Foro Asturias en Facebook Foro Asturias en Twitter Foro Asturias en Google Plus
Foro Asturias en Youtube Foro Asturias en Flickr Foro Asturias RSS

08/03/2011
Discurso en el I Congreso Constituyente

 

Descargar discurso con pantallas

 

Resulta muy difícil expresar con palabras la gratitud por el apoyo que nos acabáis de brindar a toda la Comisión Directiva recién elegida, y a mí personalmente como Presidente. Gratitud que quiero manifestaros tanto a los afiliados que habéis venido a participar activamente en los trabajos del Congreso Constituyente, como a los que nos están alentando con su generosa incorporación para que nuestra organización siga creciendo cada día pero no han podido acercarse hoy hasta Pruvia, en el concejo de Llanera.

 

Muchos nos están viendo y escuchando en directo por televisión y por Internet. A ellos también quiero dirigirles mis palabras de saludo. De manera especial a nuestros paisanos de las Asturias emigrantes que estando tan lejos se sienten tan cerca de nosotros. Soy un asturiano como tantos, nieto de abuela emigrante nacida en Argentina. Soy, por tanto, deudor de todos los que acogieron a nuestros antepasados asturianos cuando nuestra tierra era insuficiente para cobijar a todos sus hijos. Nunca he visto tanto amor por nuestra tierra y tanto cuidado por nuestra cultura y por nuestras tradiciones como en aquellos países lejanos de Ultramar, o en los más cercanos de Europa. Les debemos muchísimo, y con ellos tenemos un compromiso vivo que vamos a cumplir: que en la nueva era de las comunicaciones del siglo XXI los modernos puentes virtuales nos ayuden a recuperar y a fortalecer los vínculos reales entre las tres Asturias. Si en la Edad Media ya se hablaba en plural de las dos Asturias de Oviedo y de Santillana, en la era del futuro nuestra aldea global  tiene que incorporar la tercera, la de la Diáspora que decía el gran Rafael Fernández, como parte esencial de nuestro país llamado siempre en plural Asturias, nuestra patria chica, dentro de la patria grande que es España, y en el que no se distingan ni las fronteras, ni mucho menos las barreras.

También quiero agradecer en este momento el trabajo esforzado de los organizadores del Congreso, de los responsables del complejo hostelero de La Campana y de todos los voluntarios que nos ayudan y seguirán haciéndolo hasta que quede recogida toda la estructura y toda la maquinaria tecnológica que nos está dando su soporte y su cobertura.

Asumo con plena conciencia de la responsabilidad que contraigo este nuevo destino político al frente de FORO ASTURIAS, siete años después de haber dejado atrás veinticinco años ininterrumpidos de servicio público a mi patria chica, Asturias, y a mi patria grande, España. Lo acepto y lo asumo porque es imposible resistir la fuerza de vuestra ilusión y de vuestra motivación. Hace más de un año, grupos cada día más numerosos de asturianos comenzaron a tomar conciencia de la responsabilidad cívica que era necesario asumir individualmente, cada uno  a nivel personal, para detener el retroceso social y económico de Asturias. Porque Asturias, en esta última década de gobierno socialista, ha desaparecido de la política española, ha retrocedido en población, en actividad, en nivel de vida, en calidad democrática e, incluso, en prestigio y reconocimiento nacional, ya que de ser una región pionera en las letras y en las artes, en la economía y en la industria españolas, ha pasado al furgón de cola de la vida nacional. Muchos considerasteis que mi participación podía contribuir decisivamente al promover el necesario cambio político que necesitaba la región. Ofrecí mi disponibilidad, en público y en privado, con exquisito respeto las formas, es decir, a las decisiones de los órganos democráticos, porque el mensaje del cambio creíble tiene que ser liderado por nuestro ejemplo para que  después despierte la confianza de los demás.

 

Manifesté desde el primer momento que sin el expreso y democrático respaldo de un congreso no aceptaría ninguna candidatura, porque solo el convencimiento que transmiten las decisiones libres y transparentes de los militantes y de los ciudadanos, adoptadas democráticamente, sería capaz justificar la utilidad de mi presencia activa al servicio de los intereses generales, y de convencernos a nosotros mismos del valor de los intereses generales, por encima de cualquier tentación personal. En mi trayectoria se puede comprobar que siempre creí en su oportunidad y aposté por la fortaleza nacida de los congresos, para fortalecer la organización antes y no después de unas elecciones decisivas, y sigo creyendo en este regenerador principio para trabajar, trabajar y trabajar sin desmayo con la confianza de las bases.

 

No acepté ni hubiera aceptado jamás ningún nuevo reto personal como respuesta a la particular conveniencia de una persona o de un grupito de personas, con apariencia de falsa unanimidad conformada en órganos sin legitimidad representativa, ni mucho menos como consensos de trastienda cocinados en mesas de restaurante a la hora de los postres.

 

PANTALLA 1. Zarzuela

Cuando se acepta esta forma degradante de funcionamiento carente de toda legitimidad democrática de ejercicio, los responsables empiezan suplantando la organización en un cenáculo y acaban ridiculizando sus propios liderazgos confundidos en los divertidos papeles de las zarzuelas cómicas

 

 

PANTALLA 2. Karaoke

o con entretenidos “karaokes” de una sala de fiestas, no sé si para burlarse de las preocupaciones de los ciudadanos o para esconder simplemente detrás del populismo la ausencia total de sensibilidad hacia los problemas de la gente, o tal vez para ambas cosas. Estas imágenes de la degradación a la que pueden llegar las conductas de algunos dirigentes de una organización política no creo que sean del agrado de sus propias bases militantes, que merecen el máximo respeto de todos. Pienso que Asturias y los asturianos merecemos más esfuerzos y menos espectáculos.

 

Este Congreso que estamos celebrando es nuestra respuesta; la respuesta de todos; la respuesta que reclamábamos; la respuesta imprescindible  para ofrecer desde FORO ASTURIAS un nuevo compromiso con los asturianos que comience transmitiendo “normalidad”, es decir, el respeto a las normas; “normalidad” sin la cual no es posible cumplir con las obligaciones de un partido político que, como reconoce nuestra Constitución es y tiene que ser “instrumento fundamental para la participación política”. Y añado que, desde la “normalidad” más exigente, queremos ser un instrumento fundamental al servicio de los fines básicos de la sociedad asturiana, y no queremos caer en la tentación de convertirlo en un fin en sí mismo, para servirnos de la sociedad asturiana como instrumento.

A esta degradación de convertirse ellos mismos y su partido como un fin en sí mismo han llegado los socialistas, después de tantos años de hegemonía política, solos o acompañados por otros, en el Gobierno del Principado. Así se explica que, lejos de ocuparse del agravamiento de la situación asturiana, ahora sus mensajes sobre la ética política se centren en intentar negar toda responsabilidad política sobre los escándalos de la corrupción que aquejan a su gobierno; así se explica que sus mensajes sobre la solución de la grave crisis asturiana consistan en negar la crisis para no reconocer su responsabilidad en la negligente gestión del gobierno saliente; y así se explica que  sus mensajes de ilusión y de futuro sean los de la campaña de marketing para incautos que está en las vallas y que resulta una verdadera confesión de negligencia política.

 

 

PANTALLA 3. Trabajamos a tres turnos

En serio, lo que se dice en serio, se trabajaba en Asturias hasta el alo 2004. Y se trabajaba a tres turnos y se adelantaban los plazos en las obras de la Autovía del Cantábrico y de la Autovía del Interior Oviedo-la Espina, hasta el año 2004.

 

 

PANTALLA 4. Fotos primera dovela Variante Pajares

En serio, lo que se dice en serio, se trabajó en el proyecto y la licitación de los túneles de la colosal  Variante de Pajares, adjudicada y puesta en marcha en 2004, a la que tan tenazmente se opusieron siempre los socialistas durante tantos años;  los de Madrid con los  Sres. Zapatero y Blanco a la cabeza, y los asturianos con los Sres. Trevín y Areces a la zaga.

-Las bromas comenzaron después, cuando en el año 2004 se pasó de tres turnos a uno en las obras, y después de uno a ninguno, como se puede comprobar hoy con un simple paseo en coche.

 

PANTALLA 5. El Comercio, portada 14-jul-2005

-Las bromas continuaron con los anuncios del Sr. Zapatero en 2005 en Pola de Gordón: Alta Velocidad en Asturias en 2009 y una nueva Autovía alternativa para evitar el peaje del Huerna.

 

PANTALLA 6. El Comercio, portada, 29-agosto-2007

-Las bromas se repitieron con los nuevos anuncios del Sr. Zapatero en 2007 en Los Oscos: Alta Velocidad y Autovías concluidas en 2010.

 

 

PANTALLA 7. El Comercio, portada, 11-abril-2010

-En 2010 le tocó gastar bromas al Sr. Blanco con el “adelanto” al 2012 del AVE hasta Pola de Lena, y el “retraso” al 2011 de la Autovía del Cantábrico

 

PANTALLA 8. El Comercio, portada, 20-feb-2011

-Hace quince días, otra broma del Sr. Zapatero aquí en Asturias, en Oviedo, nos desveló que el AVE se acabará “en plazo” en 2015 o 2016, pero ya no hay plazos ni para la Autovía del Cantábrico ni para la Autovía Interior.

 

¿Cómo vamos a tomar en serio los asturianos al Sr. Zapatero y a su gobierno, apoyado con entusiasmo por sus compañeros socialistas asturianos, que vienen a nuestro país cada año para anunciar “adelantos” del 2009 al 2010, luego “adelantos” al 2012, y ahora nuevos “adelantos” al 2015 o 2016? ¡Como van a tomarlos en serio los asturianos!.

Da igual que despilfarren en publicidad porque

PANTALLA 9. Valla Asturias en serio, PSOE


ni las personas serias con ideas socialistas podrán sentirse representadas en esta campaña “Asturias en serio” de quienes confiesan en sus vallas que, hasta ahora, año tras año, ya llevan siete, estuvieron tomándose a broma nuestros problemas de comunicaciones que estaban en camino de solución en el año 2004. ¿No les parece a los dirigentes socialistas que perdieron demasiado tiempo para tomar en serio a Asturias?

 

Otro de los momentos estelares de la jornada de humor –humor negro, desde luego- que el Sr. Zapatero disfrutó hace dos semanas en Oviedo fue el que dedicó a hablar de “unidad invencible” y de “fulanismos”. Poner a su partido como ejemplo de unidad cuando todo un estadista como él lleva meses amagando con abandonar y ha organizado un espectacular guirigay público en su partido con el anuncio de “se busca candidato” que cargue con el triste balance que deja, parece un poco cínico. Y que lo haga en Asturias, con algunos ilustres camaradas “desunidos” por una jueza que no pudieron ir a escucharle en Oviedo, suena a esperpento. ¿Le habrán explicado sus correligionarios al Sr. Zapatero por qué aquí en el Principado nadie asume las responsabilidades políticas en la Junta General del Principado por un escándalo de cohecho continuado?

 

 

Pantalla 10. ZP, por PSOE

El remate de sus clases de unidad fueron las bromas sobre el fulanismo. Como todo el mundo sabe, este viejo mal no consiste en eliminar los liderazgos, que son esenciales en los partidos políticos, sino en apropiarse del patrimonio colectivo para el particular beneficio de una persona, anulando las funciones de los órganos colegiados. Aquí todavía recordamos una campaña famosa que alguien hizo prescindiendo de las centenarias siglas PSOE del partido que le apoyaba, sustituidas por las suyas propias ZP en todos los eslóganes y campañas de los socialistas. Si aquello no era culto al jefe y menosprecio al partido, será difícil encontrar otro caso de fulanismo más deslumbrante. ¿Se acordaría de aquella campaña el Sr. Zapatero mientras hablaba en Oviedo?

 

Los asturianos nos enfrentamos hoy a una grave situación de crisis de confianza en el futuro, provocada por la crisis política y la crisis económica que estamos viviendo. En Asturias la política es una especie de oasis de paz en el desierto español de la confrontación. En Asturias la oposición y el gobierno disfrutan de las comodidades que ofrece un pacto para que unos vivan estupendamente y no incomoden demasiado en el Principado de Asturias, y otros correspondan elegantemente con la misma cortesía en el Ayuntamiento de Oviedo. Ya es historia el ágape famoso en un restaurante -que es donde los partidos mayoritarios hasta ahora hacen política de verdad en Oviedo- para renovar el acuerdo una legislatura más. Son de candente actualidad las reuniones discretas y continuadas en la Delegación del Gobierno para asuntos domésticos que han despertado el interés de la Justicia.

 

 

El ejemplo más grave de esta degradante entente en la actualidad regional tiene su sede en la Junta General del Principado. Se cumple mes y medio desde que se desencadenaron en Gijón las actuaciones judiciales que han llevado a la cárcel, con el apoyo de la fiscalía, al exconsejero de Educación,  a la exdirectora de Centros e Infraestructura y  a la exjefa de Procesos Administrativos del Gobierno del Principado. A tenor de las medidas cautelares adoptadas, la gravedad de los sucesos es incuestionable y está dañando irreparablemente la imagen de la administración y del gobierno asturiano. A pesar de ello, ni el gobierno comparece en la Junta General del Principado ni la oposición reclama su comparecencia. Estando como estamos en el final de la legislatura, no es difícil aventurar que el máximo responsable político, el siempre locuaz Presidente del Principado se va a ir sin hablar, o sea, sin dar explicaciones políticas en el Parlamento sobre el funcionamiento de las áreas investigadas, con el apoyo parlamentario de su compañero candidato que tiene aquí una gran ocasión de desmarcarse proponiendo su comparecencia, pero no lo hace, y con el beneplácito de la oposición. Un espectáculo muy poco edificante, pero sencillo de entender como lo entiende la mayoría de los asturianos que, como todos los ciudadanos responsables, con todo respeto e independencia de las responsabilidades penales, son favorables a la transparencia y a la exigencia de responsabilidades políticas. Nosotros no compartimos y discrepamos profundamente de esta manera que tienen algunos de interpretar el sistema parlamentario, en el que ni siquiera se reclama la alternancia como en el siglo pasado, para que les permita seguir viviendo cómodamente de la política, apoyándose los unos a los otros. Nosotros entendemos la política como un servicio a los asturianos, y de ellos es el único apoyo que aspiramos a recibir.

 

 

El segundo problema al que se enfrenta Asturias es la grave crisis económica que padecemos. La crisis económica asturiana tiene dos componentes. El primero, el que se deriva de la irresponsable falta de respuestas políticas adecuadas frente a la crisis  que viene caracterizando el fracaso por  incapacidad del Gobierno español desde 2004.

 

 

Pantalla 11. España, a la cola del crecimiento en Europa

Un fracaso que condujo a España a continuar decreciendo en 2010, con una tasa de variación interanual del PIB de -0,1%, mientras el resto de Europa consolida los buenos datos, con un crecimiento medio de la Eurozona del 1,7%. España se queda atrás mientras, por ejemplo, Alemania creció el 3,5%, Francia el 1,5%%,  Italia el 1,1%, o Reino Unido el 1,4%. Con esta política tan desacertada, España ha pasado entre 2004 y 2010 de liderar el crecimiento europeo a instalarse en el estancamiento mientras los principales países de nuestro entorno ya están remontando la crisis.

 

Pantalla 12. Asturias, a la cola del crecimiento de España

En este escenario español de estancamiento, aparece el segundo componente que es de naturaleza estrictamente asturiana y que no es endosable a nadie más que al naufragio del Gobierno del Principado, cuyo reflejo son 5 puntos menos de crecimiento que la media de las regiones españolas entre 2000 y 2009, con un crecimiento medio anual del 1,69% del PIB frente al 2,21% de la media, lo que sitúa a Asturias con el peor crecimiento de España en esta década. Y los últimos datos del año 2010 indican que fue la región que sufrió el segundo mayor decrecimiento del PIB de todas las Comunidades Autónomas.

En resumen, España se encuentra actualmente a la cola del crecimiento en Europa, y Asturias se coloca a la cola del crecimiento en España. España se queda rezagada en Europa y Asturias se queda atrás en España.

 

 

 

 

Pantalla 13.  España, campeón del paro en UE

¿Resultado? Con nuestro PIB estancado, España ya es líder en la tasa de desempleo en la Unión Europea, muy destacado porque es el único país con una tasa de desempleo superior al 20 %, más del doble de la media europea. Y estamos hablando de 27 estados, todos ellos con tasas de desempleo inferiores o muy inferiores a la nuestra.

 

Pantalla 14. España, a la cabeza del déficit público en Europa

Supongo que nadie pensará que es casualidad que también España se encuentre a la cabeza de Europa en porcentaje de déficit público sobre el PIB, una variable que depende directamente de la política seguida en estos siete años, y que por tanto se ha ganado a pulso el gobierno del Sr. Zapatero, porque la herencia que recibió en 2004 fueron unas cuentas públicas equilibradas.

 

Pantalla 15. Paro registrado 2004-2011 en Asturias.

A su vez, el Principado de Asturias es líder en la tasa de crecimiento del desempleo en España. Asturias ha tenido en 2010, con el 7,07 % de aumento, el segundo mayor incremento del paro registrado en España, y en el pasado mes de febrero el paro en Asturias ya rebasó la cifra de 88.000 personas, después de una subida interanual del 5,2 %.  Con los datos de la EPA en la mano, en el cuarto trimestre de 2010  Asturias duplicó el incremento de paro español. Dicho de otra manera mucho más dramática, Asturias, la comunidad autónoma con la tasa de actividad más baja de España, el 51,8 %, nueve puntos por debajo de la media española hoy es, al mismo tiempo líder del paro en España, y consecuentemente, en Europa.

Esta pésima situación de la destrucción de empleo en Asturias, y de paro desbocado tiene un componente dramático para nuestros jóvenes entre 16 y 34 años. En el año 2010 tuvimos una tasa de paro joven del 25%, es decir,  40.100 jóvenes entre 16 y 34 años estaban en paro. Lo que supone un incremento impresionante del 43,3% desde el año 2005. Con este panorama desolador, nuestros jóvenes se enfrentan a dos únicas opciones:

 

-Abandonar el mercado laboral para centrarse en la ampliación de su nivel de estudios. De hecho, Asturias en el 2º trimestre de 2010, fue la comunidad autónoma donde más aumentó la población joven de estudiantes, concretamente el 23 %.

 

-La otra opción es emigrar dejando atrás su tierra. En 2008, se produjeron casi 8.000 emigraciones por jóvenes asturianos hacia otras comunidades autónomas y casi 700 emigraciones hacia otros países. Pérdidas que Asturias no se puede permitir por la valía de quienes se van de nuestra tierra, y por las pésimas perspectivas de futuro de crecimiento en el conjunto, circunstancias que auguran una tendencia negativa que ni siquiera alcanzan a compensar los flujos de inmigrantes, dado el actual envejecimiento de nuestra población.

 

Pantalla 16. Los asturianos se van por falta de oportunidades.

Otro componente no menos preocupante de esta crisis derivado del problema  anterior es la pérdida de población. El Principado de Asturias es la única Comunidad Autónoma española que perdió población entre 2000 y 2009, consecuencia de los que se van por la falta de oportunidades que ha ofrecido Asturias en esta década.

 

La conclusión es obvia: la crisis de crecimiento y de empleo que sufre Asturias en ningún caso puede ser disculpada, ni mucho menos puede ser presentada como un ejemplo de los aciertos del gobierno español o de los aciertos del gobierno asturiano, sino todo lo contrario: como un resultado evidente y dramático de sus errores y de sus incapacidades. Corregir estos errores y superar estas incapacidades son los puntos de partida obligados de cualquier política alternativa, porque sin el cambio no es posible la recuperación de la senda del crecimiento de la economía asturiana y de la creación de empleo en el Principado.

Sin el cambio tampoco es posible crear confianza en la sociedad asturiana. Cambio, sí, pero ¿Qué cambio?. El cambio político tiene que nacer de la recuperación del crédito de nuestras instituciones, el Gobierno del Principado, la Junta General del Principado y los Ayuntamientos, para cancelar la brecha que separa a la mayoría de los asturianos de la minoría de las cúspides de los partidos que las han secuestrado en beneficio de unos pocos. El modelo no puede consistir en conformarse con la legitimidad de origen de nuestras instituciones representativas y de gobierno, es decir, conformarse con elegir los representantes cada cuatro años. Asturias y los asturianos tenemos que recuperar la legitimidad de ejercicio de nuestras instituciones, la que se acredita día a día haciendo funcionar el parlamento, el gobierno y la oposición, regenerando la vida democrática y participativa de las fuerzas políticas representadas en ellas, y facilitando que la sociedad de la información garantice la transparencia protectora del control por parte de la sociedad civil. ¿Alguien cree que hubiera sido posible el “caso Riopedre” si existiera transparencia real en los sistemas de contratación en la administración del Principado, y se hubiera ejercido el mínimo control desde la oposición?. ¿Alguien cree que hubieran sido posibles los gigantescos sobrecostos de las obras del Musel, del Huca o de la Y de Bimenes si existiera transparencia real en la gestión y se hubieran pedido explicaciones proporcionales a los excesos desde la oposición?

Pantalla 17. Vaquero y Espinosa

¿Alguien cree que el sectario y escandaloso comportamiento de algún medio de comunicación, que incumple a diario el mandato constitucional de ofrecer a sus lectores información veraz, sería posible si existiera transparencia en la publicidad o en las subvenciones que recibe, y se hubiera ejercido un control serio e independiente desde la oposición?

Siguiendo el modelo que mejor funciona en el mundo para impedir los peligrosos efectos de perpetuarse en el poder,  que es el ejemplo de EEUU, la mejor garantía es la limitación del número  de mandatos a 8 años, con lo que se atemperan las tentaciones personales de apego a los cargos, se garantiza la renovación democrática de los dirigentes de los partidos y se fortalece el ejercicio de  control de las instituciones, evitando que se generen grupos de intereses, clientelismos, corrupción y descrédito. ¿Alguien cree que si esta limitación existiera en Asturias se habrían gestado y desarrollado los escándalos en la administración autonómica y municipal que estamos presenciando?

 

Es imprescindible, por tanto, un cambio político en Asturias, pero también un cambio de política económica? Qué cambio de política económica?. Conviene insistir que en la política económica no hay milagros ni en Europa, ni en España, ni en Asturias. Cuando se opta año tras año por el despilfarro, por el endeudamiento irresponsable, por el clientelismo, por los chiringuitos empresariales y por la economía subvencionada, el resultado está a la vista en España y en Asturias: llega el estancamiento y el paro se desboca. Y cuando se retrasan las decisiones que pueden llevarnos por el buen camino y estas nunca llegan el retraso en recuperar la senda del PIB y del empleo se convierte en exponencial. Malas o nulas decisiones y tardías alargan la recuperación en años y así vemos que otros países europeos se recuperan mientras nosotros seguimos por la empinada cuesta hacia abajo. Sobre estas evidencias que resultan difíciles de negar, resulta obligada una invitación al consenso para configurar una mayoría lo más amplia posible en torno a una conclusión tan elemental como la necesidad de reconocer el fracaso de la línea seguida en estos años. Si existe un consenso amplio en torno a esta conclusión, resulta obligada la puesta en marcha de una nueva política económica, en un marco nuevo de concertación social, que no reincida en los mismos errores anteriores que nos llevaron por la senda del empobrecimiento y del paro.

 

Para rectificar el camino equivocado e intentar otro nuevo, para desarrollar una política de recuperación, para impulsar nuevos acuerdos de concertación, es imprescindible previamente identificar los errores que nos condujeron a la grave crisis que vive Asturias, y comenzar de esta forma, sin hipotecas ni lastres, a crear un clima de confianza en Asturias y desde Asturias que promueva la competitividad imprescindible de nuestras empresas, y sea capaz de comenzar a atraer otras nuevas. Es obvio que los gobiernos no son los que crean empleo. Pero son los que proponen y aprueban las medidas que promueven las condiciones para que la economía recupere sus equilibrios básicos, y  que favorecen la libertad de los agentes sociales para desenvolverse en un clima de confianza, en una economía regulada para ser competitiva. Las medidas y las condiciones tienen que ser actuales y ajustadas a las circunstancias, pero los principios son intemporales.

 

Tan intemporales como el pensamiento de Jovellanos, quien dedicó toda su vida a incitar a los asturianos a remover los obstáculos que se oponían al progreso. Fue una constante de sus discursos y  advertía “pero lejos de haberse removido entonces los estorbos que se oponían a la prosperidad parece que la legislación y la política se obstinaron en aumentarlos” porque, a su juicio, “ las nuevas leyes producían ordinariamente nuevos estorbos y  con  ellos nuevos males”. Sí, contra esos estorbos que nos llegan desde la ineptitud del Gobierno central o desde la inutilidad del gobierno autonómico tenemos hoy que levantar la voz para eliminar esos estorbos, de tal forma que un nuevo Gobierno asturiano que apueste por el rigor y por el control del gasto público, por el equilibrio presupuestario, por la economía productiva, por la financiación y no por la subvención, por la mejora de las comunicaciones y por la diversificación empresarial, ayude decisivamente a que la libertad florezca, el crédito fluya, las oportunidades crezcan y las empresas abran nuevos mercados, aporten mayor valor añadido y creen empleo.

El problema de nuestras comunicaciones es el más esclarecedor. Las infraestructuras básicas que estaban en marcha, comenzaron a ver retrasada su ejecución a partir de 2004, dejando a muchos empresarios colgados y a muchos trabajadores en paro. Hoy la mayoría de las grandes obras están paralizadas. Los socialistas han conseguido que en estas grandes obras que otros dejamos en marcha ya no se trabaje ni a tres turnos, ni siquiera a un turno, porque están prácticamente paradas. Paradas por Oriente en Llanes; paradas por el Occidente costero en Artedo y en Otur; paradas por el Occidente interior en Salas; paradas por el Sur en la Variante de Pajares; paradas por los cuatro costados de Asturias, convertida hoy en un territorio lleno de descosidos donde ya no se reparan ni los daños de emergencia, como en El Bao. Mientras tanto, los mejores trenes se van para Levante pero las inversiones pendientes no llegan de ninguna parte.

 

 

Pantalla 18. Inaugurando los retrasos del HUCA. El Comercio

Para mayor escarnio, todo con el consentimiento y el beneplácito de un gobierno asturiano, dedicado al despilfarro y a la propaganda, como financiar costosos suplementos de periódico con fondos públicos u organizar la pasada semana el insólito acontecimiento de inauguración de los retrasos del HUCA. En las fotos del acontecimiento se puede observar la satisfacción de la oposición en el acto de inauguración, porque aquí la sintonía política de los, hasta ahora, partidos mayoritarios llega incluso a los detalles de la copa de vino español y los canapés. Queda patente todos los días que Asturias sufre las consecuencias de un Gobierno fracasado y una oposición amable que despilfarran millones de euros con actos de propaganda y con publicidad de autobombo en los medios de comunicación afines, pero luego resulta que no queda presupuesto para pagar las plazas de los maestros

Somos plenamente conscientes de que Asturias es un país pequeño, lejano, mal comunicado, y por todo lo anterior, desconocido para muchos. Tal vez por eso algunos nos menosprecian o, simplemente, nos ignoran. Nos ignoraban porque ahora parece que todo son prisas por visitarnos con una frecuencia, por no decir con una urgencia, insospechadas. Se anuncian visitas de dirigentes que no han venido por Asturias en tres años, pero tuvieron tiempo para ir siete veces en los tres últimos meses a Castilla La Mancha. ¡Algo tendrán que explicar a los asturianos cuando vengan, además de criticarnos! Tienen por adelantado mi respuesta, estoy aquí porque Asturias es más importante que cualquier sigla partidaria, y porque Asturias me importa mucho. Por eso, nada más y nada menos que por eso, Por Asturias, estoy hoy aquí entre vosotros. Si la culpa de haber convertido Asturias en destino turístico de primer nivel la tenemos en FORO ASTURIAS ya podéis comprobar el primer efecto positivo: hemos puesto a Asturias en el mapa del que nos habían borrado desde hace años. Porque ni en la vida ni en la política se puede o se debe ningunear a nadie.

Nosotros, en FORO ASTURIAS, pensamos que todos somos imprescindibles para sostener la estructura de la sociedad y del Estado. Del mismo modo que la pequeña “clave” es la piedra angular de todo gran arco formado por grandes dovelas, así podría quedar reflejado lo que es Asturias para los asturianos en el gran arco del estado español.

 

Pantalla  19. La Marca Hispánica y el Reino de Asturias

Nuestra historia no es de peor condición frente a las comunidades llamadas históricas. Cuando la mayor parte de Cataluña, el Pais Vasco y Navarra formaban parte de la Marca Hispánica integrada en el Imperio de Carlomagno, Alfonso II El Casto no solo peregrinó a la tumba del Apóstol recién descubierta, sino que consolidó la plena integración del territorio de Galicia dentro del reino astur.

 

Pantallas 20, 21, y 22. Candamo,  Tito Bustillo y Santa María del Naranco

Desde las manifestaciones geniales del arte parietal magdaleniense esparcidas por Asturias, con Candamo y Tito Bustillo a la cabeza, hasta la singular joya arquitectónica del prerrománico asturiano, nuestra cultura es universal y está profundamente arraigada en el alma de los asturianos.

 

Pantalla 23. Museo Etnográfico de Grandas de Salime

Solo desde este arraigo se puede explicar, por ejemplo, que en Grandas de Salime, en la Asturias profunda del occidente interior, un genial y benemérito José Naveiras, nuestro querido Pepe el Ferreiro, haya sido capaz de promover y levantar en nuestros días el Museo Etnográfico más importante de España en Grandas de Salime, con apenas alguna ayuda pública mucho menos importante que su extraordinario esfuerzo personal. Nuestros hombres han sido capaces de las mayores gestas en el pensamiento, en la política, en la ciencia, en la cultura, en la empresa, en el sindicalismo o en el deporte. Repasando nuestra historia, Asturias siempre jugó un papel decisivo en la gobernabilidad de España, lo que naturalmente ayudó a su progreso y a su modernización. Sin embargo ahora la marginalidad es evidente y la pérdida de influencia absoluta. Somos el “finisterre” político de España, una comunidad autónoma irrelevante, sin voz ni voto, sin dirigentes y sin peso especifico, que va a remolque de otras regiones y de otros poderes que no se acuerdan para nada de Asturias, porque Asturias ni pide, ni exige, ni se moviliza, ni se defiende; en una palabra, ni está ni se la espera en los centros nacionales de decisión.

 

Tenemos que ser conscientes de que el cambio no va a llegar, ni puede llegar, de la mano de quienes ofrecen más de lo mismo, configurados como estructuras cerradas que buscan primordialmente hacer felices sin esfuerzo alguno a la minoría de los miembros de sus cúspides, pero se muestran siempre intolerantes con el diferente. Nuestro reto es acertar a servir de cauce a las aspiraciones mayoritarias de la sociedad asturiana para superar, no solo la crisis económica que castiga duramente a las familias, sino para salir de la postración a la que han llevado a Asturias la incapacidad gestora de unos y el conformismo existencial de otros, que no fueron capaces de practicar la autocrítica para cambiar un rumbo equivocado, ni de predicar con el ejemplo del esfuerzo para enfrentarse a los problemas cuya solución requería sacrificios que solo reclamaban a los demás. De entrada, Asturias puede y debe recibir lo que le corresponde porque no tiene deudas históricas con el gobierno de España, sino compromisos vigentes, acreditados en contratos firmados por el Estado, exigibles en sus plazos. Y lo primero que tenemos que hacer es atrevernos a exigirlos.

 

Aquí comienza el gran reto que FORO ASTURIAS tiene por delante. Por eso conviene que nadie se distraiga con el debate artificial de las etiquetas trasnochadas. Podemos hacer un repaso rápido de los resultados de la política del Sr Zapatero en España: la congelación de las pensiones, los recortes del sueldo de los funcionarios, la retirada del cheque bebé, el retraso en las ayudas a los dependientes, el endurecimiento del acceso a una pensión, y sobre todo, el desempleo gigantesco del que ya os hablé anteriormente. ¿Alguien se atreve a decir que en España hay un gobierno que desarrolla una política de izquierdas?

 

Pantalla 24. La Gobernanza europea.

Otro repaso rápido a la actualidad europea nos da nuevas luces sobre la nueva política que se avecina, o que ya está ante nosotros. El pasado 12 de enero la Comisión presentó la comunicación llamada “Estudio prospectivo Anual sobre el Crecimiento: anticipo de la respuesta global de la UE a la crisis”, que marca el inicio del nuevo ciclo de gobierno económico de la UE y abre el primer semestre europeo de coordinación de la política económica..

El texto presentado señala: “Si se desea evitar estancamientos, tendencias insostenibles de la deuda y desequilibrios acumulados y asegurar la competitividad, Europa debe acelerar el saneamiento de sus finanzas públicas y la reforma de su sistema financiero, y situar en primer plano las reformas estructurales.”

Y exige a los Estados miembros presentar, antes de mediados de abril, los compromisos nacionales en sus estrategias presupuestarias, y fijar sus programas nacionales de reforma sobre las siguientes materias:

-        Riguroso saneamiento fiscal

-        Corrección de los desequilibrios macroeconómicos

-        Garantía de estabilidad del sector financiero

-        Trabajo más atractivo

-        Reforma de los sistemas de pensiones

-        Reinserción de los desempleados en el mercado laboral

-        Equilibrio en la seguridad y la flexibilidad

-        Aprovechar el potencial de crecimiento del mercado único

-        Atraer capital privado para financiar el crecimiento, y

-        Crear un acceso rentable a la energía.


Pantalla 25. Portada libro Giddens

Con estas medidas, ¿Quién puede hablar de programas políticos etiquetados con la ideología socialista o con la ideología liberal hoy en Europa?. Esta situación ha llevado a Anthony Giddens, Premio Príncipe de Asturias 2002 de Ciencias Sociales, a afirmar con rotundidad “necesitamos una política, más allá de la derecha y la izquierda” , para concluir que “el socialismo ha muerto”.


En particular, en Asturias la crisis de los, hasta ahora, partidos mayoritarios es tan evidente que no necesita demostración. Basta con la simple observación de sus modos de comportamiento cerrado e inmovilista, a pesar de la crítica situación política, económica y social  de Asturias, para entender la causa de su degradación que se traduce en una notoria desafección de amplios sectores de la ciudadanía. En esta situación nace FORO ASTURIAS, y las circunstancias nos imponen la búsqueda y la recuperación de la confianza cívica a través del único camino serio y constructivo: un programa integrador, abierto y reformista. Un programa integrador de todos los asturianos comprometidos con su país que quieran sumarse a este proyecto por Asturias, por nuestro futuro. Un programa también abierto, abierto a España, a Europa y al mundo, pues para empezar Asturias es parte esencial de España; también es, por supuesto, como querían los regeneracionistas parte integrante de Europa; y es el mundo, pues Asturias no se puede comprender sin la emigración, sin América, sin Ultramar.

 

Pantalla 26. Imagen de Melquíades Álvarez.

Y es, además, un programa reformista. Un reformismo que hunde sus raíces en el reformismo asturiano promovido hace un siglo por  nuestro paisano gijonés Melquíades Álvarez, entre otros ilustres personajes españoles de su época, y apoyado por otros muchos compatriotas anónimos que lo abrazaron con entusiasmo; por empresarios como los hermanos Felgueroso o por Inocencio Fernández; por indianos como Obdulio Fernández, fundador de la Fábrica El Gaitero o por Florencio Rodríguez, fundador del banco de Gijón; por  profesores eminentes, como Adolfo Posada, o por escritores insignes como Pérez de Ayala. Clarín, su amigo, había fallecido unos años antes.

 

Del reformismo diría Ignacio de la Concha, catedrático de Historia del Derecho en la Universidad de Oviedo que “fue el primer partido político de corte europeo, el primer partido español verdaderamente contemporáneo” porque fue un proyecto nuevo que hizo una nueva política para construir una Asturias y una España nuevas, alejadas de la reacción conservadora y de la revolución radical, para modernizar las deterioradas estructuras políticas, sociales y económicas de Asturias y de España.. Así lo expresaba Melquíades Álvarez hace casi un siglo: “nosotros entendemos que no hay que hacer una obra artificiosa que hiera la superficie del país, sino una obra de fondo, renovadora de todo el orden político y social, que llegue hasta la médula de España, una obra de regeneración”. Ese fue su objetivo histórico y ese mismo objetivo, salvando las distancias del tiempo y de los personajes, lo volvemos a reivindicar como nuestro. Parafraseando a Melquíades Álvarez,  “representamos el porvenir”.

 

El reformismo nació, precisamente, para acabar con la resignación, con la indiferencia y con aquella pasividad cómplice de los males que aquejaban España. Nosotros también queremos hoy regenerar y poner en valor ese gran capital de recursos que es Asturias. A los asturianos hoy, tal vez nos falte fe en nosotros mismos, fe que descubrimos en cuanto coronamos los puertos de nuestras montañas, o embarcamos desde los puertos y aeropuertos de nuestro solar. Tal vez tengamos algo entumecidas nuestras convicciones de gentes capaces para acometer el esfuerzo que requieren las empresas difíciles. Por eso nos conviene renovar y reactivar la fe en nosotros mismos, como pueblo viejo, con identidad propia, abierto al mundo, para recuperar el orgullo de ser y de sentirnos asturianos; porque, en dos palabras, como dije en Valencia de D. Juan el pasado año, lo necesita Asturias para levantarse, y lo necesita España para ser mejor.

 

El ámbito asturiano de nuestro proyecto cívico, europeísta y reformista es plenamente compatible con nuestra vocación aglomerante, frente a los nacionalismos y regionalismos disolventes. Nuestro espíritu es integrador para sumar y no disgregador para restar. Nuestro compromiso nacional es de cooperación y no de confrontación, porque queremos y necesitamos la fortaleza y no la debilidad del Estado. Por eso mismo nos sentimos legitimados para exigir la justa y solidaria correspondencia del Gobierno de España, sin la cual los asturianos no podemos sentirnos ciudadanos respetados, ni se nos pueden exigir silencios resignados.

 

Este gran objetivo no depende del tamaño ni del número de habitantes, porque, si así fuera, Suiza, por ejemplo, sería un país modesto; o Luxemburgo sería un país pobre y marginal, pero sabemos que es el Estado con la renta per cápita más alta de la UE. La riqueza y la prosperidad de un país se miden, sobre todo, por la preparación y el esfuerzo de sus gentes, y por la calidad de sus recursos, no por la extensión de su espacio o por su población. Por eso podríamos plantearnos, por ejemplo, llegar a ser el Luxemburgo español, porque para ello contamos con todos los asturianos, de aquí y de fuera, que viven en Asturias o están en la emigración, con todos los asturianos que nos quieran acompañar en este empeño patriótico.

Conservamos la memoria histórica de un país esforzado y solidario que identifica a España, que tuvo un papel protagónico en la construcción de la España liberal y democrática, en la batalla de las luces y de la Ilustración liderada por el conde de Campomanes y  Gaspar Melchor de Jovellanos; en la batalla de las libertades constitucionales liderada por el conde de Toreno, por Agustín Arguelles y por Rafael del Riego; en la batalla de la economía abierta liderada por  José Canga Argüelles, por Álvaro Florez Estrada, por Alejandro Mon, por Juan Velarde, o por Rodrigo Rato; en la batalla de la educación, de la cultura y de la ciencia liderada por Fermín Canella y Adolfo Alvarez-Buylla, por Clarín, por Ramón Perez de Ayala y por Adolfo Posada, por Francisco Grande Covián y por Severo Ochoa.

 

La mejor España no se entiende sin Asturias y Asturias no se entiende sin España, por eso no aceptamos esta marginalidad actual, esta claudicación humillante, esta postración sumisa, y hasta este vergonzoso y lamentable aislamiento físico, viario y ferroviario, que nos aísla de España, de Europa y del progreso.

 

¡Asturias tiene que resurgir!. ¡Los asturianos quieren el cambio, el país necesita el cambio y FORO ASTURIAS puede ofrecer la alternativa que convoque y agrupe a la mayoría natural que lo haga posible! .Por nosotros no va a quedar gracias al impulso y a la motivación que nos trasmitís, y a la alianza con el espíritu cívico de los asturianos trabajadores y emprendedores, que quieren recuperar la Asturias orgullosa de si misma, motor de la España ilustrada y democrática, motor de la España dinámica y moderna, una Asturias abierta a Europa y al mundo.

 

Al despedirnos esta noche para regresar a nuestros hogares lo hacemos  llenos de ilusión y de esperanza, pero sabiendo que mañana empieza una tarea mucho más exigente que la que nos ha permitido llegar hasta aquí. En Asturias la era socialista que comenzó en 1983 llega a su final. Una nueva era política está a punto de comenzar. Llegan tiempos para demostrar en la vida pública y en la vida privada, como representa nuestro símbolo de FORO ASTURIAS, el espíritu de laboriosidad y de cooperación que inspire la nueva política de las instituciones de gobierno y los nuevos compromisos cívicos de los asturianos. Por FORO ASTURIAS este es mi  llamamiento final esta noche a todos vosotros. Por nuestro país, este es el gran compromiso con todos los asturianos.

 

Muchas gracias.

Juntas Locales

Agenda
Agenda Cascos
Más Asturias 2014 Más Asturias 2014 Más Asturias 2013 Más Asturias 2012 Gobernanza a Tres Turnos Rebeldes con Causa Salir a Flote
El Hormiguero. Último número
Búsqueda Avanzada


C/ Pepe Cosmen Nº 1. 33001 Oviedo.
985202745. Fax 985223554.
http://www.foroasturias.es · sederegional@foroasturias.es
Aviso Legal
Contacto