzó durante la etapa del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero entre 2004 y 2011 y ha dado otro paso en la misma dirección al ser ratificado por el PSOE en su reciente Congreso Federal, con la aprobación por amplia mayoría del «carácter plurinacional del Estado» a propuesta de Pedro Sánchez.

Esta doble deriva populista y nacionalista el PSOE ayuda a explicar el origen del desafío independentista catalán, que se aprovecha de la profunda divergencia de fondo abierta por el PSOE con los demás partidos constitucionales, para avanzar, como acabamos de comprobar en Cataluña.. Al mismo tiempo, la doble deriva le acarrea al PSOE una nueva etapa de profunda división interna perceptible por las discrepancias públicas de sus dirigentes, a todos los niveles -nacional, autonómico y municipal-, como hemos podido seguir de cerca en el reciente Congreso de la FSA, que es a antesala de nuevos retrocesos electorales.

En ese escenario político que tenemos alrededor es obligado que nos planteemos con sosiego nuestra necesaria adaptación a unos nuevos tiempos tan cambiantes, si queremos seguir abanderando la alternativa política de cambio que pueda sacar a Asturias de la decadencia tan profunda en la que nos ha hundido el quinquenio desdichado de Javier Fernández.

Desde nuestro nacimiento como partido somos:

n     defensores de civismo y del consenso constitucional

n     europeístas

n     defensores de la igualdad entre ciudadanos y territorios, sin privilegios ni discriminaciones por razones de historia, población o riqueza

Por eso nos resulta sencillo responder a los partidarios de las nuevas cesiones a los independentistas en Cataluña que conllevan justo lo contrario de lo que defendemos.

Apoyados en nuestras ideas, la tarea principal como partido en el curso político que ahora se inicia es adaptar, ajustar, perfeccionar, activar, adecuar, transformar nuestras organizaciones autonómica y locales, y nuestros mensajes para ocupar el espacio que nos deja nuestros adversarios y crecer en el respaldo de los asturianos. Son tareas fundamentales que se resumen en incrementar la movilización y actualizar nuestros programas.

Y añado que no vamos a conseguir nada de estos sin más trabajo y más esfuerzo que el que hemos desplegado hasta ahora, con la ventaja de que la motivación del ganador ayuda a rendir mucho mejor. Por eso os propongo que aceptemos que los concursos de incompetencia y de holgazanería ya los han ganado merecidamente los socialistas asturianos  y que nosotros no debemos discutirles su merecido triunfo.

Este curso 2017-2018 no es tiempo de hablar de elecciones ni  de candidatos o candidatas futuros. Ese es el entretenimiento favorito de los políticos ociosos que no saben qué hacer y no tienen nada que hacer para mejorar la vida de sus conciudadanos. Ya conocéis aquel sabio refrán que dice que “cuando el diablo no tiene que hacer, con el rabo mata moscas” y ahí tenéis a los de siempre entretenidos matando moscas a rabazos mientras nosotros trabajamos por los gijoneses y por los asturianos.

El curso 2017-2018 es el curso en el que tenemos de desplegar nuestros esfuerzos en completar los compromisos de nuestros programas electorales, precisamente para poder aspirar a recoger sus frutos en el año pre-electoral y electoral que viene a continuación.

Nos animan los avances logrados por FORO en estos dos primeros cursos o años de la legislatura que se inició en 2015:

• Nos hemos asentados como partido de gobierno en Asturias, c omo puede comprobarse sin más que abrir nuestra web y repasar nuestras iniciativas y propuestas que marcan el paso y sirven de referencia a los demás.

• Nos hemos confirmado como partido de gobierno en los Ayuntamientos donde gobernamos para impulsar el cambio de rumbo hacia el progreso, empezando por el de Gijón.

• Nos hemos convertido en partido decisivo a nivel nacional con nuestro programa para Asturias y nuestro voto en el Congreso de los Diputados, gracias a los cuales Asturias recibe una atención inédita en los últimos 13 años del Gobierno de España.

FORO ha demostrado que con el voto de las asturianas y los asturianos era posible cambiar el panorama de la marginación y el olvido de Asturias al que estábamos condenados por los partidos sucursalistas. Pero la obra del cambio apenas ha empezado. Estamos ante otra nueva etapa apasionante. ¡Manos a la obra!

Juntas Locales

Agenda
Agenda Cascos
Más Asturias 2014 Más Asturias 2014 Más Asturias 2013 Más Asturias 2012 Gobernanza a Tres Turnos Rebeldes con Causa Salir a Flote
El Hormiguero. Último número
Búsqueda Avanzada


C/ Pepe Cosmen Nº 1. 33001 Oviedo.
985202745. Fax 985223554.
http://www.foroasturias.es · sederegional@foroasturias.es
Aviso Legal
Contacto