Foro Asturias en Facebook Foro Asturias en Twitter Foro Asturias en Google Plus
Foro Asturias en Youtube Foro Asturias en Flickr Foro Asturias RSS

27/04/2014
Conferencia de Francisco Álvarez-Cascos en el Hotel Conde Luna de León el 25 de abril de 2014

 

“Señoras y señores; amigas y amigos:

Cuando las circunstancias lo permiten, siempre es una tentación para los leoneses y los asturianos evocar el esplendor de nuestro pasado común y exhibir los vínculos de amistad y de buena vecindad que nos unen, por encima de las gigantescas cumbres que nos separan. Hace cuatro años, en Valencia de D. Juan ya comparé la Cordillera Cantábrica y los Picos de Europa con una gran espina dorsal que vertebró más que dividió el territorio de los legendarios astures trasmontanos y los augustanos, como nos bautizaron los antiguos historiadores, desde Estrabón a Plinio, y ese sentimiento telúrico de unión sigue sobrevolando sobre los asturianos y los leoneses de hoy. Son muchos siglos de historia compartida y de identidad común que permitieron hace casi cien años al gran filósofo Ortega y Gasset (1) referirse como hecho diferencial de nuestros países hermanos  a “la claridad política de Asturias-León …de la que surge por primera vez la gran política nacional, tras la fundación del reino astur leonés”.

LAS INFRAESTRUCTURAS FERROVIARIAS

Sin remontarse tanto, el pasado día 22 de enero, un numeroso grupo de compañeros asturianos hicimos el viaje en tren desde Oviedo hasta León para certificar una carta a la Ministra de Fomento del Gobierno de Rajoy, Ana Pastor, quien superado el ecuador de la legislatura no ha hecho más que adoptar decisiones que agravan la situación de incomunicación ferroviaria que anteriormente había ido agravando el Gobierno de Zapatero. No son afirmaciones subjetivas sino hechos objetivos perfectamente medibles y comparables. En el año 2004, la línea de alta velocidad del Norte Valladolid-León-Asturias, por circunstancias derivadas de la planificación de las infraestructuras de aquella época avanzaba más adelantada notablemente que la línea del Noroeste Medina del Campo-Zamora-Galicia y que la línea del Nordeste, Burgos-Miranda de Ebro-País Vasco. El itinerario crítico para su entrada en servicio en 2010, la Variante de Pajares, estaba en obras, y nada hacía pensar que los sencillos acondicionamientos de los tramos Valladolid-Palencia-León-La Robla se detendrían, o que los estudios el nuevo trazado entre Pola de Lena-Oviedo/Gijón/Avilés nunca se iniciarían.

Nada hacía pensar aquello en 2004, pero en 2011 había sucedido, con el estrambote de unas aberrantes actuaciones ferroviarias, sin precedentes en el ferrocarril del siglo XXI: la pérdida de la centralidad ferroviaria de las estaciones de FEVE y de Renfe en León y en Gijón, condición básica para captar viajeros, y la construcción de un vergonzoso fondo de saco en el trazado de la línea que pone fin a su continuidad como itinerario de alta velocidad financiado con fondos europeos. Llamo la atención de Vds. acerca de la paternidad política de las barrabasadas ferroviarias en las estaciones de Feve y de Renfe, en León y en Gijón, porque son los mismos en ambas ciudades, aunque ahora acudan a manifestaciones y concentraciones para hacer olvidar su autoría.

Tampoco era previsible que, a partir del 2012 con la llegada del Gobierno de Rajoy, no se corrigieran aquellos desafueros, pero lo que sucedió en estos dos años de la legislatura de Rajoy es que se han agravado con la reducción a vía única el tramo Palencia-León, con la instalación de un intercambiador de ancho de trenes que certifica el final del ancho internacional en León, con la negativa a acondicionar el tramo León-La Robla, con el anuncio del cierre de un tubo en la Variante de Pajares y con la colocación de traviesas polivalentes para el paso de trenes de ancho RENFE por un nuevo corredor de alta velocidad europea en el que se llevan invertidos más de 3.000 millones de euros. Son los hechos del Gobierno el PP en estos dos años.

Han tenido que producirse otros dos acontecimientos aún más recientes (la gran manifestación de los ciudadanos de León del pasado día 6 de abril, y la concentración anteayer de varios centenares de asturianos y leoneses ante la sede del Ministerio de Fomento) para que la Ministra Ana Pastor, autora de las negativas actuaciones antes citadas en la línea Madrid-León-Asturias, convocara una reunión de urgencia como telón de su inoperancia, de cuya foto publicada en el ‘Diario de León’ solo llama la atención la frescura de los rostros de los asistentes a la foto de familia dedicada a la palabrería y al disimulo.

Vuelvo a llamar la atención de Vds. acerca de la complicidad política actual en las barrabasadas ferroviarias en las estaciones de FEVE y de RENFE, en León y en Gijón, porque también son las mismas personas en ambas ciudades. En León y en Gijón el ministerio de Fomento ofrece hoy un compendio único, fotografiable y visitable, de cuatro monumentos de política antieuropea, en homenaje a la desvertebración social y territorial de Asturias y de León, levantados con el dinero de los contribuyentes por el Gobierno del PSOE y conservados con esmero por el Gobierno del PP en los últimos años.

LA MINERÍA DEL CARBÓN

El problema de la minería de carbón en España que tanto afecta a León y a Asturias es otro ejemplo de la acción combinada y concertada de los Gobiernos del PSOE y del PP, cuyo origen reciente podemos situar en el año 2010 cuando el Comisario socialista de la Competencia, Almunia, decidió la regulación del sector por razones de competencia desleal del carbón subvencionado, ante el estupor del Comisario de la Energía, el democristiano alemán Oettinger, que no se explicó la intromisión en un ámbito de su competencia. El PSOE tenía ya muy claramente programado el final de la minería nacional del carbón para el año 2014, fecha en el que se fijó el cese de la obligatoriedad de compra de carbón autóctono a las centrales eléctricas nacionales.

Los alemanes, con una minería subvencionada como la española, que da en la actualidad empleo a 25.000 personas decidieron de forma inédita unirse en la Comisión y presentaron al eurodiputado socialista alemán, Bernard Rapkay, apoyado por los democristianos y los liberales para conseguir en la Decisión 787/2010 la ampliación del horizonte del 2018, frente al 2014 de Almunia y del Gobierno socialista español.

La llegada a finales de 2011 del PP al Gobierno de España supuso otra vuelta de tuerca al sector, al estrenarse en el primer Consejo de Ministros de Rajoy con la eliminación de los Fondos Mineros establecidos para reestructurar las Comarcas Mineras, y continuar más tarde con la aprobación de las producciones más bajas de carbón de la historia y unos escandalosos retrasos en las concesión de las ayudas a las empresas mineras que avoca al sector a su progresiva liquidación.

En estos momentos, el sector privado de producción nacional de León y de Asturias está o en concurso de acreedores, o siendo subastado, o en ERES de extinción. Y la empresa pública HUNOSA se encuentra en situación de conflicto, sin convenio y con la amenaza de SEPI de no aportar un solo euro más, a partir del ejercicio 2016, como anticipó en su día la dirección de HUNOSA al comunicar que la SEPI no tenía previsto seguir aportando más dinero en los años 2017 y 2018 para cubrir la diferencia presupuestaria entre las ayudas a la producción que HUNOSA recibe del Estado y el déficit que genera la actividad. Esa cantidad, 75 millones de euros entre los dos ejercicios, pone en el aire la supervivencia de la empresa más allá de 2016.

Sin embargo, el panorama europeo del carbón autóctono dista mucho de seguirla estela del Gobierno español. Alemania apuesta por mantener sus producciones subvencionadas en el valle del Ruhr, además de invertir importantes sumas de dinero en abrir nuevas centrales térmicas de carbón. Francia apuesta por crear una empresa nacional que explore la explotación de los recursos minerales del subsuelo, con especial interés en el carbón. Polonia sigue invirtiendo en unos de los recursos más rentables que posee, que, además, no requiere subvenciones. Inglaterra sigue manteniendo su empresa pública de extracción con expectativa de ampliación….

Y así llegamos al actual marco de discusión que marcará el peso del carbón en el próximo mix energético de la Unión Europea, cada vez más consciente de la fragilidad de las energías denominadas verdes, lideradas por los socialistas europeos que requieren un marco de subvenciones muy superiores a las del carbón. Mientras el resto de países productores de la Unión Europea tienen puestas las miras en el futuro, en España la pinza PPSOE nos convierte en el único país que decidió que el sector del carbón debe de cerrar.

Frente al PP y al PSOE nosotros creemos firmemente que el esfuerzo y las inversiones del sector a lo largo de todos estos años no han sido en balde y que actualmente muchas de nuestras explotaciones pueden ser rentables. Y somos plenamente conscientes de que podemos contar con el respaldo de los grandes países como Alemania o Inglaterra para defender la pervivencia del sector, para la recuperación del concepto de reserva estratégica, para establecer líneas específicas de financiación, para promover la efectiva reactivación de los territorios mineros, y para la recuperación medioambiental de las comarcas afectadas. Todo ello en el marco de una política energética que proteja la soberanía de todos los países, y garantice la seguridad de los suministros, por lo que el carbón, fuente propia con estas características, resulta especialmente protegido.

Llegados a este punto alguien podría argumentar que los problemas de las comunicaciones y de la minería del carbón no constituyen argumentos suficientes programáticos para decidir el voto en unas elecciones como las europeas. No comparto ese criterio. El voto siempre tiene que responder a criterios de coherencia y de responsabilidad. No me parece coherente ni responsable que los incumplimientos, los engaños o los fracasos de los partidos políticos no se traduzcan en retiradas de la confianza porque renovar el apoyo en esas condiciones a quien te está golpeando duramente equivale a reclamar nuevos castigos y a empeorar el panorama de crisis todo un poco más.

LA CONVERGENCIA EN EL EMPLEO

FORO es un partido reformista de centro con vocación europea  que cree en los valores de libertad, justicia, solidaridad y convergencia que proclama la Unión Europea pero que están en entredicho en España, la nación europea con mayor tasa de desempleo de la Unión, y en las Comunidades Autónomas con mayores índices de decadencia de España.

Es un hecho que, a la vista de los datos socioeconómicos indiscutibles, las mayorías del PSOE y del PP gobernantes durante los últimos diez años no se han inspirado en los verdaderos principios de los Tratados de la Unión, y sus errores han conducido a España y a sus Comunidades Autónomas a una situación que exige cambios profundos en la política europea, en la política nacional y en la política regional. Por ello, el primer problema social de la Unión Europea es el paro de España. Tenemos que defender la modificación del objetivo básico de la política europea, la convergencia, para establecerlo no solo en función de niveles de crecimiento y de PIB, sino también en función de las tasas de desempleo, al servicio de la cual deben de reorientarse los programas de actuación y la asignación de los recursos de los Fondos de Compensación, así como las directrices de estabilidad financiera y presupuestaria, y las medidas de estímulo al crecimiento capaces de evitar los procesos de desertización que amenazan a muchas comarcas europeas.

Para ello exigimos que la Unión Europea sea una institución garante del bienestar social y de la igualdad de oportunidades, mediante políticas sociales eficaces y sostenibles, de tal forma que las medidas de estabilidad tendrán que asegurar siempre una educación y una sanidad públicas de la mejor calidad, así como las pensiones sagradas de nuestros mayores.

LA CORRECCIÓN DEL DEFICIT DEMOCRÁTICO

El segundo problema al que tenemos que enfrentarnos es la corrección del llamado déficit democrático de Europa, asunto sobre el que la mayoría de los líderes de opinión no se cansan de escribir y de pontificar. Como recuerda el historiador y sociólogo Emmanuel Todd (2) en Europa existe hoy un sistema de dos niveles. Un nivel superior de las instituciones comunitarias con una autoridad sin control, la Comisión y el Consejo, donde reina la cooptación.  Y un nivel inferior de nación donde subsiste el sufragio universal. El 25 de mayo en vez de opinar tendremos la oportunidad de votar para modificarlo aquellos a los que no nos gusta. Nosotros pensamos que el déficit democrático sobre el que casi todo el mundo está de acuerdo, solo se resuelve si le damos más competencias al Parlamento europeo y menos a la Comisión y a los Estados, de forma que las acciones de la Comisión y del Consejo no queden fuera del control del Parlamento. Proponemos que la corrección urgente del déficit democrático que existe en el seno de las instituciones de la Unión Europea se resuelva mediante la atribución al Parlamento de las competencias que le son propias en las democracias avanzadas y, en particular, la investidura del Presidente, el nombramiento por éste de los miembros de la Comisión, y el ejercicio del control político pleno de todo el gobierno como en cualquier sistema parlamentario.

LAS FRONTERAS EXTERIORES E INTERIORES. LA ARMONIZACIÓN FISCAL

El tercer gran problema de la Unión Europea son sus fronteras. Las exteriores mal defendidas como sabemos muy bien en España y las interiores que se levantan administrativamente y tecnológicamente para desactivar la preconizada unión. Un claro exponente de este nuevo fenómeno se demuestra en las comunicaciones y en la falta de armonización fiscal. Nosotros reclamamos con urgencia las reformas necesarias para proteger solidariamente las fronteras exteriores de la Unión Europea y para desmontar eficazmente las barreras que impiden el funcionamiento real como un espacio sin fronteras interiores, mediante redes transnacionales de transportes y de telecomunicaciones, y la armonización de la política fiscal que corrija los procesos actuales de deslocalización de actividades. No nos debería de extrañar que las multinacionales, pues, se domicilien en Irlanda o los centros de producción de vayan a Polonia. Para evitarlo, defendemos la armonización fiscal para fortalecer la verdadera Unión y para evitar la deslocalización de empresas derivada de la dispersión fiscal que perjudica a países como España, gobernada por quienes practican una política fiscal que penaliza a nuestras empresas y empobrece a nuestras familias.

Acabo de describir cuatro propuestas de ámbito europeo, referidas al empleo, a la corrección del déficit democrático, a las fronteras exteriores e interiores y a la armonización fiscal que nos afectan a todos los españoles, a los leoneses y a los asturianos que se van a dilucidar el día 25 de mayo. Todo aquel que diga que en Europa no hay convergencia en el empleo, que hay déficit democrático, que tenemos problemas de fronteras exteriores e interiores en la Unión o que nos falta una verdadera armonización fiscal que lea, por favor, los Programas y compruebe qué partidos proponen medidas para solucionarlos. Nosotros levantamos la bandera de la convergencia en el empleo, de la corrección del déficit democrático, de la Unión real, y de la equidad fiscal para la construcción de una verdadera Europa de los ciudadanos.

LA AGROGANADERÍA Y EL MEDIOAMBIENTE

Me gustaría volver ahora sobre otros asuntos europeos de gran trascendencia para las comarcas montañosas de Asturias y León que frenan el desarrollo de su excepcional sector agroganadero, limitando la renta y el bienestar de sus ciudadanos. La ganadería es una tradición ancestral en la Cordillera Cantábrica. Hasta aquí no hace muchos años llegaban todos los años rebaños trashumantes de miles de ovejas merinas procedentes de la meseta. Ahora todavía hay una importante actividad ganadera, tanto de vacuno de carne, que debería de ser potenciada, así como de el ganado caprino y ovino cuyo principal obstáculo para su desarrollo en las montañas astur leonesas no es otro que la falta de gestión del lobo.

Gran parte de la  ganadería del vacuno de carne se caracteriza por desarrollarse en  un territorio con unos condicionantes muy exclusivos dentro de la Unión Europea, y también dentro de España, debido a nuestra difícil orografía que impide la mecanización, una adversa climatología, malas comunicaciones para adquirir los productos de los que dependen las explotaciones de montaña (“imputs” como los cereales) y eso ocasiona que producir en estos territorios suponga una clara desventaja competitiva frente a otros lugares de Europa. De aquí la importancia de tener capacidad de información y de decisión en la Unión Europea, para que los principios de solidaridad inter-territorial compensen estas dificultades añadidas, que impiden la competitividad en un mercado libre y globalizado frente a otros países productores como pueden ser Dinamarca, Alemania, Francia u Holanda. Comarcas como las de la montaña astur-leonesa son un claro ejemplo de las zonas desfavorecidas y de montaña que precisan un trato especial desde Europa.

Arias Cañete, el candidato del PP, decidió en el reparto de las ayudas que recibe España de la nueva PAC excluir los pagos directos a zonas de montaña financiadas al 100 % desde Europa, perjudicando la viabilidad de cientos de explotaciones tanto de vacuno como de ovino y caprino, precisamente cuando la propia Unión Europea reconoce que la reforma de la PAC 2014-2020 perjudica notablemente a zonas como las astur-leonesas, ultra periféricas y de montaña, al no contemplar sus peculiaridades, a pesar de estar directamente recogida esta situación en los reglamentos comunitarios. La realidad es bien distinta en países vecinos y competidores como Francia donde van a destinar hasta el 15% de su “sobre” nacional en ayudas a las zonas de montaña de su país, o Alemania con un 2,5% de su “sobre” nacional destinado al mantenimiento de prados en las zonas desfavorecidas. En España y, por tanto, en la Cordillera Cantábrica estas medidas no se van a aplicar para compensar a nuestra ganadería menos competitiva, por lo que vamos a comprobar año tras año como el previsible abandono de la actividad provocará la colonización del matorral sobre gran parte del territorio, provocando el consiguiente incremento de los incendios forestales e incurriendo en un claro riesgo tanto para  los habitantes de estas zonas rurales como para nuestros valiosos recursos naturales.

No quisiera olvidar en mi intervención un sector tan importante para el sector agroganadero astur-leonés como es el de la producción láctea donde León y Asturias son respectivamente segundo y tercer productor nacional y que tendrán que afrontar en mayo del año próximo una liberalización del mercado europeo fruto de la supresión de las cuotas lácteas y para la que ni desde el gobierno nacional, ni desde la Unión Europea se han diseñado medidas que permitan la adaptación de nuestras explotaciones a este nueva realidad en el mercado.

El segundo aspecto clave en estas comarcas es el de la convergencia de las zonas rurales con las zonas urbanas, por lo que es fundamental gestionar en clave europea que sus habitantes dispongan de una adecuada  atención sanitaria, educación para sus hijos, así como de actividades de ocio y tiempo libre, y una adecuada red de telecomunicaciones básica para el asentamiento poblacional. Para ello proponemos que los fondos europeos de desarrollo rural se destinen prioritariamente al fomento del empleo en las zonas rurales, en todo tipo de sectores y actividades, como pueden ser la industria agroalimentaria, el sector forestal o el turismo rural, pero también en el fomento de otro tipo de empresas que den prioridad al empleo femenino, así como a la incorporación de jóvenes que evite la despoblación progresiva de los territorios.

El tercer pilar de nuestras comarcas de montaña  es la política medioambiental que se debería de aplicar siguiendo el modelo europeo de parques naturales y nacionales de países como Francia o Italia, que respetan la actividad humana dentro de sus territorios. Gran parte del territorio de la montaña astur leonesa cuenta con algún grado de protección medio ambiental (Reserva de la Biosfera, Parques Naturales, Parque Nacional, Lugar de Interés Comunitario, Zona de Especial Conservación (ZEC) en los entornos de los cauces fluviales, Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y otras figuras de protección medio ambiental) derivado de la aplicación de Directivas europeas con interpretaciones muy discriminatorias para los habitantes de estos territorios, al confundir protección del medio ambiente con la imposibilidad de desarrollar prácticamente cualquier tipo de actividad humana, penalizando la calidad de vida de sus habitantes, cuando no existen en Europa impedimentos para aplicar un modelo de parques naturales y nacionales que tenga en cuenta la actividad humana dentro de sus territorios, permitiendo un desarrollo económico compatibles con una conservación racional del medio ambiente. Promoveremos  en Europa las medidas medioambientales que favorezcan los equilibrios de nuestros ecosistemas y que potencien nuestro patrimonio natural, sin perder la referencia al interés prioritario de los ciudadanos y su calidad de vida, luchando sin demagogia contra el cambio climático.

A los forofos del prohibicionismo celtibérico en materia de conservación de especies naturales les vendría muy bien una lección práctica de conservacionismo sobre el estado de extinción de nuestra especie autóctona más emblemática: el urogallo. Después de casi 40 años de la prohibición cinegética total establecida en 1979, la población censada en nuestros bosques leoneses, cántabros, gallegos y astures se está viendo diezmada. Cualquier paisano de los pueblos de montaña sabe, sin necesidad de investigaciones científicas, lo que sucede con nuestros urogallos cantábricos, el eslabón más débil de la cadena animal al que la falta total de protección real de las administraciones frente a la invasión de su territorio por el ganado doméstico, a la acción de la superpoblación de los depredadores y a los desmanes de los cazadores furtivos está llevando a la extinción al desaparecer sus únicos protectores reales, los verdaderos guardas de la naturaleza: los  cazadores conservacionistas.

Sirva de ejemplo positivo, frente al prohibicionismo empobrecedor, el modelo del Parque Natural de las Lagunas de Villafáfila, que exhibe la mayor densidad de avutardas de Europa y una importante presencia de ánsares y otras aves migratorias en invierno, gracias al apoyo inteligente y protector de los habitantes del espacio natural, que disfrutan de todas las actividades compatibles con las especies protegidas y son sus primeros y más eficientes conservadores.

Les he hablado de infraestructuras, de minería, de agroganadería, de recursos naturales y de medio  ambiente, pero también de empleo, de convergencia, de la unión y sus fronteras exteriores e interiores, del déficit democrático y de la armonización fiscal. Son nuestros problemas como leoneses, como asturianos y como españoles, pero también son los problemas de Europa que se dilucidarán el próximo 25 de mayo, en una elecciones de resultado incierto en las que FORO aspira a ofrecer y a obtener una presencia directa en Europa, que podría resultar una presencia decisiva entre los dos viejos bloques del PP y del PSOE en franca decadencia. El ya citado Emmanuel Todd, en su más famosa obra ‘La invención de Europa’ (3), anunciaba hace veinte años ‘la desaparición de las macroideologías’ y se preguntaba por el  futuro de Europa. ‘¿Será universalista? ¿Será respetuosa de la diferencia?’ para concluir que ‘los europeos no podrán definirse sin ponerse de acuerdo sobre la definición del Otro’.

Pero hay un conflicto previo que es el de ponernos de acuerdo sobre nosotros mismos. Me refiero a los españoles. De esto se trata a la hora de acudir a las urnas el 25 de mayo. Casi un millón y medio de asturianos y de leoneses están llamados a votar y pueden decidir un buen número de eurodiputados sin depender de lo que decidan en otras comunidades. Unos lo harán y otros se abstendrán. Los que acudan a las urnas satisfechos de lo que han conseguido el PSOE y el PP, no tienen ningún problema para decidir que todo siga igual. Pero los insatisfechos, los que se quejan, los que protestan, los que critican, los que se sienten engañados, por responsabilidad y por coherencia deberían de impulsar un cambio para mejorar y para progresar. Acabo de presentarles una propuesta para un cambio que comienza por proclamar ‘Más León, mejor España’, lo mismo que ‘Más Asturias, mejor España’, porque estamos convencidos de que la unión, más que la unidad, es el camino del futuro en Europa.

 

Muchas gracias”.

 

(1).-  Ortega y Gasset, José. Discurso en Oviedo. 1932.         

(2).-  Todd, Emmanuel. Después de la Democracia. Ediciones Akal. 2010

(3).- Todd, Emmanuel. La invención de Europa. Tusquets Editores. 1995

Juntas Locales

Agenda
 
Agenda Cascos
Más Asturias 2014 Más Asturias 2014 Más Asturias 2013 Más Asturias 2012 Gobernanza a Tres Turnos Rebeldes con Causa Salir a Flote
El Hormiguero. Último número
Búsqueda Avanzada


C/ Pepe Cosmen Nº 1. 33001 Oviedo.
985202745. Fax 985223554.
http://www.foroasturias.es · sederegional@foroasturias.es
Aviso Legal
Contacto