FORO ASTURIAS · 12/02/2018
¿La solución? Releer El Gaviotu (perdón por usar bable)

 

¡Ay! Don Adrián, tan joven y en qué lío nos ha metido. Tiene mérito conseguir que algunos ociosos saquen pecho contra el asturiano y que los medios escritos y tertulias radiofónicas nacionales incluyan el bable como la próxima amenaza contra la unidad nacional. El inolvidable Rovés, padre de El Gaviotu -perdón por usar el bable- tendría hoy material para publicar otra Antología, cambiando Cimavilla por el Palacio de la Junta General del Principado y la playa de San Lorenzo por el Ayuntamiento de Oviedo (prohibido decir Uvieu) ¿No lo ha leído nunca, Don Adrián? Léalo por favor. Pero antes fíjese en la portada de La Nueva España de ayer:

 

 

 

Y después fíjese en la portada de hoy de La Nueva España:

 

¿Qué le parecen estas dos portadas, Don Adrián? La noticia de que en Asturias se habla castellano -Cherines, nombre bable, dixit- y la noticia de la salida de la crisis de Asturias, con el mismo rango de importancia. Este asunto tiene busilis. Una pista: en el barrio de Cimavilla de Gijón dicen Xixón y no hay lío. En la calle Cimadevilla de Oviedo intentan decir Uvieu, y lío al canto. Y Usted, Don Adrián, por el medio. ¿Por qué no fue a tomar una sidra con El Gaviotu, antes de lanzarse a la cruzada de convertir un “no problem” (el uso entrañable de los bables en Asturias) en una guerra mundial? ¿No se dio cuenta de que este asunto tiene busilis y el secreto está en Cataluña? Lea nuestra web, la más entretenida, la mejor informada y la más leída de Asturias, y se enterara de que en Cataluña:


 

 

¡Ay! Don Adrián, la pasta, siempre la pasta. Solo en publicidad y en ayudas por publicar en catalán se destinaron casi 170 millones a medios desde la vuelta de CiU a la Generalitat. Y ahora con el 155 se acabó. Consecuencia: la prensa catalana tiene que recaudar en otros lares. Y con Usted, Don Adrián, algunos esperan recaudar en Asturias, si se subvencionan páginas y programas en asturiano para acabar con el “problema”. ¿Lo entiende? Pasta por aquí y se acabó el problema del bable por allí. En cuanto la Academia de la Llingua o el Gobierno de su amigo Don Javier Fernández aflojen la faltriquera, se acabará la polémica porque todos serán felices y comerán perdices (euros) ¿Y los asturianos? Pues a seguir en la mayor crisis de España en población, crecimiento económico, población activa, creación de empleo, salarios,... sin que nadie se interese por nosotros. ¡Antes de meterse en estos líos, hay que leer más a El Gaviotu, Don Adrián!. Se lo recomendamos desde Brañagallones, donde seguimos aislados por la nieve.