Foro Asturias en Facebook Foro Asturias en Twitter Foro Asturias en Google Plus
Foro Asturias en Youtube Foro Asturias en Flickr Foro Asturias RSS

11/12/2013
Presentación del libro “Salir a flote”, de Inaciu Iglesias
Álvarez-Cascos: “Asturias es una gran empresa con un millón de personas a su cargo en la que, sin esfuerzo y sin innovación, sin cambios y sin sacrificios, sobre la holganza y el inmovilismo, no hay futuro de progreso y de bienestar posible”
  • “’Salir a flote’ es ya una provocación por sí mismo porque supone reconocer que los asturianos estamos sumergidos en la marginación y no vivimos en la imaginaria Arcadia de la normalidad que nos inculca la élite de los instalados”

  • “El dialecto asturiano ‘la lengua viva de los asturianos’ como decía Jovellanos, no es nuestro problema más grave, pero sería una irresponsabilidad desdeñar su valor y mucho más irresponsable despreciar su legado”

Discurso de Francisco Álvarez-Cascos en la presentación del libro ‘Salir a flote’ de Inaciu Iglesias, abogado, empresario, Presidente de la Comisión de Economía de FORO y Presidente de FORO Noreña, celebrada hoy en Oviedo:

Inaciu Iglesias me honra doblemente al invitarme a prologar, primero, y a presentar ahora  su nuevo libro “Salir a flote”. Se lo agradezco muy sinceramente. Como presentador del libro se me supone una mínima complicidad con el  autor porque ambos compartimos, al menos, el propósito común de animar a quienes nos escuchen a acercarse a las librerías a buscarlo para adentrarse en su lectura. Les animo a ello sin restricciones porque es una obra que merece la pena.

De entrada, tiene la gran virtud de la emoción porque es un libro muy estimulante y un pelín peligroso. No sé si calificar la obra de Inaciu Iglesias como un libro peligroso puede ayudar a aquel propósito común. Desearía que quien me escuche considere su peligrosidad un aliciente. El título “Salir a flote” es ya una auténtica provocación por sí mismo en cuanto supone reconocer que los  asturianos estamos sumergidos o hundidos en la marginación, y no vivimos en la imaginaria Arcadia feliz de la normalidad que nos inculcan como cloroformo la élite de los instalados. Estos ejercicios de sinceridad no los suele permitir el oficialismo pseudoprogresista que intenta monopolizar en Asturias el pensamiento único, el partido único, el presupuesto único, el periódico único… Y la provocación se convierte en amenaza cuando Inaciu Iglesias comete la osadía de no titularlo “A flotar que son dos días” o “Qué bien se vive flotando” o “No remes, flota y calla”. No, Inaciu Iglesias, por el contrario, proclama en su título que no se conforma con flotar, gran paradigma del inmovilismo asturiano,  sino que amenaza con salir a flote…  y una vez en la superficie ya veremos. Por todo ello, “Salir a flote” es un firme candidato a engrosar el nuevo “Index librorum prohibitorum” que se confecciona en el lado oscuro de la Asturias de la decadencia. Pero no te preocupes demasiado, querido Inaciu, porque creo que también estaba incluido “El Lazarillo de Tormes” y no le fue mal en ventas a su anónimo autor.                                

El autor de esta peligrosa obra no es anónimo; es Inaciu Iglesias, un abogado que no forma parte del Comité de Sabios, un emprendedor  pletórico de optimismo que no se rinde porque está habituado al esfuerzo diario de competir y al ejercicio permanente de realismo para impulsar el cambio a través de la innovación, y lograr de esta forma los beneficios económicos y sociales que sostienen los puestos de trabajo de decenas de personas. Al contemplar Asturias desde su atalaya, al describir sus problemas, al plantear las respuestas para crear riqueza regional y empleo, a Inaciu Iglesias le basta aplicar su propio modelo a la escala del Principado, una gran empresa con un millón de personas a su cargo en la que, sin esfuerzo y sin innovación, sin cambios y sin sacrificios, sobre la holganza y el inmovilismo, no hay futuro de progreso y de bienestar posible. Y si quieren un breve anticipo a modo de tráiler del libro, lean el ensayo “Las verdaderas intenciones” y me darán la razón sobre la gran virtud de la pedagogía que se esconde detrás de la rabiosa actualidad de la parábola del queso que nos cuenta nuestro autor.

“Salir a flote” es un libro que hace pensar y mucho a lo largo de una ordenada sucesión de análisis y diagnósticos de la realidad española y asturiana, acompañada de los correspondientes tratamientos terapéuticos, condensados en la colección de ensayos de un ameno y comprometido escritor asturiano que se autodefine “demócrata, liberal, progresista y asturianista”. De un excelente escritor, como podrá comprobar cualquier lector que decida adentrarse en uno cualquiera de sus interesantes y sugerentes artículos, escritos a lo largo de ocho años de reflexión y de trabajo con lenguaje elegante y persuasivo  que tienen la virtud de cobrar vigencia con el paso del tiempo, hasta el punto de sonar hoy como el estallido de una bomba de racimo mediática en el mediocre conformismo imperante en los círculos de opinión escandalosamente apesebrados en Asturias.

“Salir a flote” también se puede considerar como una excursión amena por el territorio  del pensamiento político de Inaciu Iglesias, en su evolución y su lucha constante por superar las etiquetas nominalistas y perfilar los principios básicos de su asturianismo moderno que se libera del compromiso ideológico y se ensancha hasta transformarse en una actitud cívica capaz de impregnar variadas etiquetas políticas, empezando por la suya propia “liberal y progresista”. Así es explicable su perfecto encaje en los postulados de FORO, que se define en sus Estatutos “como un partido reformista de centro con vocación europea que proclama el reconocimiento del civismo y del consenso constitucional como fundamentos de su acción política, y que tiene como objetivo esencial el progreso político, económico y social de España, de sus Municipios y de sus Comunidades Autónomas, sin privilegios ni discriminaciones por razones de historia, población o riqueza”.

Al proclamarse a sí mismo como un nacionalista asturiano pero un nacionalista constitucional,  el asturianista Inaciu Iglesias se atreve a provocar abiertamente otro debate que él mismo sentencia afirmando que “la palabra asusta; el concepto convence”. A mí lo que realmente me convence es la consistencia del discurso completo y coherente que se condensa en el libro como conjunto inseparable de pensamientos y de acciones propuestas por  su autor. Es verdad que los debates nominalistas son tan etéreos o tan simplistas como se quiera. Pero la acepción más convencional de las doctrinas y los movimientos nacionalistas es su condición de separadores, por  lo que un nacionalismo constitucional, es decir, segregador e integrador al mismo tiempo, es una suma de palabras de significado contradictorio que se anulan entre sí desde el punto de vista nominalista, pero que no se esterilizan en el razonamiento de Inaciu Iglesias como conceptos que buscan un nuevo espacio viable de convivencia.

Para explicar mejor esta búsqueda de nuevas vías de progreso cívico quiero citar unos párrafos básicos del libro que ayudan a entender el pensamiento avanzado de Inaciu Iglesias. “Yo soy claramente partidario de un sistema educativo trilingüe. Pero trilingüe de verdad: asturiano, español ya inglés… Con todo y con ello, este no es el problema más grave que tiene la sociedad asturiana. Ni siquiera para un asturianista; es verdad. ¿Cuál sería entonces ese gran problema? Bueno, en mi opinión, si tuviera que escoger uno, yo diría que son dos: la creación de empleo y el respeto al patrimonio. Y si tuviera que resumir los dos en un concepto nada más, diría que el desarrollo sostenible. Tampoco aquí soy nada original. Lo malo es que lo del desarrollo sostenible suena demasiado a medio ambiente y yo, la verdad, estoy hablando de más cosas”. En estas pocas líneas de su primer ensayo titulado “En cuatro palabras” se condensa de modo visible la gran dosis de sentido común que impregna la preocupación cívica del asturianismo más profundo de Inaciu Iglesias.

El dialecto asturiano del que Jovellanos aseveró que “es la lengua viva de nuestro pueblo; todos le mamamos, por decirlo así, con la primera leche” (1) no es, efectivamente, como reconoce Inaciu Iglesias, el problema más grave de los asturianos, pero sería una irresponsabilidad desdeñar su valor y mucho más irresponsable despreciar su legado. Es una lástima que las pretensiones excluyentes de quienes se parapetan en las lenguas vernáculas para sustituir las viejas fronteras geográficas que desaparecen por otras nuevas fronteras idiomáticas que se intentan levantar artificialmente  estén extendiendo unos recelos hacia la preservación y el fomento del asturiano difíciles de superar por una sociedad en la que los valores del patrimonio cultural no ocupan las preferencias. Por el contrario, quienes como Inaciu Iglesias, entienden e intentan transformar el asturianismo en una actitud cívica abierta e integradora, que enriquece a todos los asturianos y suma a todas las siglas políticas, serán capaces de ganar adeptos a una gran causa. Me confieso uno de ellos, y por eso les invito a leer el libro “Salir a flote” que estamos presentando.

 

(1) Jovellanos, Gaspar, Melchor de. Obras Completas. Tomo IX. Pag. 260. Ed. Instituto Feijoo siglo XVIII, Ayto de Gijón y KRK.

Etiquetas:

Compartir noticia por email
Imprimir noticia

Juntas Locales

Agenda
Agenda Cascos
Más Asturias 2014 Más Asturias 2014 Más Asturias 2013 Más Asturias 2012 Gobernanza a Tres Turnos Rebeldes con Causa Salir a Flote
El Hormiguero. Último número
Búsqueda Avanzada


C/ Pepe Cosmen Nº 1. 33001 Oviedo.
985202745. Fax 985223554.
http://www.foroasturias.es · sederegional@foroasturias.es
Aviso Legal
Contacto