Foro Asturias en Facebook Foro Asturias en Twitter Foro Asturias en Google Plus
Foro Asturias en Youtube Foro Asturias en Flickr Foro Asturias RSS

06/03/2017

Oblanca: “España es el país europeo en el que se crea más empleo, pero hay muchas divergencias entre CC.AA. y Asturias se perpetúa en la cola en tasa de población activa”

  • “Aquí se viene abajo la estrategia europea de Garantía Juvenil y los jóvenes asturianos continúan marchándose de su tierra, lo que repercute en el drama del problema demográfico con la población más envejecida de Europa”

  • “España tiene espacio para la mejora en desarrollo digital, pero  sobre todo donde tenemos que corregir carencias los españoles es en el capital humano y en nuestra capacidad para las habilidades tecnológicas digitales”

El diputado nacional de FORO, Isidro Martínez Oblanca, señaló hoy al secretario de Estado para la Unión Europea, Jorge Toledo, que “si bien España es el país en el que se están generando más puestos de trabajo, sin embargo, en clave interna advertimos que hay divergencias significativas entre Comunidades y vemos cómo en la Tasa de Población Activa en Asturias, por ejemplo, se perpetúa en el farolillo rojo año tras año”.

 

“Con lo cual –añadió Oblanca- en Asturias se viene abajo la estrategia europea de Garantía Juvenil y de hecho los jóvenes asturianos continúan marchándose de su tierra, lo que es un drama que repercute en otra situación dramática: el problema demográfico con la población más envejecida de la Unión Europea. Urge impulsar actuaciones en ambos campos: en el del empleo juvenil y en el del envejecimiento”.

 

Jorge Toledo compareció hoy ante la Comisión Mixta para la Unión Europea, para informar sobre el próximo Consejo Europeo, en el que se hablará de seguridad, situación económica y migración. Por la tarde, compareció ante la misma Comisión, conjuntamente con la de Energía, Turismo y Agenda Digital, el vicepresidente de la Comisión Europea responsable del Mercado Único Digital, Andrus Ansip.

 

Martínez Oblanca, que es portavoz del Grupo Mixto en ambas comisiones, advirtió que en el Índice Europeo anual de la Economía y la Sociedad Digitales, España está situada a mitad de la tabla de los 28 países miembros, lo que significa que “aún tenemos mucho espacio para la mejora, como demuestran gráficos y tablas en cuestiones como la conectividad y el número de usuarios de internet”.

 

“Pero sobre todo –subrayó- donde tenemos que corregir carencias los españoles es en el capital humano y en nuestra capacidad para las habilidades tecnológicas digitales, y también necesitamos especialistas informáticos, y más graduados en las ciencias relacionadas, ingenierías, matemáticas, etc.  Por lo tanto, señal de advertencia para España: el nivel de nuestras habilidades y competencias digitales tiene que ser mucho mayor y tenemos que apretar el acelerador en esos temas formativos”.

 

Oblanca dijo a Andrus Ansip que “los europeos también tenemos que recuperar el terreno que hemos perdido en los desarrollos tecnológicos. Hoy nuestros móviles están fabricados fuera de Europa, pero hace no mucho tiempo que Europa era líder mundial en la fabricación de terminales. Nos han comido la tostada o, peor aún, nos la hemos dejado comer. Los americanos, los japoneses, los surcoreanos, los chinos, nos han inundado con sus móviles y terminales de última generación, así que nos toca el contraataque con el desarrollo de redes de última generación para que los ciudadanos y empresas europeas podamos recuperar el terreno perdido y la capacidad de respuesta”.

 

Intervenciones de Isidro Martínez Oblanca, en la Comisión Mixta para la Unión Europea del Congreso de los Diputados:

Comparecencia del Secretario de Estado para la UE, Jorge Toledo:

Muchas gracias, señora presidenta.

Muy buenos días, señor secretario de Estado. Muchas gracias por su comparecencia y por el informe que nos ha facilitado de cara al Consejo Europeo que se celebrará esta misma semana y en el que se van a tratar  problemas que son apremiantes para el conjunto de la Unión Europea y específicamente para España.

Como usted ha señalado, son temas destacados la situación económica y también la seguridad, cuestión sobre la que tuvimos oportunidad de debatir aquí con la comparecencia ante estas Cortes Generales del Comisario Julian King, el pasado mes de febrero.

También se volverá a hablar en Bruselas sobre la cuestión migratoria que en lo que hace referencia a nuestro país ha destacado recientemente como consecuencia de varios saltos masivos de la valla de Ceuta por las que lograron entrar más de 850 personas, atención, casi la mitad de los 1.771 que lo hicieron en todo el año 2016. La gran dificultad de controlar esta avalancha migratoria contrasta con el acuerdo tomado hace justamente tres meses por el Comité Europeo de Representantes Permanentes sobre el refuerzo de las fronteras exteriores.

Se ha relacionado esta masiva entrada ilegal de personas con las negociaciones en materia agrícola y de pesca entre Marruecos y la Unión Europea y, de hecho, hay un comunicado y unas declaraciones del propio ministro marroquí de Agricultura en las que inequívocamente se refiere al flujo migratorio y a la necesidad de que se valore el esfuerzo de su país para controlarlo. El caso es que nuestra ciudad autónoma de Ceuta tiene su CETI colapsado con su capacidad triplicada, los servicios sanitarios también se han resentido mucho, nuestras fuerzas de seguridad se ven insuficientes ante las avalanchas y la administración judicial también acusa esta situación.

Le pregunto, señor Secretario de Estado, por esta cuestión que preocupa mucho a nuestros compatriotas de Ceuta y de Melilla, pero también a nuestros agricultores y pescadores que se barruntan ser moneda de cambio en la negociación de los acuerdos europeos con Marruecos. Y con la pregunta reclamo que España como frontera exterior de la UE reciba protección y garantía para gestionar la avalancha de inmigrantes como un problema global de Europa, y no un problema particular de cada uno de los estados miembros.

En el Consejo Europeo de esta semana se va a hablar -como es natural, porque son asuntos económicos de máxima prioridad- sobre el empleo y el crecimiento, y también sobre la competitividad, cuestión sobre la que el pasado lunes la Comisión Europea publicó el “Índice de las regiones”, un estudio trianual relativo a las 263 regiones de la Unión que proporciona informaciones útiles para que estas mejoren sus resultados económicos. Hay que constatar que este índice no ofrece un buen balance para nuestras Comunidades Autónomas y la comparación con el que se realizó en 2013 tampoco es buena; Madrid se mantiene como una Comunidad con valores positivos de competitividad, al igual que País Vasco y Navarra, pero la han empeorado Cataluña, Valencia, Andalucía y Murcia. Solo mejoran su Competitividad las Ciudades Autónomas. Las demás Comunidades ya estaban en rangos bajos pero algunas, como es el caso de Asturias, mi comunidad de origen, lo rebajan aún más y se sitúan en el bloque de menor competitividad de Europa. No me resisto a señalar -por preocupante- que en el caso asturiano el capítulo de infraestructuras nos coloca en el puesto 222 de las 263 regiones europeas. Es la Asturias marcha atrás y, al parecer, sin freno.

Señor Secretario de Estado, este Índice de competitividad elaborado por la Comisión Europea me parece muy relevante porque creo que señala inequívocamente una ruta de trabajo para la Unión, para los países miembros y para sus regiones. Creo que este es un mapa que pone en evidencia unas grandes desigualdades que hay que corregir y si encima vamos a peor, razón de más para modificar la acción política europea. Nuestro Gobierno, que está consiguiendo datos irrefutables de crecimiento económico y de creación de empleo, debería hacer notar ante el Consejo que algo no funciona correctamente cuando en materia de competitividad hay una Europa de cuatro velocidades y mientras a unos les va bien -entre ellos a los del Brexit- a otros no nos va tan bién e incluso vamos a peor.

Respecto al empleo, hay que señalar que España lo está creando y resulta satisfactorio que seamos el país en el que se están generando más puestos de trabajo, pero si esto lo analizamos en clave interna advertimos que hay divergencias significativas entre Comunidades y vemos como en la Tasa de Población Activa Asturias, por ejemplo, se perpetúa en el farolillo rojo año tras año con lo cual allí se viene abajo la estrategia europea de Garantía Juvenil y de hecho los jóvenes asturianos continúan marchándose de su tierra lo que es un drama que repercute en otra situación dramática: el problema demográfico con la población más envejecida de la Unión Europea. Urge impulsar actuaciones en ambos campos: en el del empleo juvenil y en el del envejecimiento.

Finalmente, señora presidenta, un muy breve comentario sobre la cooperación en materia de seguridad y defensa. Me resultó curiosa la noticia recientísima de que Suecia ha recuperado el servicio militar obligatorio que está ligado, según he leído, a la imposibilidad de dedicar un mayor porcentaje de su PIB a estas cuestiones. Suecia tiene sus propias peculiaridades en materia de defensa, pero en España siempre hemos visto a los suecos como precursores y avanzados socialmente, y no está de más recordar el viejo refrán que dice que “cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar”. Espero y deseo que no tengamos jamás que recuperar “la mili” -aclaro con orgullo que yo la hice- pero la defensa y la seguridad tienen un altísimo coste económico que se incrementa cada vez más -bastan ver los anuncios de Estados Unidos y de China-  y resulta obvio que una de las grandes incógnitas con motivo del sesenta aniversario de los Tratados de Roma y de la gran cumbre del 25 de marzo va a estar ligada a la definición de lo que nos une a los europeos pero también a la concreción de los recursos que estamos dispuestos a destinar para afrontar nuestra seguridad y la defensa de Europa que, además, estarán muy condicionados por los cambios derivados de la nueva administración al frente de los Estados Unidos y también a las secuelas del Brexit.

Por mi parte nada más que desearle al Secretario de Estado y a todo el Gobierno un buen Consejo, una buena cumbre en Roma, y que España acredite el gran peso que tiene, que tenemos, en el conjunto de la Unión Europea.

Muchas gracias.

 

Comparecencia del vicepresidente de la Comisión Europea responsable del Mercado Único Digital, Andrus Ansip.

Muchas gracias, señora presidenta:

Buenas tardes, señor Ansip y muchas gracias por comparecer ante las Cortes Generales de España.

A primeros de este año 2017 asumió usted temporalmente la cartera de Economía Digital y Sociedad y sumó estas grandes responsabilidades a las del Mercado Único Digital. Creo que su propio rango como Vicepresidente de la Comisión Europea, unido a la relevancia de las materias de las que usted es responsable, acreditan una apuesta política europea de primer nivel para afrontar este fabuloso proceso de transformación mundial que suponen Internet y las tecnologías digitales.

Sobre su Comisariado gira una parte sustancial para la eliminación de las barreras y los límites que tenemos los europeos y nuestras empresas. Los obstáculos en muchos casos son tecnológicos pero también hay una tarea apasionante desde el punto de vista legislativo y normativo como es la de desbrozar la espesa jungla reguladora y concentrar los mercados nacionales en un mercado único digital de lo que dependerá la creación de muchísimos puestos de trabajo que es la gran prioridad para España y, desde luego, la gran necesidad que tenemos en muchas Comunidades como es el caso de Asturias, mi región de origen.

Permítanme una pequeña licencia personal. Tuve el privilegio de presidir hace casi veinte años la popular “Comisión de Internet” del Senado, que fue el primer órgano parlamentario del mundo que estudió el entonces incipiente fenómeno de las Redes Informáticas y lo hizo en un clima de consenso político. Aquella fue una iniciativa pionera del que hoy es portavoz del Grupo Popular en la Eurocámara, Esteban González Pons, y estoy convencido de que usted y la Comisión encontrarán en él un gran apoyo parlamentario para respaldar la política en pos del Mercado Único Digital porque ante esta revolución tecnológica Europa no puede resignarse a interpretar el papel de consumidor; tenemos que ser productores.

Por lo tanto ojalá el presidente Juncker y la Comisión de la que usted forma parte muy significativa hagan historia. Necesitamos un liderazgo europeo claro que aúne e impulse al conjunto de la Unión y a todos sus países miembros. Un liderazgo en el que la clave sea la “agilidad” porque estamos en una carrera donde nuestra competitividad frente al mundo pasa por no retrasarnos y los cambios regulatorios deberían ser fluidos para permitir el despliegue tecnológico, la fibra óptica, la TDT, la banda ancha de nueva generación, la tecnología 5G y todas las innovaciones que se vayan aplicando.

Señorías, el pasado viernes se publicó el Índice europeo anual de la Economía y la Sociedad Digitales (DESI 2017) en el que España progresó un puesto. Ello nos sitúa a mitad de la tabla de los 28 países miembros, lo que significa que aún tenemos mucho espacio para la mejora como demuestran gráficos y tablas en cuestiones como la conectividad y el número de usuarios de internet, pero sobre todo donde tenemos que corregir carencias los españoles es en el capital humano y en nuestra capacidad para las habilidades tecnológicas digitales, y también necesitamos especialistas informáticos, y más graduados en las ciencias relacionadas, ingenierías, matemáticas, etc.  Por lo tanto, señal de advertencia para España: el nivel de nuestras habilidades y competencias digitales tiene que ser mucho mayor y tenemos que apretar el acelerador en esos temas formativos.

De ahí que junto con cambios regulatorios y normativos ágiles, junto con la armonización legislativa, uno de nuestros retos particulares pasa por facilitar la capacitación tecnológica de nuestros ciudadanos y por lo tanto tenemos que avanzar con urgencia hacia procesos de estímulo para que los trabajadores o los futuros trabajadores adquieran y desarrollen habilidades digitales. 

Como aspectos positivos del DESI parece que las empresas españolas avanzan bien en la integración de la tecnología digital lo cual es un buen referente de cara a los objetivos del Mercado Único Digital.

Señor Vicepresidente, comparto con usted, naturalmente, la necesidad de desplegar infraestructuras y desarrollos tecnológicos de última generación. Es fundamental y parece que España también avanza en este capítulo aunque  debería apostarse mucho más fuerte en aquellos territorios con una parte de la población dispersa como es el caso de Asturias.

El objetivo tiene que ser llegar cuanto antes a toda la población para evitar la discriminación tecnológica porque en España nuestro punto de partida se retrasó como consecuencia de la tardanza en romper el monopolio de telecomunicaciones. Hay que constatar, aunque sorprenda, que la resaca de la liberalización aún colea: hace solo dos meses la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), nuestra autoridad nacional de reglamentación, impuso una multa de cinco millones de euros a Telefónica de España al considerarla responsable de una infracción “muy grave” por incumlimiento de la Oferta de Acceso al Bucle de Abonado (OBA) lo que ha supuesto perjuicios a consumidores y empresas, y pérdidas millonarias para otras compañías de telecomunicaciones.

La conclusión es obvia: es imposible que España transite adecuadamente hacia los objetivos del Mercado Único Digital si aquí hay quien se dedica a poner zancadillas y a torpedear la estrategia, los pilares y la Hoja de ruta para la realización del mercado único digital. Es imposible y desolador porque hablamos del inmediato futuro de nuestro país.

Finalmente, señora presidenta, quiero señalar que los europeos también tenemos que recuperar el terreno que hemos perdido en los desarrollos tecnológicos. Hoy nuestros móviles están fabricados fuera de Europa, pero hace no mucho tiempo que Europa era líder mundial en la fabricación de terminales. Nos han comido la tostada o, peor aún, nos la hemos dejado comer. Los americanos, los japoneses, los surcoreanos, los chinos, nos han inundado con sus móviles y terminales de última generación así que nos toca el contraataque con el desarrollo de redes de última generación para que los ciudadanos y empresas europeas podamos recuperar el terreno perdido y la capacidad de respuesta.

No tengo tiempo para hablar de más cuestiones. Hace dos semanas el Comisario Julian King estuvo aquí mismo y resaltó la cuestión de la ciberseguridad. Tengo la sensación de que los ciudadanos no hemos tomado conciencia de lo que Europa y España se juega en esta cuestión, como países y como ciudadanos particulares, como individuos, porque las nuevas tecnologías tienen como contrapartida que también nos han hecho muy vulnerables. Lo puse de manifiesto en la comparecencia de su colega y lo menciono hoy reiterando, en todo caso, señor Ansip, mi gratitud y mis deseos de éxito en el cumplimiento de los grandes objetivos que se ha trazado para que europeos avancemos hacia un Mercado Único Digital del que va a depender el crecimiento económico y la creación de cientos de miles de puestos de trabajo. Que los españoles también lo notemos.

Muchas gracias.

 

Etiquetas:
UE 

Compartir noticia por email
Imprimir noticia

Juntas Locales

Agenda
Agenda Cascos
Más Asturias 2014 Más Asturias 2014 Más Asturias 2013 Más Asturias 2012 Gobernanza a Tres Turnos Rebeldes con Causa Salir a Flote
El Hormiguero. Último número
Búsqueda Avanzada


C/ Pepe Cosmen Nº 1. 33001 Oviedo.
985202745. Fax 985223554.
http://www.foroasturias.es · sederegional@foroasturias.es
Aviso Legal
Contacto