Foro Asturias en Facebook Foro Asturias en Twitter Foro Asturias en Google Plus
Foro Asturias en Youtube Foro Asturias en Flickr Foro Asturias RSS

11/04/2014
Argimiro Rodríguez: “La liberalización de la cuota láctea acordada por la UE supondrá la puntilla para muchas explotaciones de la cornisa cantábrica”
  • “El PP abandona este sector a su suerte renunciando al Centro Nacional de Competencia Tecnológica de la Leche destinado a Villaviciosa”

  • “Tenemos más de 103.000 parados. Merkel se lleva las manos a la cabeza y dice que no puede ser. Pero nos reducen la flota y nos limitan las capturas para favorecer a otras regiones y estados”

  • “FORO está aquí para llevar la voz de los asturianos a Europa y para rendirles cuentas de lo que allí hagamos, sin necesidad de costosas embajadas, y sin otros intereses que los propios de la región que representamos y el Estado al que pertenecemos”

Intervención de Argimiro Rodríguez, candidato número uno de FORO a las elecciones europeas, en la charla-coloquio sobre los comicios al Parlamento Europeo organizada hoy en Villaviciosa:

 

“El mundo avanza hacia la globalización. Es un hecho incuestionable. Es una tendencia imparable. Gustará más o menos pero es imparable. Se puede y se debe modular. Dosificar. Matizar. Lo que ustedes quieran. Se puede y se debe establecer un ritmo adecuado para que todos los países puedan ir integrándose. Pero es imparable.

En un mundo globalizado necesitamos sentirnos parte de un club con capacidad de influencia en los temas cruciales y que compita en igualdad de condiciones con los grandes países: EE UU, China, Rusia, Japón. Otros vienen por detrás: India, Brasil. Para hacer esta travesía, mejor navegar en un transatlántico que en una goleta. Nuestro transatlántico está gobernado y tripulado por los países de la Unión.

Fue en 1986 cuando España dejó la goleta para subirse al transatlántico europeo, y fue en 1998 cuando, no sin grandes esfuerzos, consolidamos nuestra posición y entramos en el euro cumpliendo los requisitos de Maastricht.

Diez años después, en 2008, logramos encarar la tempestad de la crisis financiera mundial; y seis años más tarde, ahora mismo, puede decirse que lo peor está visto. Aunque algunos miembros del pasaje hayan salido damnificados. Grecia o Irlanda, por ejemplo. Además, todos los ciudadanos europeos hemos sufrido, en mayor o menor grado, las consecuencias de las medidas económicas que han sido adoptadas.

Pero una cosa es cierta: el transatlántico sigue a flote y la goleta se habría hundido. Nos habría ido peor, sin duda. Ahora bien, en el crucero se puede viajar en diferentes categorías. Y debemos aspirar a la mejor.

Europa ha servido para salir de nuestro aislamiento de décadas. Nos ha dado estabilidad política y económica. Ha traído a través de distintos programas los fondos necesarios para hacer frente a los retos del futuro y para financiar las políticas sectoriales de la energía, las infraestructuras, la industria, el medio ambiente, la agricultura o la pesca.

De todas estas cosas nos hemos beneficiado. Hemos recibido ayudas que hemos destinado para los fondos mineros, para la construcción del superpuerto de El Musel, para la variante de Pajares y el AVE, para la autovía del Cantábrico, para los programas de la Formación Profesional y el Empleo, para promover el desarrollo rural, y para un largo etcétera con el que se han llevado a cabo distintos proyectos en diferentes lugares. Todo esto hay que reconocerlo. Y lo hacemos.

Pero no es menos cierto que nuestros astilleros, nuestra minería del carbón, nuestra flota pesquera, nuestros ganaderos y agricultores, han sufrido las consecuencias directas de las políticas europeas decididas en Bruselas y ejecutadas en Madrid. Los fondos recibidos de Europa solo son una compensación, y no suficiente, por lo mucho que Asturias se está dejando en la travesía. No estamos viajando en las clases más cómodas.

Tenemos más de 103.000 parados. Merkel se lleva las manos a la cabeza y dice que no puede ser. Pero nos reducen la flota y nos limitan las capturas para favorecer a otras regiones y estados. Nos cierran los pozos mineros, dicen que por no ser rentables, mientras que en el sector naval nuestros astilleros han de devolver las ayudas fiscales precisamente por ser rentables y competitivos. Las cuotas lácteas excesivamente bajas han impedido el desarrollo de nuestras explotaciones y ahora la eliminación de la cuota, y en consecuencia la sobreproducción –acordada por todos los estados de la UE– puede provocar el golpe de gracia a nuestros productores de leche, que han disminuido un 80% en nuestro país en la última década. Asturias tiene 2.500 ganaderos que se reparten 540,000 toneladas de cuota, alrededor del 8% del total de España.

Igual es por la poca confianza que al Sr. Rajoy le inspira la industria láctea por lo que el Centro Nacional de Competencia Tecnológica de la Leche, que estaba llamado a ser en Villaviciosa referente del sector a nivel nacional y motor de desarrollo para la comarca, se ha quedado en un proyecto aparcado a pesar de que FORO, con una moción en el Senado, intentó recuperarlo con el voto en contra del PP.

Ya ven ustedes que Europa es, fiel a la tradición de sus siglos de historia, capaz de lo mejor y de lo peor. Para lo bueno y para lo malo, ahora somos, más que nunca antes, parte de ella. Porque lo que allí se decide entre todos, a todos nos afecta.

Fíjense si Europa y sus instituciones tienen influencia en España, en Asturias, y en todas las regiones y países europeos. Además de las políticas sectoriales que acabamos de enumerar, en las que el Parlamento Europeo y la Comisión han intervenido decisivamente, hay dos decisiones de enorme calado para la sociedad española y asturiana que han sido decididas por el Tribunal de Estrasburgo y por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Me refiero, respectivamente, al fin de la aplicación de la doctrina Parot, que ha puesto en la calle a terroristas y delincuentes; y al céntimo sanitario, impuesto que ha sido declarado ilegal por el citado Tribunal de Luxemburgo al oponerse a la directiva europea.

Nos quejamos, con razón, que de las instituciones europeas y de su funcionamiento sabemos muy poco. Quienes hasta ahora nos representan no se han preocupado mucho de explicárnoslo. Vienen, piden nuestro voto y, hasta dentro de cinco años, no se vuelven a acordar del ciudadano.

¿Conocen ustedes a alguno que se haya tomado la molestia de contarnos qué asuntos se están votado, por qué ha votado en determinado sentido y qué otras opciones había?

Por eso estamos aquí. FORO está aquí para llevar la voz de los asturianos a Europa y para rendirles cuentas de lo que allí hagamos, sin necesidad de costosas embajadas, y sin otros intereses que los propios de la región que representamos y el Estado al que pertenecemos.

No queremos asistir mudos a que se incremente la desigualdad y el desequilibrio no sólo entre los diferentes países sino entre las comunidades autónomas. Tenemos que defender la continuidad de las explotaciones que suponen el fundamento de Asturias para hacerla más dinámica y competitiva.

El próximo lustro se discutirán en el Parlamento todas estas políticas que nos afectan de lleno. Los asturianos que quieran tener presencia en el europarlamento, que sepan que, por primera vez, pueden contar con un partido que dirá lo mismo en Asturias, en Madrid y en Estrasburgo.

Espero que convenzáis a vuestros amigos y conocidos de que pasen a la acción, que reaccionen frente a lo que les afecta y decidan dar su voto a quienes consideren que mejor van a representarlos.

Si lo conseguís, lo tendrán muy fácil: FORO es su mejor opción”.

Etiquetas:
UE 
AVE 
PAC 
PP 

Compartir noticia por email
Imprimir noticia

Juntas Locales

Agenda
Agenda Cascos
Más Asturias 2014 Más Asturias 2014 Más Asturias 2013 Más Asturias 2012 Gobernanza a Tres Turnos Rebeldes con Causa Salir a Flote
El Hormiguero. Último número
Búsqueda Avanzada


C/ Pepe Cosmen Nº 1. 33001 Oviedo.
985202745. Fax 985223554.
http://www.foroasturias.es · sederegional@foroasturias.es
Aviso Legal
Contacto